Daniel Negreanu: “Entiendo que todo esto se tome como una promesa inclumplida”

El jugador canadiense, cara visible de PokerStars, manifiesta su comprensión sobre el sentir de los jugadores a causa de los cambios propuestos por la sala de la pica roja en su sistema VIP.

Al mismo tiempo que los jugadores de mayor volumen en PokerStars promueven una huelga de ratones caídos en la sala de la pica roja a causa de los recortes de ésta en su sistema VIP, Daniel Negreanu aparece en el podcast de Joe Ingram para hablar del tema.

Dando la cara.
Dando la cara.

El canadiense, lejos de escurrir el bulto, afronta esta problemática sabiéndose cara visible de la sala de poker online más importante del mundo. Negreanu, en su función de embajador de la sala, apareció ayer en directo, contestando durante más de una hora y media las preguntas del cada vez más popular entrevistador.

Aunque siempre se ha mostrado como partidario de las medidas tomadas por PokerStars manifestando que era algo que tenía que suceder de un momento a otro por la sostenibilidad del sistema, sí es cierto que el canadiense ha sorprendido con parte de sus declaraciones frente a Joe Ingram, en la parte inicial de su intervención. 

Negreanu, lejos de defender a capa y espada a la organización que le patrocina, se ha mostrado crítico con algunas cosas, principalmente con la forma en que se han hecho las cosas y sobre todo con el marco temporal elegido. De hecho, califica de “promesa inclumplida” esta decisión.

Ellos (los jugadores) estaban avisados de que se producirían grandes cambios en el sistema VIP, aunque estoy de acuerdo en que la forma de comunicación ha sido errónea. Si quieres implementar estas medidas, entiendo que haciéndose como se ha hecho, se tome como una promesa incumplida.

He estado discutiendo sobre este tema cerca de un mes, tanto con gente ajena como con gente relacionada con el mundo del poker. Entiendo que legalmente Amaya esté capacitada para tomar estas decisiones. Intentar cuestionar esto o emprender una batalla por ese flanco no es otra cosa que perder el tiempo. En ese sentido, el que vaya por ahí está drawing dead. Hay otras industrias que han hecho cosas parecidas. 

Sin embargo, entiendo que si seguimos por donde van las cosas, se entiendan estas medidas como una promesa que estamos rompiendo. Hasta el 11 o el 12 de noviembre, todo el mundo podía leer en la web de PokerStars cómo era esta promoción, por lo que no cumplir esto, entiendo que es una promesa rota. He escuchado muchos argumentos que niegan esto, y debo admitir que tenemos claras discrepancias al respecto. 

En las últimas semanas he estado en contacto con David Baazov, Eric Hollreiser, con toda la plana mayor y quiero dejar claro que aunque en algunas cuestiones no esté de acuerdo con ello, estos cambios eran completamente inevitables […]. 

Entiendo que no hay ninguna otra sala que pueda ofrecer recompensas o un sistema VIP como PokerStars. El tema principal es que la cantidad de dinero que entra en las salas, es menor que el dinero que se les está pagando como recompensa VIP a los Supernova Elites. Esto es algo que no es sostenible en el tiempo. Evidentemente, hay otras sumas de dinero por el medio del proceso, que mantienen la maquinaria girando… Lo que quiero decir es que algo se tenía que hacer al respecto. 

En lo que discrepo, repito, es en que se debería cumplir una promesa que se había hecho. Si propusieran aplicar los cambios el 1 de enero de 2017 o incluso cambiar el sistema VIP por completo, estarían en su derecho y lo comprendería. Tal vez a muchos no les gustaría, podrían pensar que no es justo, que las mesas no se podrán batir, lo que sea. En cualquier caso, sería una forma más honesta de enfocarlo. Si a un jugador no le gusta, estaría en su derecho de buscar otra sala donde jugar. Sin embargo, entiendo que de esta forma la situación es distinta. Mucha gente ha trabajado muy duro en algo, basado en una promesa, y en cambio no van a encontrar la recompensa que se les había prometido. Y este, en mi opinión, es el principal problema en toda esta situación. 

¿Qué te parecen estas declaraciones del jugador canadiense? ¿Te sorprende el tono crítico utilizado? ¿Servirá de algo esta intervención pública para que los mandatarios de PokerStars reflexionen?

Comentarios