La fiscalía cree que Bitar podría fugarse y pide la anulación de la fianza

El Gobierno de los Estados Unidos ha presentado un escrito contra la concesión de libertad bajo fianza al Ceo de Full Tilt Poker por el evidente riesgo de fuga.

El pasado martes os informábamos de la detención de Ray Bitar en el aeropuerto de Nueva York. El CEO de Full Titl Poker había decidido finalmente entregarse a las autoridades de los Estados Unidos para afrontar los cargos que se le imputaban tras el Black Friday.

La sorpresa para Bitar llegaba cuando tras su detención, la fiscalía tenía preparados nuevos cargos contra él por la operativa de la sala tras el cierre a los jugadores estadounidenses el 15 de abril de 2011.

Con estos nuevos cargos, unidos a los anteriores, la pena máxima alcanzaría los 145 años de prisión y la fianza de 250.000$ que los abogados de Bitar esperaban se elevaba a los 2,4 millones de dólares teniendo que depositar al menos uno en efectivo. La defensa admitió que necesitarían entre una y dos semanas para conseguir esa cantidad.

El blog Diamond Flush, una de las fuentes mejor informadas del caso, informaba el viernes que desde la fiscalía de Sur de Manhattan que ha dirigido toda la investigación del Black Friday se ha enviado un informe a la jueza Freeman en el que se pide la denegación de la libertad bajo fianza por el elevado riesgo de fuga que le atribuyen a Bitar ya que se enfrenta a cargos que podrían condenarle a pasarse toda la vida en prisión.

La fiscalía se apoya en hechos como que Bitar ha estado esquivando a la justicia de los Estados Unidos (dejó de visitar el país a principios de 2011) desde antes incluso del Black Friday al intuir que ya se estaba preparando el caso.

También se explica como. Tras le cierre de la sala a los jugadores de Estados Unidos, Full Tilt Poker siguió recibiendo depósitos de los jugadores del resto del mundo cuando ya sabían que el agujero contable impedía la operativa de la sala, convirtiéndose de facto en una estafa piramidal.

Otro dato absolutamente dantesco que aporta la fiscalía es el hecho de que Bitar evitó abandonar el puesto de CEO de la compañía, a pesar de las presiones de otros propietarios, argumentando que él era parte fundamental para conseguir cerrar los acuerdos que permitirían la devolución del dinero a los jugadores. Permaneciendo en funciones ejecutivas en Full Tilt Poker, Ray Bitar habría ingresado desde abril de 2011 hasta el momento de su detención más de dos millones de dólares en concepto de salario.

La fiscalía también indica que es imposible saber las cuentas en el extranjero a las que Bitar tiene acceso (ha admitido poder disponer de los 2,5 millones para pagar la fianza) pero entienden que con ese dinero sería capaz de darse a la fuga perfectamente. El informe habla, para ejemplificar, de una cuenta con 24 millones de dólares a la que Bitar habría intentado acceder a principios de este año.

Por el momento Bitar continúan en prisión al no haber podido depositar aún la fianza solicitada mientras hoy lunes se espera que el juzgado tome una decisión al respecto de la anulación de la libertad provisional bajo fianza. La fiscalía estaría dispuesta a apelar la decisión de la jueza en caso de resultar favorable a los intereses de Bitar.

Comentarios