En aplicación de lo dispuesto en el Real Decreto-ley 11/2020, a partir de hoy y durante el periodo del estado de alarma, no publicaremos ningún contenido promocional, publicitario o que fomente las actividades de juego. Por tanto, en adelante, nos limitaremos a publicar noticias y artículos de opinión.

Doyle Brunson sigue teniendo pesadillas tras rechazar 230 millones por su sala antes del Black Friday

La leyenda americana se ha dejado ver por twitter de nuevo y ha recordado la historia de cuando rechazó una oferta millonaria por la Doyles Room.

Más vale pájaro en mano que ciento volando. Si Doyle Brunson hubiera conocido el refranero español, tal vez hoy no seguiría teniendo pesadillas tras rechazar una oferta millonaria por la sala de poker que llevaba su nombre.

Aunque ya contamos esta historia en Poker-Red hace un par de años a raíz de un tuit de Brunson, ha sido otro tuit de ‘Texas Dolly’ el que nos ha hecho volver a escribir sobre ella.

El padrino del poker ha vuelto a aparecer por Twitter para responder a un mensaje publicado por Brian Koppelman. Tal vez el nombre de Brian Kopppelman no te suene mucho y no sepas ubicarlo, pero si os decimos que es el director de la mítica película ‘Rounders’ seguro que la cosa cambia.

El caso es que Koppelman preguntó hace unos días a través de Twitter, que cuánto tenía que ganar una persona al año o cuánto dinero debía de tener para que fuera considerado como alguien rico. Brunson respondió: “He preguntado esta cuestión muchas veces. Rechacé una oferta de 235 millones por la Doyles Room antes del Black Friday y esa decisión todavía me persigue hasta el día de hoy. Pensé que iba a valer el doble y lo hubiera valido… ¿En qué cifras estoy pensando? En 500.000 $ y en 20 millones.”

Puede que seas Doyle Brunson, puede que lleves toda una vida jugando al poker como profesional, incluso puede que hayas recibido más bad beats en los tapetes que nadie, pero la vida siempre te puede preparar un bad beat peor. Y menudo bad beat.

El mítico jugador americano era el dueño del 50% de Doyles Room en pleno ‘Boom’ del poker durante la primera parte de la primera década de los años 2000. No es que la sala fuera una de las que más tráfico generaba, pero en pleno boom prácticamente todas gozaban de buena salud. Así lucía la mítica sala.

Por aquel entonces, Doyle Brunson ya era toda una leyenda del naipe y ya era apodado ‘el padrino del poker’. Aparecía de forma regular en programas como High Stakes Poker y sin duda era uno de los jugadores más famosos. Asociar su imagen a la sala fue un gran movimiento hasta el punto de que otra sala (al parecer Paradise Poker) llegó a ofrecer a Brunson y a sus socios un total de 236 millones de dólares para adquirir la Doyles Room.

Nadie predijo que en abril de 2011 llegaría el Black Friday con el que el gobierno americano iba arrasó con todas las salas de poker online a pesar de que en el 2006 ya habían iniciado un proceso hostil contra ellas y el juego online con la publicación de la Unlawful Internet Gambling Enforcemente Act (UIGEA).

Brunson recibió esa oferta millonaria antes de que llegara el Black Friday, pero él y sus socios estimaron que no era suficiente dinero y rechazaron la oferta. Tras el Black Friday, en el mismo 2011, la sala terminó vendiéndose a Americas Cardroom por una cifra que nunca ha trascendido, aunque seguro que fue muy inferior a la oferta que un día tuvieron sobre la mesa porque Brunson sigue teniendo pesadillas a día de hoy.

Comentarios