Líderes del sector del juego solicitan a las administraciones apoyo para la recuperación de la industria

La edición online del SBC Summit ha reunido a representantes del sector. La crisis generada por la pandemia, la regulación, la presión fiscal y el futuro han sido algunos de los temas de este encuentro.

Nuestros compañeros de sectordeljuego.com han publicado un resumen de lo que fue el SBC Digital Summit, uno de los encuentros profesionales más importantes en el sector del juego y las apuestas a nivel mundial.

Foto: Sector del juego
Foto: Sector del juego

Este año los encuentros del SBC Summit han tenido que realizarse de forma online. Algunos líderes del sector del juego en España debatieron este pasado lunes sobre la situación actual de la industria en una mesa redonda moderada por Santiago Asensi, director de Asensi Abogados.

Los invitados fueron Mikel López de Torre, presidente de Jdigital; Eñaut Ruiz Luisa, director general de Kirolbet; y Xabier Rodríguez Maribona, CEO de Retabet.

Cuando fueron preguntados sobre el impacto que el estado de alarma ha tenido en las casas de apuestas y locales de juego presenciales, todos aseguraron que el retail se ha visto muy perjudicado por la pandemia. Muchas salas de juegos, bingos, casinos y casas de apuestas se han visto obligados a aplicar ERTEs en sus plantillas. En relación a las apuestas, principal producto del sector en España, señalaron además que la oferta se ha visto reducida en un 96% ya que prácticamente todas las competiciones deportivas se han visto paralizadas.

Otra de las cuestiones fue la posible migración de los jugadores presenciales al canal online. Sobre este tema, los ponentes aseguraron que el 40% de los consumidores habituales ya utilizaba ambos canales y que, aunque es cierto que puede haberse producido ese trasvase de jugadores, todavía no hay datos oficiales y estiman que ese incremento no será tan grande como se pudiera creer en un principio.

Mikel López de Torre, puntualizaba: “el juego online no se ha visto beneficiado por ninguna migración de jugadores retail. Tras el corte de comunicaciones comerciales, el número de jugadores activos y de ingresos ha caído entre un 50% y un 80% en el juego online”. Y añadía que, “a pesar del aumento del póker online en el inicio del confinamiento -que se fue diluyendo con los días- y la estabilidad en el casino en línea, las métricas de Google Trends muestran cómo las búsquedas sobre operadores de juego se han desplomado un 60% en las últimas semanas”.

En cuanto a la regulación, la presión fiscal y las restricciones publicitarias, todos coincidieron en que la industria ya se encontraba en un contexto complicada antes de la crisis generada por el coronavirus.

Por un lado, mencionaron la feroz competencia existente en el país por la cantidad de operadores que hay actualmente. Por otro, señalaron que la creciente presión fiscal debido en muchas ocasiones a las motivaciones de los partidos políticos, está dificultando mucho el desarrollo del negocio.

En cuanto a las restricciones en materia de comunicaciones comerciales, Mikel López de Torre aseguró que esta situación ha abierto la puerta a operadores ilegales que no respetan las medidas de juego responsable ni de protección de los colectivos más vulnerables.

Por todo esto, todos los ponentes hicieron un llamamiento a las administraciones para que comiencen a considerar a la industria del juego como un sector económico más, que ofrece una oferta de ocio segura y regulada a la par que genera empleo y riqueza. En definitiva, solicitaron que la administración apoye el juego del mismo modo que lo hacen con otros sectores de la economía.

En cuanto al futuro, para terminar con la mesa redonda, comentaron que a pesar de que es complicado hacer previsiones en los tiempos que corren, comentaron que el mercado seguirá madurando y consolidándose. Aseguraron también que la digitalización del sector seguirá en auge, pero que el segmento retail no desaparecerá.

Comentarios