Héctor Álvarez pierde el duelo contra Stefan Burakov terminando 40 buy-ins en negativo

Las últimas 25.000 manos del duelo han sido una pesadilla para el asturiano en las que no solo ha visto cómo se esfumaba la ventaja que tenía al superar el ecuador del challenge, sino que ha terminado en el peor escenario que había previsto antes de comenzar la batalla.

Os traemos malas noticias, pero también una entrevista muy interesante. A principios de julio os contábamos que Héctor Álvarez, que en las mesas de PokerStars responde al nick de ‘TUTI88’, se estaba enfrentando a Stefan Burakov ‘Stefan11222’ en un duelo de 50.000 manos.

En aquel momento, cuando habían jugado alrededor de 25.000 y se encontraban en el ecuador del reto, Héctor iba ganando 150.000 $ gracias a lo que había ganado en las mesas sumado a la ventaja de algunas bb/100 que le había dado Stefan para jugar.

Aprovechando la ocasión le hicimos una entrevista muy interesante. Si no la leíste en su día deberías hacerlo ahora antes de seguir leyendo lo que viene a continuación.

Un mes después de haber cruzado con él aquellas palabras, hace tan solo unos días, Héctor nos contactó de nuevo para decirnos que había terminado el reto y acompañaba el mensaje con la siguiente gráfica. Ouch.

La gráfica está en ciegas, pero conviene recordar para los más curiosos y salseros que no jugaron Zoom10k todo el reto. Al principio de la batalla estuvieron mixeando con niveles más bajos durante algunas miles de manos.

En cualquier caso, sí, desgraciadamente ha sido una derrota contundente para Héctor y también, salvando las distancias porque el dinero no sale de nuestros bolsillos, para toda la comunidad española que deseábamos verle ganando al ruso.

Muchos jugadores hubieran preferido no dar la cara tras una derrota, ni compartir la gráfica, ni contar los detalles de una mala experiencia en una entrevista. Pero como nos dijo el propio Héctor: ‘Hay que mostrar la parte fea también. Es interesante y necesario que la gente vea que el poker no son solo pinchazos, que hay mucho sufrimiento también’. Así que le agradecemos desde aquí en nombre de toda la comunidad que haya compartido su experiencia con nosotros en esta entrevista. Vamos al lío.

PR: Hola Héctor, nos traes malas noticias ¿no? Finalmente has perdido tu duelo contra Stefan.

H: Pues sí, la verdad es que sí, son malas noticias. Pero bueno cuando llevas 12 años en esto has visto y sufrido de todo. Al final… bueno, tu le estimas un EV a la partida, sabes que muchas veces no se va a cumplir, de hecho la mayoría. Nunca se cumple. Siempre vas a runear distinto al ev evidentemente, y un numero decente de veces por debajo.

PR: ¿Has perdido mucho? ¿Has perdido poco? ¿Tenías una ligera ventaja que te habrá ayudado a salvar un poco de dinero no?

H: Al final he perdido 40 buy-ins. He perdido bastante la verdad, este era uno de los peores runs que había estimado que podía sufrir en un enfrentamiento de 50.000 manos. La ventaja que me dio obviamente me ha ayudado bastante. No quiero decir cuánto me dio exactamente, pero me ha evitado casi un tercio de las pérdidas. 

PR: En el ecuador del reto ibas 150.000 $ arriba ¿Qué ha pasado en las últimas 25.000 manos? ¿Mal run?

H: Sí, simplemente mal run. Sinceramente creo que he runeado mal en toda la partida. O sea, yo sentía, bueno, sentía no, comprobaba que mis manos fuertes no ganaban. Cuando en un HU tus manos fuertes, digamos… dobles+, las pierdes con mucha frecuencia, pues normalmente significa que estás runeando bastante mal. Entonces sí ¿qué ha pasado? Pues simplemente 25.000 manos de run fatal perdiendo tanto de showdown como de non-showdown.

PR: ¿Cómo has visto a Stefan en la recta final? ¿Has notado que haya cambiado algo en su juego para adaptarse al tuyo o ha seguido fiel a su estilo?

H: Sí que he notado un ligero cambio. En la recta final de la partida, durante las últimas 10.000 manos, empecé a ver manos que eran faroles claros en el river y no me los estaba haciendo.

Y bueno, cuando tu intentas seguir una estrategia GTO, evidentemente lo máximo que se puede porque una mente humana no se acerca mucho a lo que hacen los ordenadores, pues tampoco te importa mucho que bluffeen de más o de menos. Al final, si el rival bluffea de menos, más vas a cobrar de tus manos débiles y si bluffea de más pues se va a castigar él solo. Porque claro tu intentas pagar perfeto, al menos lo intentas.

