SalseoSe busca a Mike Postle por evadir a la justicia americana

El abogado de los demandantes trató de entregarle una citación judicial en su casa, pero Postle no abrió la puerta a pesar de ser visto en el interior. Han intentado sin éxito entregársela en persona en cinco días diferentes.

El escándalo de Mike Postle fue sin lugar a duda una de las historias más destacadas de 2019. En cualquier caso, parece que queda Mike Postle para rato porque el escándalo está muy lejos de resolverse.

Según informan los compañeros de VegasSlotsOnline.com, se han producido numerosos intentos de entregar la citación judicial a Postle por parte de los demandantes, pero el jugador americano ha evitado recibirla por todos los medios.

Por si alguien vivió en una burbuja en el último cuarto del 2019, Mike Postle fue acusado de realizar trampas durante las partidas de cash emitidas en streaming del Stones Live Cash Game.

El jugador, presuntamente, tenía acceso a la señal del streaming en tiempo real y podía ver las cartas de sus oponentes a través del móvil, técnica que utilizó para ganar cientos de miles de dólares a lo largo de varios meses.

El escándalo saltó a la luz y Joe Ingram encabezó las investigaciones con largas sesiones de streaming en directo en las que analizaba el juego de Postle y manos completamente macabras que indicaban que casi con total seguridad Postle estaba haciendo trampas.

Los casi 100 jugadores que se enfrentaron a él en el Stones Live Cash durante 2019 unieron fuerzas para interponer una demanda en la que se le exigen 10 millones de dólares. Desde entonces, el tema había caído en el olvido ya que no había habido actualizaciones hasta ahora.  

El 3 de enero, el abogado de los demandantes intentó entregar la citación judicial a Postle en el casa de este, pero Postle se negó a abrir la puerta a pesar de haber sido visto en el interior del domicilio. El abogado regresó cuatro veces más en días separados para entregar la situación, pero le fue completamente imposible hacerlo por lo que han presentado un informe complementario en el que se le acusa, además, de evitar intencionadamente el a la justicia.

‘Me acerqué a su casa personalmente, llamé a la puerta y toqué el timbre de la vivienda. Anuncié mi presencia durante un periodo de aproximadamente ocho minutos en los que pude ver luces en el interior de la casa y un Lincoln MKX con matrícula de California estacionado en la puerta. Además, escuché ruidos en el interior.

Decidí desistir, me fui a mi coche y esperé sentado con las luces apagadas para ver qué sucedía después. Vi a un hombre que coincidía con la descripción del sospechoso de pie en el hueco de la escalera y me acerqué de nuevo a la puerta para llamar. Vi movimiento en el interior de la casa a través de una cortina y ruidos acercándose a la puerta sobre la que estaba tocando. Así que decidí colocar la citación entre la puerta de seguridad y la puerta principal llamando al demandado.

Volví a mi vehículo y de allí pude ver de nuevo movimientos en el interior del hogar, pero nadie abrió la puerta”, declaró Maurice "Mac" B. Verstandig, el abogado de los demandantes.

Verstanding intentó también entregar la citación a través de William Portanova, quien se definió a sí mismo como abogado de Postle en un comunicado a un medio de comunicación de California. Sin embargo, Portanova terminó declarando que el era un abogado penal y que la demanda contra Postle era por lo civil, por lo que no podía coger la citación en su nombre a pesar de haberle asegurado previamente al abogado demandante que sí podría hacerlo. Verstanding llamó en tres ocasiones más a Portanova, pero este no devolvió las llamadas y todo esto derivó en la nueva acusación sobre evasión a la justicia.

Los otros dos acusados, Justin Kuraitis y Kings Casino, entidad matriz de Stones Gambling, ya han recibido sus correspondientes citaciones.

El siguiente paso en el asunto será que el juez que preside el caso, el juez de distrito de los Estados Unidos Morrison C. England, evalúe si los intentos realizados, como es probable, constituyen ya una citación legal. Eso obligaría a Postle a contratar asesoría legal civil y presentar una respuesta inicial.

La situación tiene mala pinta para Postle, veremos cómo termina todo esto.

Comentarios