EPT Open MadridTiago Pereira partirá como líder en la mesa final del EPT Open Madrid

El luso se hizo con el mejor stack y tendrá la obligación de llevar la voz cantante en una FT en la que se ha colado el español Paúl Lozano.

El PokerStars EPT Open Madrid 2019 alcanzó ayer la mesa final tras una jornada en la que los 56 jugadores que comenzaban quedaron reducidos a solo ocho. De ellos, el mejor colocado para hacerse con el título de campeón, y con el premio de 198.500€ reservado para esa posición, es el luso Tiago Pereira, que logró cerrar su bolsa con unos impresionantes 6,2 millones de puntos.

Pereira tuvo un día 3 para enmarcar. Comenzó con un stack de 979.000 y supo gestionarlo de la mejor manera más eficiente para terminar como líder absoluto de los que lucharán por la victoria en la jornada del domingo. Su principal virtud fue pasar desapercibido y apretar a sus oponentes cuando fue necesario. Sin duda, será uno de los jugadores más difíciles de batir cuando las cartas vuelvan a volar.

Jakub Gregorek (6 millones) y Guisseppe Rosa (5,8 millones) fueron los que más se acercaron al tuga y comenzarán el último día de juego con muchas opciones de pelear por la victoria.

Entre los supervivientes solo tenemos a un español y no es otro que el jugador de Castellón Paúl Lozano, un rostro más que conocido del poker patrio. Lozano tuvo que pasar por algunos momentos críticos durante la jornada de ayer, pero lo importante es que ha llegado hasta aquí y que su experiencia y nivel en las mesas le dan muchas opciones de lograr uno de los mejores pinchazos de su carrera. Su stack cuenta solo con 20 ciegas, pero estamos seguros de que va a ser muy complicado quitárselas.

Estos son los stacks de los jugadores que siguen pie antes del Día 4 de competición.

Acción del Día 3

La jornada de ayer comenzó con 56 jugadores, pero ese número se redujo de inmediato. En solo cuatro niveles los supervivientes se habían quedado en la mitad. Por desgracia, entre los primeros eliminados estaban algunos de los nuestros. Jugadores como José Alberto López “joslopgon”, Jorge Sutil, César García, Jaime Guinea o el Team Pro de PokerStars Ramón Colillas. El ganador del PSPC tuvo la oportunidad de doblarse con as-jota contra reyes y consiguió un buen stack, pero poco después recibió una damas que se estrellaron contra los reyes de Yao Zhengming, lo que le dejó con solo tres ciegas que poco después se fueron al centro sin éxito.

Por aquel entonces, Paúl Lozano se dedicaba a amasar puntos y se codeaba con los puestos de cabeza. Logró eliminar al italiano Gasperino Giacomo tras chocar ambos preflop con ases contra jotas y poco después dejó tiritando al español Sergio Romero en una de las manos más grandes que vimos en ese inicio de día.

La acción comenzó con Paúl Lozano limpeando en primeras posiciones y tres jugadores más apuntándose a la fiesta cuando Sergio Romero estaba en la ciega grande. Romero se tomó unos segundos para analizar la situación, salivó pensando en el dinero muerto que podía rascar en esa mano y se movió all in poniendo en riesgo a todos sus rivales. El problema es que Lozano parecía tener el plan preparado y no tardó demasiado en mover su stack al centro. El resto de jugadores se quitaron del medio y los españoles se quedaron solos para jugarse un botazo.

Romero:  js
 8c

Lozano:  ad
 qs

Lozano iba por delante, pero las cartas de Romero estaban muy vivas. Tanto es así, que el flop le dio ventaja tras mostrar  8h
 2h
 4c
. El turn fue un  7s
que no ayudó a ninguno de los dos a mejorar y, como suele ocurrir en estos casos, todo quedó pendiente del river. El dealer quemó carta con toda la parsimonia y dio la vuelta a una  qh
que dio un giro inesperado a la mano. Eso llevó a Lozano hasta los 2 millones de puntos y dejó a Romero con solo 500.000.

Poco después, Sergio Romero se jugó un flip por su supervivencia en el torneo contra Richards Liu y el asiático lo mandó a la lona en la posición 22. Tras él, y en el espacio de una hora, se despidieron otros como Brian Bradley (21.º), Alexander Thiel (20.º), Thomas Quaade (19.º), el español Emilio Navarro (18.º) y el asiático Sheng Ye (17.º).

El torneo se quedaba con 16 jugadores y entraba en la que probablemente fue la fase más farragosa del día 3. La organización realizó el último redraw antes de la mesa final y con todos sentados en sus nuevos puestos hubo que esperar un buen rato para ver al siguiente jugador coger el camino del mostrador de caja.

Fue el nipón Hideki Takafuji (16.º) el que inauguró la siguiente ronda de eliminados y uno a uno le fueron siguiendo otros como Martin Paap (15.º), el luso Eduardo Cartigo (14.º), la veterana del EPT Britt Petersen (13.º), Anthony Nicholls (12.º) y Marko Boskovik (11.º) cuya eliminación dejó el torneo en burbuja de mesa unificada, que no de mesa final.

Al contrario de lo que pudiese parecer, esa situación se resolvió mucho antes de lo que cabría esperar. Más o menos lo que tardó Yao Zhenming en pensar que sus cincos eran buenos para meterle presión al italiano Giusseppe de Rosa, que no tuvo problemas para bajarle dos hermosos reyes en una guerra de ciegas.

En ese periodo, Paúl Lozano vivió uno de sus peores momentos. El de Castellón se quedó con apenas un puñado de ciegas, pero logró remontar la situación gracias a un flip que cayó de su lado. Después de eso logró ganar algún bote más, pero bastante tuvo con evitar que sus 2 millones de puntos no se esfumaran antes del final del día.

La organización del torneo informó entonces a los jugadores de que tendrían un descanso al finalizar ese nivel y que a la vuelta de ese descanso se jugarían solo 40 minutos del siguiente nivel antes de irse a casa. La idea era que la jornada terminase con solo ocho jugadores y eso fue justo lo que ocurrió.

Una vez que los 9 volvieron del descanso, Stefano Schiano fue el principal protagonista y no precisamente para bien, al menos para él. En solo unos minutos fue capaz de doblarse y de caer eliminado, lo que alegró la noche al resto.

En su última mano, Schiano hacía open-push por poco más de 10 ciegas y se encontraba con el call de Jakub Grzegorzek. El italiano tenía  as
 jd
, pero lo iba a tener complicado para superar a las  qs
 qh
de Jakub. No lo logró y el resto de participantes respiraron tranquilos al saber que habían conseguido una plaza en la mesa final.

La última jornada de juego comenzará el domingo a las 12:00 en las instalaciones de Casino Gran Madrid, aunque no podremos dar información hasta que comience la retransmisión en directo (12:30), que un día más estará encabezada por Guillermo Sanz y Alberto Pérez, a los que un día más acompañará Rubén White. Los jugadores tendrán que terminar los 35 minutos que quedan del nivel 29 con ciegas 50.000/100.000 y ante de 100.000

Comentarios