Pero sí, cambió su juego y dejó de farolear algunos rivers aunque luego te faroleaba algún combo mágico que nadie bluffea, que solo bluffea él. Y bueno, pues sin más. La verdad es que en este sentido no estaba muy preocupado porque yo estaba intentando jugar lo más GTO posible, con lo cual lo que él hiciera o dejase de hacer no me importaba demasiado.

PR: ¿Y tú? ¿Has cambiado algo en esta recta final? ¿Has hecho alguna adaptación que ahora pienses que tal vez haya sido un error?

H: Pues la verdad es que no. No he cambiado nada. Simplemente lo que estuve haciendo durante estos meses que ha durado la partida era básicamente jugar y estudiar GTO para adaptarme lo máximo posible a lo que pudiera hacer PIO. Porque bueno, al final Stefan es uno de los que llevan ahí arriba mucho tiempo y creo que es uno de los mejores explotadores que hay. Entonces… es peligroso cuando abres tu estrategia e intentas explotar a un tío que es muy bueno explotando. Así que contando la ventaja que tenía y manteniendo mi estrategia lo más cercana al GTO posible, pensé que sería suficiente para ganar. En EV al menos.

Así que no, no cambié nada y esa era mi rutina. Jugar seis o siete horas, estudiar dos o tres y dormir poco. [Risas.]

PR: ¿Cambiarías algo en tu juego si pudieras viajar en el tiempo al principio del duelo?

H: Bueno, podría cambiar algunas cosas, pero sería trampa. Al final son cosas de las que te das cuenta tras muchas horas de estudio. Piensa que quizás el duelo han sido como 40 sesiones que han ido acompañadas de dos o tres horas de estudio tras cada sesión. Solo esto ya son 100 o 120 horas de estudio. Si además sumamos lo que estudié cuando paramos el duelo, en total harían unas 160 o 170 horas de estudio. Y claro, con todo lo que aprendí en ese tiempo cambiaría muchas cosas de mi juego al principio, pero como digo sería trampa, así que la respuesta supongo que es ‘no’. 

PR: ¿Crees que al haber hecho tantos parones a lo largo del challenge has perdido un poco el factor sorpresa que tenías contra él y ha podido estudiarte más detenidamente? En definitiva ¿A quién crees que ha beneficiado tanto parón?

H: No, no lo creo, porque en el parón él estaba jugando contra limitless. Jugar una partida de tan alto nivel es bueno y malo a la vez. Por un lado, vas limando tu juego, pero por otro desgasta mucho mentalmente.

Quizá, si no hubiera jugado contra limitless no hubiera habido parón, nosotros hubiéramos jugado del tirón y él hubiera estado en peor forma. En cualquier caso, yo aproveché el parón para estudiar y él obviamente también estudiaba mientras se enfrentaba a Wiktor así que creo que fue ‘even’ para ambos.

PR: Sentirte superior a tu rival, pero que el run no te permita vencerle es una situación que debe generar mucha impotencia.

H: Sentirte superior o inferior a tu rival es complicado. Yo siempre digo que el poker es como cantar en la ducha. Todos cantamos de puta madre como Adele y Alejandro Sanz [risas] pero luego la realidad es otra. Entonces bueno, lo que uno se sienta o se deje de sentir son cosas personales que al final probablemente no son reales. Al final un profesional se dedica a eso ¿no? Busca una partida en la que piensa que tiene una ventaja, la juega, se va, cuenta las pérdidas o las ganancias y siguiente partida.

Entonces… ¿impotencia? No, la verdad. Llevo tantos años jugando a esto y he jugado tantas partidas que pensaba que eran buenísimas, o que estimaba que eran buenísimas y he terminado perdiendo cantidades ingentes de dinero que… al final esta es una más.

PR: ¿Entonces consideras a Stefan el justo vencedor de esta batalla?

H: Sí, absolutamente, quiero que esto quede muy claro. Al final todos trabajamos, todos estudiamos, todos lo pasamos mal y todos tenemos derecho a runear bien. Al final tú juegas una partida donde sabes que la suerte va a influir muchísimo a corto plazo porque 50.000 manos no son nada. Pero en cualquier caso valoro su trabajo, valoro su tiempo y le doy mi mas sincera enhorabuena. Creo que es un justo vencedor, ha sido mejor que yo en estas 50.000 manos incluyendo la ventaja y desde aquí le deseo mucha suerte en próximas partidas.

