Dan Bilzerian: “Phil Ivey acaba de arruinarse”

El excéntrico baller americano concede una entrevista a CardPlayer en la que toca varios temas, entre ellos, la larga lista de cadáveres que el poker ha dejado por el camino.

En los últimos meses, sobre todo gracias a las redes sociales, hemos podido ir conociendo un poco más y mejor las aventuras y andanzas de un personaje tan envuelto en el misticismo como es el caso de Dan Bilzerian.

"Mientras otros caen, yo subo pelando ballenas".
"Mientras otros caen, yo subo pelando ballenas".

Corría el mes de agosto cuando publicamos un artículo sobre este excéntrico jugador: Dan Bilzerian, ¿el rey de los ballers? Desde entonces, sus apariciones en Twitter e Instagram no han dejado indiferente a nadie, máxime después de que su amigo Jay Farber acabara en 2ª posición del Main Event de las WSOP bancado por el propio Bilzerian.

Los excesos de este habitual del Aria ni tan solo pasaron por alto para gente tan ajena al mundo del poker como puedan ser Andreu Buenafuente y su equipo. En uno de los últimos programas de “En el Aire” de 2013, el late-night de La Sexta hacía un hueco para mostrar el mundo de glamour en el que se mueve este jugador.

Pero en cambio, son muy raras las ocasiones que Dan Bilzerian deja a un lado las redes sociales para aportar su testimonio a un medio especializado. Recientemente lo ha hecho con los compañeros de Cardplayer, concediéndoles una extensa entrevista de la que hoy nos hacemos eco.

En ella habla un poco de todo lo que le rodea. Las partidas de límites astronómicos, sus sesiones millonarias, su hipotética participación en “The Big One for One Drop” o tantas otras cosas, dejando por el camino alguna perla sobre jugadores más que consagrados. A continuación os dejamos los fragmentos más interesantes de dicha entrevista.


Sobre sus primeros pasos

Cuando iba a la Universidad mi hermano me enseñó a jugar, eso sí, después de desplumarme todo el dinero que estaba recibiendo del ejército (que por entonces eran unos 4.000$ al mes). Después de eso, recuerdo jugar algunas partidas en vivo de límites bajos, tal vez de 100$ de buy-in o algo así. Tras esto, empecé a jugar online, pero me di cuenta que lo único que hacía era regar mi dinero. Al finalizar mi segundo año  en la Universidad, estaba completamente en la ruina.

Después de entrar en bancarrota necesitaba hacer algo de dinero, así que vendí unas cuantas armas que tenía y ese fue el punto de inflexión. Por entonces estaba jugando como un auténtico tarado. Tras perder todo mi dinero, me puse a jugar algo más conservador, pero aún y así, los de mi alrededor seguían pensando que estaba chalado, hasta que alguien me enseñó las notas que tenía de mí en su base de datos. Así que tomé cartas en el asunto e intenté empezar a explotar mi imagen cuando tenía buenas manos. Empecé a adoptar el estilo “loose-agresive”, que tan de moda se ha puesto hoy en día.

Sobre su juego hoy en día

Me siento cómodo con él. Obviamente no soy tan bueno como todos estos jóvenes expertos de internet, pero puedo jugar partidas privadas con hombres de negocios y de más celebridades. Sé cuando comparto mesa con gente que juega por diversión y me aprovecho de ello. Del mismo modo, sé que estoy muy lejos de los mejores.

Sobre su participación en los límites astronómicos

No puedo decir demasiado sobre el día que gané los 10,8 millones. Lo único que puedo decirte es que estábamos jugando con ciegas 5.000$-10.000$ NL Hold’em.

Hace tiempo jugué en una mesa aún mayor,  de ciegas 10.000$-25.000$ NL, la mayor que he jugado hasta ahora. He escuchado hablar de partidas aún mayores, pero yo no participé.

(Risas) ¿Las mesas de límites tan altos? Sé que es una locura. En aquella partida de los 10 millones, jugaba contra un solo rival, y se negaba a apostar otra cosa que no fueran objetos tangibles. Recuerdo que durante varias rondas de apuestas iba diciendo: “Apuesto un Mercedes”, y metía 100.000$ en el bote. “Apuesto un Ferrari” y metía 300.000$ en el bote. “Apuesto un Bugatti” y metía 1 millón en el bote. Así eran sus apuestas. Todas sus apuestas las hacía comparándolas con objetos materiales.

Cuando pienso que no mucho tiempo atrás estaba jugando en límites mucho más bajos, me parece surrealista. Obviamente, no es nada normal poder ganar o perder 10 millones en una sola noche. Es algo de locos, independientemente de cuánto dinero tengas, especialmente cuando destinas parte de tu dinero a obras de caridad, y te das cuenta de cuántas personas podrían vivir con ese dinero. Incluso si tuviera 1 billón de dólares, 10 millones seguiría siendo muchísima pasta.

[…]

Sobre la comunidad del poker actual

Bueno, digamos que para mí es un colectivo bastante degenerado. Me refiero a que es un trabajo bastante duro ser jugador profesional de poker, teniendo en cuenta que en cualquier momento puedes acabar “busto” como muchos otros. El tema es que cuando coges la racha ganadora, muchos piensan que seguirán así toda la vida. Por otro lado, cuando catas las partidas más altas, se hace muy duro volver a límites más bajos aunque sepas que eso es lo más conveniente para tu continuidad. Imaginemos que tu banca es un millón, y te pones a jugar en una partida donde el buy-in es de 100.000$. Si pierdes eso dos o tres veces, imagina… Hay muchos ejemplos de buenos profesionales que han busteado. Mira el ejemplo de Tom Dwan, o Phil Ivey, quien también acaba de arruinarse. No hay una lista muy larga de jugadores que se hayan pasado toda la vida ganando…

Sobre si jugará el Big One for One Drop

Lo más probable es que no. No soy un jugador de torneos. Lo más probable que haga será poner dinero en unos cuantos jugadores, como hice en 2011. Cuando juego, intento sentirme con ventaja sobre mis rivales, procuro evitar a los pros. Además, si te digo la verdad, no me gusta jugar poker durante tanto tiempo, así que si tengo la oportunidad de comprar una parte a alguno de los mejores jugadores que participen, eso haré. En mi opinión tiene más sentido.
 

Comentarios