GPIAdrián Mateos finaliza 2019 ganando el Player of the Year en España

El madrileño vuelve a ser el mejor jugador español del año por séptima vez consecutiva. Además finalizó tercero en el ránking general solo por detrás de Stephen Chidwick y Alex Foxen.

Adrián Mateos sigue siendo el estandarte del poker español, nuestro buque insignia. El madrileño ha finalizado el año una vez más como mejor jugador español por delante de Sergi Reixach y Juan Pardo, que han sido segundo y tercero respectivamente.

Amadi’ tuvo un comienzo de año discreto, ya que hubo que esperar hasta julio para presenciar su primera victoria de seis cifras. Esta se produjo en plenas WSOP en un High Roller de 50.000 $ de entrada en el que finalizó en quinta posición por 367.186 $.

A partir de ahí no fue hasta la recta final del año en la que encadenó tres victorias seguidas donde le vimos volver a ganar premios importantes. El madrileño ganó el Millions Super High Roller de Bahamas, Partypoker Millions Main Event y el 10.300 $ High roller del EPT Praga más una tercera posición en el EPT Super High Roller. Entre todos estos torneos ganó 2.234.267 $.

Estos resultados le hicieron escalar muchas posiciones en el ranking GPI en los últimos compases del año y finalmente le valieron también para volver a terminar como mejor jugador español.

En segunda posición encontramos a Sergi Reixach. El catalán ha firmado un año increible con vicotrias que perdurarán en nuestra memoria durante muchísimo tiempo como la del Super High Roller de 100.000 € de entrada del EPT Barcelona donde ganó 1.816.210 € o la del High Roller de 25.000$ del Poker Masters donde se hizo con 369.000 $. Reixach ha entrado en la segunda posición directamente desde el puesto siete, que es donde terminó el 2018.

En tercera posición, completando el podio, encontramos a Juan Pardo, que ha escalado dos posiciones más este año subiendo desde la quinta a la tercera posición gracias a grandes resultados en este 2019.

El malagueño arrasó en el EPT Barcelona ganando de forma consecutiva dos High Rollers de 25.000 $ y 50.000 $ de entrada con los que se hizo con más de millón y medio de euros. En cualquier caso, no solo le fue bien en Barcelona ya que recordemos que ganó cuatro High Rollers de 10.000 $ en menos de un mes en el Aria coincidiendo con las fechas del WSOP.

El poker español está más vivo que nunca.

Comentarios