InsuredPlay, el primer seguro para jugadores de cash

El seguro contra los bad beats que recibes jugando a cash entra en fase de beta pública en abril.

La web InsuredPlay lleva el concepto de seguro al mundo del cash.

El llorar se va a acabar...
El llorar se va a acabar...

La idea del negocio es permitir a los jugadores comprar por adelantado un seguro para aquellas manos en las que están all-in antes del river con ventaja. Si tu mano aguanta, pagas el seguro. Si no aguanta, el seguro te paga el bote.

Por ejemplo, si eres favorito al 80% en un bote de 100$, compras un seguro de 20$ más la prima. Si ganas el all-in cobras 100$ y pagas 2x$ a la aseguradora. Si pierdes cobras el bote en tu seguro, menos lo pagado por asegurar la mano. De esta manera, cobras la equity de tu mano y se reduce la varianza, al coste de la prima de seguro. Si el bote se reparte, el seguro se anula.

Para gestionar tu cuenta hay dos herramientas, la web y una aplicación. En la web, además de gestionar tu cuenta y tus fondos, es donde estableces los parámetros para seleccionar qué manos quieres asegurar, Puedes delimitar el rango por equity, tamaño del bote, modalidad de juego o la prima de seguro máxima a pagar.

Una vez decidido este rango, la aplicación monitoriza las sesiones de juego para identificar las manos que cumplen los criterios elegidos y aplica el seguro automáticamente.

La prima de seguro depende del número de manos que hayas asegurado en los últimos 30 días. Las primeras 10 manos será del 10% y va bajando progresivamente hasta el mínimo del 1% una vez has utilizado los servicios del seguro en al menos 200 manos.

Muchos aficionados tuvieron sus primeros atisbos de cómo funciona el seguro gracias a las partidas televisadas de Poker After Dark o High Stakes Poker, casi siempre con Phil Hellmuth como protagonista de las negociaciones.

Esta iniciativa no es la pionera en ofrecer cobijo a quienes pretenden esquivar la varianza. Los asiduos a torneos ya disponían de un servicio para reducir el coste de ser eliminado en la burbuja.

Ya sabes, si la varianza no te hace la más mínima gracia, además de preguntarte qué demonios haces jugando al poker, ahora ya puedes evitarla renunciando a un poquito de tu equity.

Comentarios