Constant Rijkenberg, de héroe loco a timador

Loco me he quedado esta mañana cuando he realizado mi repaso a los weblogs de poker y he llegado al weblog de Riding the F Train.

Y no es para menos, y es que según parece Constant Rijkenberg, quien hizo de las suyas una vez tras otra para llevarse el título en el EPT más grande de la historia hace unas semanas en San Remo, con un juego digamos que poco ortodoxo (que le pregunten al bueno de Juanma Pastor, que tuvo que retransmitirlo), habría tratado de timar a los jugadores que decidieron bancarle.

constant rijkenberg

El holandés dijo en PokerStars que venía bancando al 50%, de hecho, eso mismo pensaba la gente que le había bancado. Pero no era así, Constant quiso ser el más listo de todos y vendió un total de entre el 130 y el 160% del buy-in.

Lo cual me lleva a concluir que muy listo tampoco tiene que ser, y es que si vendes más del buy-in, no tienes que entrar en premios, puesto que ahora el jugador debe aproximadamente entre medio millón y un millón de euros más de lo que ya de por sí ganó, un millón y medio.

El foro de 2+2 tiene un largo hilo con todo lo concerniente a este asunto, en el cual se comenta, por supuesto, que hay muchos de los que bancaron a Rijkenberg aún por cobrar. De hecho, en ese hilo, Barry Greenstein en persona comenta cómo le parecía que el holandés jugaba para perder, a lo cual añado yo HE FAILED BIG TIME!.

Desde luego, vivir para ver.

Comentarios