Mercado Único Digital en Europa: ¿qué pasa con el juego online?

La Comisión anuncia un plan para darle el empujón definitivo al comercio digital en el espacio europeo. Sin embargo, el juego online parece que seguirá siendo competencia de los estados.

Uno de los temas económicos más candentes ahora mismo en el seno de la Comisión Europea es el del mercado digital.

El presidente de la Comisión Jean-Claude Juncker ha subido al atril para anunciar la “Estrategia para un Mercado Único Digital para Europa” que conformará, según sus palabras, el futuro digital del continente.

Europa posee, en teoría, el capital humano y tecnológico suficientes como para disponer de un un mercado interior de comercio electrónico superior incluso al de Estados Unidos. Pero en la práctica, existen diversas trabas impuestas a partes iguales por la legislación y por las empresas, con el fin de evitar la competencia, que impiden su pleno desarrollo.

Los máximos responsables europeos creen a pies juntillas que la armonización del mercado digital haría crecer el Producto Interior Bruto de la Unión Europea en 415.000 millones de euros, que ayudarían a la creación de cientos de miles de puestos de trabajo.

Desde Bruselas se ha lanzado un ambicioso plan para derribar muros de carácter regulatorio y comercial para, finalmente, evolucionar desde 28 mercados nacionales a un solo mercado.

Para ello se han propuesto 16 medidas que deberán ser estudiadas antes del final de 2016 y que puedes encontrar enumeradas en el Portal de la Administración Electrónica. Se agrupan en tres pilares básicos.

  • Pilar I: Mejorar el acceso de consumidores y empresas a los bienes y servicios digitales en toda Europa.
  • Pilar II: Creación de las condiciones adecuadas y la igualdad de condiciones para que las redes digitales y los servicios innovadores puedan florecer.
  • Pilar III: Maximizar el potencial de crecimiento de la economía digital.

Leer acerca de la preocupación que causan problemas que coartan la libertad digital como el geobloqueo, la falta de libre flujo de datos europeos, o la necesidad de una investigación sobre la competencia antimonopolio, es como frotar sal en la herida que tenemos abierta en el sector del juego online de este país.

Por desgracia, aunque en Bruselas se rasguen las vestiduras a la hora de que una tienda online redirija a sus usuarios a una versión “.es” para evitar que consigan mejores ofertas en otro estado de la Unión, en el tema del juego online no parece que vaya a haber cambios.

Un portavoz de JDigital, Miguel Ferrer, consultado por AzarPlus, comparte su percepción de que los Estados miembros van a continuar teniendo discrecionalidad para regular el sector, aunque sí hay algún que otro aspecto en el que esta corriente uniformadora de la Unión puede acabar afectando al juego online en España.

No obstante, esta agenda digital tiene una intención armonizadora que seguro tiene incidencia para el sector del juego digital ( términos de contratación, privacidad, IVA...)

La conclusión del señor Ferrer es que "sería preferible la armonización del juego online vía Bruselas". Pero ni siquiera necesitamos eso. Con que nuestros gobernantes avanzaran lo suficiente como para adquirir una percepción moral y legal como la que han mostrado los responsables de Reino Unido o Portugal sería más que suficiente. O incluso mejor.

En España, los clientes del juego online encontramos todas esas trabas que parecen escandalizar a Juncker y sus colegas y algunas más. Mientras fantaseamos con una utópica intervención de Bruselas que imponga la liquidez internacional en en nuestro país, otros estados han mostrado que no necesitan la guía de sus mayores para adaptar su mercado a las necesidades del sector.

Es cuestión de iniciativa y/o voluntad y el regulador español no está mostrando ni la una ni la otra. 

Comentarios