EPT Barcelona 2006: el año en que Phil Ivey acarició la victoria

El mejor jugador del mundo nunca estuvo tan cerca de ganar una prueba del EPT como lo estuvo en Barcelona en 2006. Acabó segundo solo por detrás de Bjorn-Erik Glenne, en una cita que seguía creciendo.

Una vez finalizada la segunda temporada del ya asentado European Poker Tour, el circuito continental volvía a la capital catalana para una vez más, dar el pistoletazo de salida a un nuevo curso pokerístico, otra vez con ciertos cambios respecto a la edición anterior.

De haber ganado, ya tendría la Triple Corona.
De haber ganado, ya tendría la Triple Corona.

La primera temporada, en la parada que ganó Alex Stevic, el buy-in fue de 1.000€, un año después, Jan Boubli tuvo que pagar 4.200€ para inscribirse en el torneo que acabaría ganando, siendo así un cambio considerable en el precio de participación. Esta tendencia, lejos de frenar, continuó creciendo hasta los 5.000€, precio en el que se fijó no solo la etapa de Barcelona sino también el resto de paradas del circuito a excepción de la Grand Final de Montecarlo.

Pero el precio de inscripción no fue lo único que creció de una temporada a otra. También el número de participantes y por ende la bolsa de premios registró un sustancial crecimiento.

Mientras que en 2005 fueron 325 los jugadores que se desplazaron hasta orillas del Mediterráneo, tan solo 365 días después, esa cifra aumentó hasta los 480 jugadores, entre los que se encontraban algunos de los que ahora resultan ser auténticas figuras del naipe.

El torneo reservó 45 plazas a puestos premiados, entre los que se lograron clasificar jugadores de la talla de Ilari Sahamies, JP Kelly, Roland de Wolfe, Johnny Lodden o Noah Boeken, si bien todos ellos se quedaron fuera de la mesa final.

Ésta tuvo sin ningún género de dudas un claro protagonista. La presencia de Jeff Lisandro se vio completamente eclipsada por la de Phil Ivey, quien por entonces ya era una figura consagrada del poker mundial.

Ivey hizo todo lo posible para conseguir el triunfo, pero el noruego Bjorn-Erik Glenne lo impidió, llevándose así un primer premio valorado en 691.000€, mientras que el californiano se embolsaba la nada insignificante cantidad de 371.000€, en la que significaba ser su primera caja en el circuito European Poker Tour.

Por lo que se refería a los intereses españoles, después del "rosco" que nos llevamos el año anterior en Barcelona, sin conseguir que ningún español siquiera se colara en puestos de premios, en 2006 se evitó repetir la misma historia, y fueron dos los jugadores nacionales que se clasificaron entre los 45 primeros.

Marga González y Ángel Puras Blanco fueron los dos españoles que nos representaron en el paso por caja. Cayeron los dos de forma prácticamente consecutiva, Marga en 19ª posición mientras que Ángel  lo hacía en la 22ª. En cualquier caso, ambos se llevaron idéntico premio: 11.500€.

EPT 3 Barcelona 2006
Inscripciones 480
Buy-In 5.000€
Jugadores en premios 45
Ganador Bjorn-Erik Glenne
Premio ganador 691.000€
Españoles ITM 2
Mejor español/a Marga González (19ª - 11.500€)

Si quieres volver a recordar lo que ocurrió en aquella mesa final celebrada en septiembre de 2006, no te pierdas su retransmisión comentada por todo un campeón del Main Event de las WSOP como era Greg Raymer.

Comentarios