Mikel Arana reconoce que el juego no es un problema de salud pública

El director de la Dirección General de Ordenación del Juego, que depende directamente del Ministerio de Consumo liderado por Alberto Garzón, reconoció por fin en una charla que los datos indican que el juego no representa un problema de salud pública.

Una de cal y una de arena. Por el titular podríamos pensar que el Ministerio de Consumo y la Dirección General de Ordenación del Juego estuvieran recogiendo cable respecto a la presión que están ejerciendo sobre el sector, pero desgraciadamente no.

Mikel Arana fue el invitado principal de una charla en el canal de YouTube de Comisiones Obreras en Madrid en la que se trató el juego y el futuro del sector como temas principales.

Arana dio la sorpresa cuando al poco de comenzar su intervención y mientras presentaba algunos datos en un powerpoint, reconocía que eran conscientes de que, y citamos textualmente, ‘la inmensa mayoría de la gente que juega, ya sea online o sea offline, lo hace como una actividad de ocio y no le supone un problema de salud. Hay distintos estudios de prevalencia, el último de la DGOJ en 2015 y los estudios del Plan Nacional Sobre Drogas que señalan que hay un problema de consumos intensos y problemas de ludopatía en algunos de los jugadores, pero porcentualmente, no son porcentajes que digamos pueden llegar a, o que en este momento supongan un problema de salud pública’. Además añadía que ‘hay que ser honestos y esto es lo que nos dan los números’.

Si no existe un problema de salud pública, ¿por qué esa fijación y ese asedio incesante contra el sector? Pues porque sí, desde el gobierno y la DGOJ alzan la bandera de la prevención como excusa y justificación para toda su agenda política en materia de juego. Arana comentaba también que a pesar de que los datos revelan claramente que el juego no presenta una amenaza para la población española en materia de salud pública, ‘esto no significa que no haya que tratar de evitar que esto vaya a más’. Sonar suena muy bien, no seremos nosotros los que digamos que prevenir es algo negativo, pero lo que está claro para los que vivimos el día a día del sector es que las medidas que están tomando se pasan de frenada y afectarán de forma muy negativa al juego en España. No representas una amenaza, pero por si acaso publico un nuevo y restrictivo decreto-ley. Ese sería el resumen.

El presidente de la DGOJ entra a valorar también de forma breve la oferta de ocio desde un prisma político. Considera que el hecho de que cada vez haya menos parques y más casas de apuestas es algo negativo para la sociedad y por lo tanto, aunque no entra en detalles, da a entender que ese ocio, pese a ser legal, no le gusta nada y que desde el gobierno se trabajará para reducir su crecimiento.

La publicidad del sector fue uno de los temas principales que también se trataron a lo largo de las casi dos horas de la charla y también hemos podido extraer declaraciones muy importantes. Para empezar, Mikel Arana también reconoció que a pesar de que el incremento de la inversión publicitaria en el sector se ha visto multiplicada por tres desde 2016, el mercado no ha crecido de forma directamente proporcional. Sin embargo, el último Real Decreto atacó directamente la publicidad del sector privado (recordemos que esta nueva ley no afecta a las empresas públicas del sector) a pesar de que eran conscientes de que por más dinero que los operadores invirtieran en publicidad, no estaban logrando captar más jugadores.

Entonces ¿por qué han limitado la publicidad? Estos son mis principios y si no te gustan tengo otros, decía Groucho Marx, parece que desde el gobierno han adaptado ligeramente esta frase. Como no pueden seguir diciendo que la publicidad del juego capta a nuevos jugadores de forma incesante, ahora se agarran a que los operadores ya no quieren captar, sino mantener a los clientes que más gastan.

Estos sin embargo no son los únicos temas que Arana aborda durante su intervenión. Los bonos de bienvenida, los cuales califica de ‘muy peligrosos’, el contenido de la publicidad y las limitaciones que han implementado también se ponen sobre la mesa en esta charla completa que os dejamos a continuación.

Comentarios