Consejos poker: Sé mejor que tus rivales

No hace falta ser el mejor jugador del mundo; para ganar al poker solo tienes que ser el mejor jugador de tu mesa.

La serie de artículos "Consejos poker" están destinados a aficionados que están iniciándose en el mundo del poker, de forma que las afirmaciones y conceptos que aquí se abordan tienen el objeto de iniciar y acercar el juego de forma sencilla a todos aquellos que están interesados en aprender a jugar a poker desde los cimientos.

Muchísima gente cree erróneamente que para ganar jugando al poker hay que ser muy bueno; el mejor. Esto es cierto pero solo en parte; realmente no es necesario.

Cuando jugamos a poker vamos a enfrentarnos a una serie determinada de rivales, aquellos con los que nos encontremos en la mesa de una sala. No vamos a enfrentarnos a Patrik Antonius o a Isildur en nuestras mesas. Probablemente nos vamos a encontrar a jugadores de un nivel muy similar al nuestro y nuestro objetivo real debe ser batirles a ellos y, cuando lo hagamos, entonces podremos pensar en avanzar.

Lo importante es intentar no enfrentarse, en la medida de lo posible, a rivales que creamos o sepamos son mejores jugadores que nosotros.

Selecciona a tus rivales

Cualquier jugador de niveles medios o bajos tiene una buena cantidad de mesas a su disposición y puede permitirse el lujo de seleccionarlas. Igualmente, cuando jugamos al poker en vivo podremos cambiar de mesa si en la que nos encontramos hay rivales muy duros o no nos encontramos cómodos.

El problema es que mucha gente juega a poker por una cuestión de ego o, al menos, el ego controla una gran parte de sus decisiones a la hora de saber a quién tiene que enfrentarse. Quieren demostrarle al mundo que son mejores que el resto y tratan de jugar en las mesas con mejores jugadores y subir niveles hasta el infinito. 

Por supuesto, alguno lo consigue, y podemos verlos jugando heads-up de cifras estratosféricas. Pero, por cada ego maníaco exitoso que ha ignorado la gestión de banroll, una cantidad ingente acaba dilapidándolo y, probablemente, con su ego por los suelos. 

Haz que esto no te suceda a ti 

No te creas mejor jugador que nadie, busca sentarte en mesas donde sepas claramente qué fallos vas a explotar de tus rivales y no te precipites a la hora de subir un nivel. Y, siempre, ten en cuenta que bajar de nivel no es un paso atrás, sino uno adelante. Saber dar este paso te hará seguir ganando dinero y mejorando tu juego, en vez de perderlo y arruinarte.

Por todo esto, uno de los mejores consejos que te van a dar como jugador de poker es que seas consciente del nivel que tienes e intentes enfrentarte a rivales que sean peores jugadores que tú. Esto te permitirá avanzar en tu carrera como jugador de forma exitosa y, paso a paso, podrás mejorar tu juego hasta alcanzar tus metas.

Comentarios