EPT Montecarlo 2007: Crónica de un día negro

Hoy ha sido un día bastante negro para mi. Anoche dejé el complejo del EPT Montecarlo a las 2 de la mañana o así, un tanto deprimido por lo que estaba viendo, y es que al póquer aún le queda un trecho para ser considerado un deporte.

Phil Hellmuth

Justo a esa hora, mi proveedor de hosting, el que conecta esta web al mundo, tenía preparada una parada técnica para migrarse a un nuevo centro de datos (un sitio donde residen los ordenadores que alojan páginas web). En principio la parada estaba prevista para 2 horas, de 2 a 4 de la mañana, así que me fui a dormir tranquilo, aunque mi experiencia me dice que con estas cosas nunca puedes estar muy seguro.

Así pues, las cartas que Dios me tenía preparadas esta mañana no eran todo lo buenas que esperaba, y obviamente, Póquer Red estaba caída. Llamo al servicio técnico para que me digan que no pueden hacer nada porque el departamento de sistemas no tiene línea telefónica (WTF!!!). Solución, envía un ticket por correo y ya te lo solucionarán. Claro señorita, y yo me chupo el dedo.

Unas 6 horas, y tres llamadas de teléfono desde Montecarlo después, su respuesta seguía siendo la misma. Al menos, en la tercera llamada y tras amenazar con ir con un hacha por allí, me confirmaron que la habían cagado a lo grande y que estaban recibiendo muchísimas llamadas, con lo que al menos ya sabía algo más... no había nada que pudiera hacer desde aquí, más que esperar.

Algo que si me hubieran dicho 6 horas antes me hubiera ahorrado mucho de sufrimiento y salud. En fin... todo ello al menos nos ha servido para plantearnos si sería legal ir con un hacha por la calle. Creemos que sí, y que además el mundo funcionaría mucho mejor.

Total, a las 4 de la tarde decidí dejarlo por imposible, darme una ducha y pirarme con mis colegas, que habían pasado la mañana en Niza. De póquer, sin web que actualizar, y con el desencanto de ayer, tenía pocas ganas, así que cuando me avisaron un par de horas después de que la web estaba activa, me alegré, pero ni se me pasó por la mente hacer nada más. Ya había tenido bastante informática por todo el día y alguno más.

Ahora mismo son casi las 12 de la noche y no he pisado la sala de póquer más que 10 minutos. Al menos diré que la impresión es mejor que la de ayer y la cosa parece un poco más seria (alguien ha entrado en razón, y ha separado las mesas del público).

Si queréis estar informados de lo que pasa en el torneo no dejéis de visitar la web del Equipo Everest, punto de referencia en Montecarlo, gracias al excelente trabajo de Juan y Rizzatto (no se lo que les pagan, pero os juro que es muy, muy poco para lo que trabajan).

Por lo demás, mañana creo que partimos a pasar el fin de semana en Florencia, así que actualizaciones del EPT Montecarlo y fotitos ya habrán pocas. Lo que si os puedo decir es que estoy sacando muchas conclusiones, y en cuanto llegue a Valencia os daré mi visión general de todo el mundo del póquer en la actualidad, la cual debo reconocer me gustaría cambiar. Nos vemos chic@s, gracias por estar ahí ;).

Comentarios