En aplicación de lo dispuesto en el Real Decreto-ley 11/2020, a partir de hoy y durante el periodo del estado de alarma, no publicaremos ningún contenido promocional, publicitario o que fomente las actividades de juego. Por tanto, en adelante, nos limitaremos a publicar noticias y artículos de opinión.

La evolución de los setups para jugar al poker online: Monitores

A lo largo de los años la configuración de los setups ha sido una de las discusiones interminables dentro de la comunidad. Hoy hacemos un repaso de lo que probablemente sea lo más importante: Los monitores.

El poker online ha evolucionado mucho desde que viera la luz el 1 de enero de 1999 y con él la forma en la que los jugadores se han sentado en los tapetes virtuales.

Aunque en los últimos años han sido los e-sports los que han obtenido todo el protagonismo respecto a cuestiones como ratones, teclados, pantallas e incluso las sillas, lo cierto es que los jugadores de poker han estado discutiendo sobre estos temas desde hace ya más de dos décadas.

La elección de un determinado setup es algo muy personal, la configuración que le guste a un jugador puede no gustarle a otro y por eso en este artículo no hemos venido a determinar cuál es el setup definitivo. Lo que si que vamos a hacer es un breve recorrido de la tendencia que se ha ido siguiendo especialmente a lo largo del tiempo para que os sirva de inspiración a aquellos que estéis pensando en mejorar vuestro cuartel general para grindar.

Los monitores

La elección de qué monitor o qué monitores usar es probablemente una de las elecciones más importantes a la que todo jugador se enfrenta tarde o temprano.

La evolución de los setups en este sentido siempre ha sido una consecuencia de las necesidades del grinder. Cuando alguien comienza a jugar online suele hacerlo desde su portátil o desde un ordenador de sobremesa con una sola pantalla. El punto de partida es el mismo para la mayoría de la gente, da igual que nos situemos en la actualidad o 15 años atrás.

Una única pantalla siempre ha sido más que suficiente para abrir unas pocas mesas como toma de contacto con el poker online, pero tarde o temprano un solo monitor se queda pequeño. La necesidad de abrir más y más mesas para poder ‘multitablear’ de forma cómoda sin que unas mesas se solapasen con otras, hizo que los grinders online comenzaran a adquirir más monitores. Óscar Serradell ‘mendalerenda’, uno de nuestros jugadores más laureados, ya usaba dos monitores en 2008.

Sin embargo, el mundo siempre ha estado lleno de valientes como Antonio González ‘jonwayne69’ y Guillermo Gordo ‘PataNegraXD’ que tuvieron temporadas en las que solo usaban el portátil e incluso les sobraba hasta la mesa.

Podríamos decir entonces que el punto de partida fueron los monitores de 15’’ o 17’’ en los que apenas cabían unas pocas mesas de forma cómoda. Pero si lo que querías era multitablear, esta desde luego no era una buena opción para tener una configuración de mesas limpia y ordenada en la que poder ver la acción de forma simultánea en todos los tapetes. O lo que para muchos pronto fue lo más importante, ver claramente el HUD a un tamaño aceptable.

Llegaron entonces los monitores auxiliares y aquí se abrió un mundo de posibilidades. Dos monitores horizontales, el monitor del portátil y uno auxiliar, un monitor horizontal y uno vertical, tres y cuatro monitores horizontales o incluso monitores en mosaico como los traders. La elección, como decimos, siempre ha sido muy personal y ha dependido de muchos factores diferentes como el presupuesto, el tamaño de la mesa o, por aquel entonces, incluso de las prestaciones de la tarjeta gráfica, ya que no todos los ordenadores soportaban la instalación de tres o más monitores. Veamos algunos ejemplos.

Setup de Joe Ingram en 2009 para batir el récord de 50k hands en 24h

Setup de Isaac Haxton en 2014

Eran tiempos pretéritos en los que el poker todavía no había evolucionado hasta lo que es hoy en día y la exigencia técnica en las mesas era mucho menor. Los grinders podían multitablear incluso a más de 20 mesas y los setups siguieron evolucionando. Aunque durante un tiempo la tendencia fue tener tres o cuatro monitores de 17’’ pronto se comenzaron a imponer los monitores más grandes para hacer los setups más sencillos.  

Esta fue la opción que más le gustó a uno de los hard grinders más famosos de la historia. Hablamos de Randew Lew, más conocido como ‘nanonoko’, famoso por grindar mid stakes a 24 mesas en dos monitores de 30’’ con los que consiguió ganar más de dos millones de dólares.

Aunque también hubo jugadores como el Supernova Elite Kevin Thurman, que llegaron a usar cinco monitores para grindar a 24 mesas.

Hay que tener en cuenta que conforme la tecnología ha ido evolucionando los monitores han sido capaces de ofrecer resoluciones más grandes. Esto es lo que sin duda ha influido en que esta tendencia se imponga sobre los antiguos setups de tres o más monitores. Las resoluciones grandes ofrecen ahora la posibilidad de insertar muchas mesas a un tamaño más que aceptable y por lo tanto se ha vuelto innecesario utilizar múltiples monitores. Además, nadie sigue grindando a 24 mesas, al menos en cash games o en spins.

Usar monitores cada vez más grandes y reducir el número de estos podríamos decir que es la tendencia que se ha ido imponiendo con el paso del tiempo hasta la actualidad. Muchos jugadores utilizan ahora un único monitor grande de 42’’ con uno adicional en vertical para los lobbys o dos monitores de 32’’.

La ventaja de los monitores de 42’’ frente a los de 32'' es que permiten poner 3 mesas en vertical a un tamaño bastante grande con el que el HUD se ve a la perfección. Configurando varias columnas puedes tener fácil 9 mesas en un solo monitor sin que se solapen unas con otras.

Para el que escribe, sin duda es mejor tener un monitor de 42’’ y uno auxiliar en vertical para los lobbys. Pienso que tener concentrada la acción en una sola pantalla es mucho más cómodo que tenerla dividida entre dos pantallas diferentes, aunque ya hemos mencionado que esto es algo muy personal.

Lo que está claro es que en la actualidad ya no es necesario tener más de dos monitores (tres si usamos un tercero exclusivamente para ubicar los lobbys de las diferentes salas) ya que el tamaño y los precios son bastante aceptables para cualquier usuario y no necesitamos que sean extremadamente buenos como los que se dedican a los e-sports. Con que sean grandes y no muy caros estamos servidos. Ponerlos  en horizontal o en vertical dependerá de cada uno, al igual que suspenderlos en el aire gracias a un brazo mecánico o apoyarlos en la mesa. En ese sentido, no os podemos dar ningún consejo salvo que hagáis caso a vuestros propios gustos.

En el próximo artículo sobre los setups trataremos temas como los ratones, las sillas, los teclados y las hotkeys y algún que otro software de apoyo que haga más cómodo saltar al ruedo.

Comentarios