Daniel Negreanu habla sobre las VPN y sobre el espectáculo en las mesas televisadas

Durante la última semana, Daniel Negreanu ha mostrado su opinión sobre el uso de las VPN, asegurando que no las considera trampas. En cuanto al espectáculo, echa de menos que los jugadores muestren sus emociones en la mesa.

Si por algo es conocido Daniel Negreanu es por dar su opinión sobre cualquier tema a través de Twitter. El canadiense utiliza la red social como su principal canal de comunicación con la comunidad y rara es la ocasión en la que comenta un tema y no llueven decenas de comentarios.

En la última semana ha comentado sobre dos cuestiones controvertidas a la par que interesantes. Por un lado decidió abordar el tema de las VPN dejando clara su postura que el hecho de usar una VPN desde un estado donde el poker online es ilegal, no dista mucho de aquellos que como él crecieron jugando en partidas ilegales.

Negreanu quería conocer la opinión de la comunidad al respecto y decidió lanzar una encuesta a través de la red social, preguntando si consideraban tramposos a aquellos que jugaban con VPN desde Estados Unidos en salas donde se prohíbe a los jugadores americanos en vez de conducir hasta el extranjero para poder jugar.

Como era de esperar, surgieron opiniones para todos los gustos. Nial Farrell se posicionó en el lado de los que les es indiferente si un jugador juega contra él a través de VPN o no.

Otros jugadores como Sergio Cabrera, dejaron claro que sí consideraban el uso de VPN como trampas en el momento que hay jugadores que dejan la comodidad del hogar y a sus familiares y amigos para jugar de forma legal desde otro país.

El punto de vista de Negreanu puede ser comprensible, tanto en cuanto que un jugador no hace trampas directas contra otros jugadores durante la partida. No usan programas prohibidos ni nada por el estilo, y al final el canadiense entiende que el jugador sigue siendo el mismo juegue desde el punto A o el punto B, además menciona en otro tuit que en caso de ser cazado el único perjudicado es el jugador tras la VPN.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta el punto de vista que menciona Sergio en su tuit. Que un jugador juegue a través de VPN desde su hogar cuando está prohibido, puede suponer cierta ventaja a nivel mental gracias a vivir en su entorno habitual cerca de sus familiares y amigos. Otro jugador que siga las normas y se mude a otro país para poder jugar de forma legal, tendrá que lidiar con un idioma nuevo, otro clima, no ver a los familiares y un sinfín de problemas que surgen cuando te mudas a otro país, factores que sin duda podría llegar a afectar al juego de una persona.

Es un tema complicado, ¿vosotros qué opináis?

Todo por el espectáculo

La otra conversación interesante que ha generado Negreanu este fin de semana, ha surgido a raíz de un tuit de Joe Ingram en el que aparece Luke Schwartz perdiendo los papeles durante una mano contra Benyamine.

Negreanu contestó al tuit de Ingram mencionando a Matt Berkey, comentando que esa sería el tipo de mano por la que el encendería la tele. Berkey contestó diciendo que si ahora nadie muestra sus emociones es porque nadie está ‘gambleando’ y que la única emoción que se puede ver ahora va asociada al enfado o tilt respecto a la suerte en una determinada mano.

Esto derivó en una larga conversación  muy interesante (que os recomendamos leer si sabéis inglés) en la que resumidamente, Negreanu dijo que sigue habiendo jugadores que muestran sus emociones, pero no en los high stakes, y que por ello piensa que los streamings deberían centrarse en stakes más bajos porque el espectáculo es mayor.

Berkey se mostró en desacuerdo diciendo que el poker es un juego profesional y que merece una cobertura seria que esté a la altura, aunque ello dependa de jugadores que no muestren sus emociones a la cámara.

¿Vosotros qué opináis? ¿Echáis de menos que los jugadores muestren sus emociones y sus nervios a flor de piel o disfrutáis de la frialdad de los high rollers?

Comentarios