PR: Y respecto al mindset ¿Qué tal ha ido en la recta final? ¿Cómo te sentiste cuando todo empezó a salir mal y estabas en medio del down? ¿Has sido capaz de no tildarte y seguir desplegando tu mejor juego en todo momento?

H: Hombre, sí que es cierto que esta modalidad, los challenges de HU, en la que juegas contra el mismo rival uno o dos meses seguidos, son partidas muy duras. Sobre todo, además, cuando runeas fatal, que es el mismo tío el que te está pelando continuamente. Ves que tu set vuelve a perder contra él, tu color no gana… En un juego donde tus manos fuertes deberían ganar casi siempre, pues es duro, sí.

Yo recuerdo terminar las sesiones, cerrar y pensar ‘¿En serio? ¿otra vez? ¿otro día así?’ Pues sí y al siguiente lo mismo. Y puede seguir así durante muchos miles de manos, pero creo que el mindset es uno de mis fuertes. Creo que tengo la cabeza bastante fuerte en temas de downswings y demás, siempre lo he pensado así. Aún así siempre te afecta un poco, siempre juegas algo peor cuando estás runeando mal, pero creo sinceramente que para cómo me han venido las cartas de demoniacas, he aguantado bastante bien el tipo y no la he liado. De hecho, creo que no me he tildado en ninguna mano.

PR: ¿Y fuera de las mesas te ha afectado de alguna manera?

H: Sí, sí que afecta. Especialmente jugando contra Stefan, que tiene un estilo tan único. Yo me iba a dormir por las noches pensando en sus líneas intentando entender cómo pensaba, cuál era su thinking proccess en determinadas situaciones para averiguar por qué jugaba de esa manera.

He puesto el PIO Solver y el Monker Solver patas arriba y es que hay manos que las mire por donde las mire, me parece que no pueden estar bien. No voy a decir que están mal porque este juego es tan complejo que… luego igual le preguntas a él y me explica tres o cuatro cosas que quizá yo no sepa y me calla. Pero yo no le encontraba el sentido.

Además, cuando valoramos esta partida mis bancadores y yo, estuvimos analizando muchas manos de él y vimos muchas cosas, lo vimos claro todos, no había duda. Así que no me arrepiento, pienso que decidir jugar contra él fue la decisión correcta aunque haya salido mal.

PR: ¿Y qué tal ha ido tu estado de ánimo junto a tus amigos o a tu pareja? ¿Te ha afectado un poco?

H: Pues sí, sí que afecta la verdad. Porque al final ya te digo… son muchas noches sin dormir. Luego encima, la segunda parte del reto me he estado levantando a las cinco de la mañana para jugar contra él porque vive en Tailandia. Y bueno pues... durmiendo poco y estudiando mucho al final te evades un poco de la gente que tienes cerca. Es normal, es mucho trabajo.

Recuerdo el día que le dije a mi mujer que había terminado esta partida, empezó a dar saltos por casa de alegría [risas]. Ella me veía muy agotado, muy obsesionado con el estudio y al final eso desgasta, claro. Pero la verdad que tengo mucha suerte, ella me aguanta bien… y me apoya a tope.

Pero sí, personalmente la experiencia es mala, no lo volvería a hacer. Eso sí, a nivel profesional la experiencia ha sido buena. Siempre mejoras, ahora me planteo cosas… Sobre todo… Es que cuando te pelan de esta manera te planteas mejorar por todos los lados y… lo haces, mucho más que cuando ganas.

PR: ¿Entonces no habrá revancha?

H: No, desde luego que no, ni de coña. Ni ahora ni dentro de mucho tiempo.

PR: ¿Has conversado algo con Stefan al final del duelo o simplemente ha sido GG y hasta la próxima?

H: Sí, lo típico. Qué te ha parecido la partida, que nivel crees que ha habido en la partida… una conversación normal y cordial. Le animé a que se enfrentase a algún top más por ahí porque es bueno para el poker y me dijo que no lo descartaba. Por lo demás sí, GG y hasta la próxima.

PR: ¿Cómo enfocas los próximos meses?

H: Pues me voy a centrar en jugar 6-max evitando HU todo lo que pueda, aunque lo jugaré si es necesario para tener lobbys.

PR: Bueno Héctor se nos acaban las preguntas… ¿Algo que no te hayamos preguntado y que nos quieras contar? ¿Alguna anécdota sobre Stefan, alguna valoración personal del reto o cualquier cosa que se te ocurra?

H: De esta pregunta puede salir algo interesante, os voy a contar algunos de los entresijos del duelo.

A mitad del reto, justo cuando hicimos la otra entrevista o un poco antes, me comentó un día por la mañana: ‘Hoy tengo un buen día, ¿Qué te parece si lo llevamos a un empate y dejamos aquí la partida? Creo que eres un gran jugador, pero esto de levantarnos a las 4 de la mañana para jugar tanto para ti como para mí no nos merece la pena por horarios ¿Qué te parece si lo dejamos?’

PR: ¿Quiso cerrar la partida cuando ibas ganando?

H: Sí, y yo le dije que no, le dije que quería jugar, que había preparado la partida y que había invertido tiempo. Le pedí una compensación económica para dejar de jugar, pero la rechazó. Dijo que no me iba a pagar por no jugar.

Al día siguiente me comentó: ‘¿Qué te parece si hago una donación de 50.000 $ a la ONG que tu elijas y dejamos de jugar? Es una buena acción para la humanidad…’ Y yo le dije que la acción como tal estaba muy bien, pero que yo tenía una partida en la que creía que tenía EV, que había estudiado y que había invertido tiempo. ‘Dona lo que tu quieras donar, pero no me lo cambies por el final de una partida que no quiero acabar ahora mismo’, le dije.

Al final no llegamos a ningún acuerdo. Me preguntó si había alguna cantidad para donar a alguna ONG que me valiese para que yo terminase la partida y le dije que no. Me ofreció también conseguirme una plaza en el WPT HU Championship este que se celebró, que iba a estar bastante bien y tal… pero también lo rechacé.

Así que seguimos jugando y llegó la recta final del reto donde tuve un run terrible las últimas 10 o 12 sesiones. Tuve varias sesiones de menos 10 cajas y concretamente la última fue de menos 21 cajas en solo 1.200 manos, para que nos hagamos a la idea de lo macabro del formato. Perder 21 buy-ins en 1.200 manos, esto fue el lunes pasado.

PR: Ufff eso es muchísimo dinero. Debió ser difícil de encajar.

H: Ese día me afectó bastante y entonces fui yo el que le hablé a él. Llevaba un swing muy malo, casi 60 buy-ins en 10 sesiones y le dije que me quería dar por vencido, que quería abandonar el reto cuando quedaban algo más de 5.000 manos por jugar. Le dije que se lo pedía porque él me lo había pedido primero y que entendía que consideraba que era EV neutro cerrarla y que, si no, no se lo pediría.

‘Incluso sabiendo que tú en mi lugar no cerrarías la partida…’ comenzó a decirme Stefan. Cosa en la que creo que acertaba porque sinceramente creo que yo en su situación sí que le hubiera obligado a jugar. ‘…entiendo por qué quieres cerrar la partida y lo acepto. Eso sí, que te quede claro que la otra vez, cuando yo te pedí cerrar la partida a mitad del reto, no era porque pensase que no tenía EV’.

Yo entonces le pregunté que por qué me había dicho que el reto no tenía sentido, que era una pérdida de tiempo para los dos y me dijo: ‘Eso te lo dije porque si te decía la verdad no ibas a querer directamente, pero en todo momento he creído que soy mucho mejor que tú y que tenía EV. Pero a mí el EV me da igual, quería cerrar la partida porque yo juego al poker cuando me apetece y en aquel momento no me apetecía. Quería tener tiempo libre para tener más vida social, pero en ningún momento pensé que la partida no fuera EV+’.

Y bueno, pues aceptó y terminamos el duelo. Solo puedo darle las gracias por la competitividad y por no poner problemas para cerrar la partida después de haber runeado tan bien.

PR: Tremenda anécdota Héctor. Muchas gracias por compartirla con nosotros y por haber respondido a todas nuestras preguntas. Estamos seguros de que toda la comunidad va a disfrutar leyéndote. Lo dicho, una pena que no hayamos podido reunirnos para que nos contaras los detalles de una gran victoria, pero te honra haber compartido tu experiencia en la derrota. Muchísimas gracias y mucha suerte en lo que queda de año.

H: Gracias a vosotros. Hay que mostrar la parte fea también. Es interesante y necesario que la gente vea que el poker no son solo pinchazos, que hay mucho sufrimiento también.


Una batalla durísima

Si tras leer esta entrevista todavía no te haces una idea de lo duro que tuvo que ser esta batalla a nivel mental, te dejamos tres vídeos recopilatorios con cartas vistas de varias de las sesiones que disputaron estas dos bestias. Te invitamos a que trates de ponerte en la piel de Héctor, jugando botes tan grandes todo el rato contra uno de los mejores jugadores del mundo. 

Por cierto, ¿recordáis que Stefan le obligó a limitless a ponerse un avatar para su duelo? Pues a Héctor también le obligó a ponerse un avatar, pero esta vez de Mortal Kombat... Fight!

Comentarios