Sam Trickett: “Nos prohibieron la entrada a los High Stakes de Macao. Ahora espero invitación”

El inglés cuenta en una reciente entrevista cómo meses atrás se vetó su entrada a las partidas más altas del sudeste asiático. Ahora en cambio, espera una invitación para volver a ellos.

Indudablemente, Sam Trickett es uno de los jugadores europeos más exitosos de todos los tiempos, y prueba de ello es el documental que se le dedicó en julio del año pasado, o la sala VIP que el club más importante del continente, el Dusk Till Dawn, le ha dedicado al bautizarla con su nombre.

Recientemente, el inglés estuvo a punto de hacerse con su primer gran título en Venecia, con motivo del World Poker Tour que finalmente se acabó anotando Andrea Dato. Esa victoria se acabó escapando, algo que no impide considerar el testimonio de Sam Trickett como uno de los más valiosos del momento.

Con motivo de su reciente participación en el European Poker Tour de Viena, donde consiguió pasar por caja estrenando colores de un nuevo patrocinador, los amigos de Pokerlistings consiguieron arrancarle unas palabras en una breve entrevista, en la que Trickett tuvo tiempo de tocar varios temas de actualidad: las partidas privadas en la capital austriaca, los alemanes y su relación con Macao.

Tenemos entendido que estás jugando en una partida privada de PLO organizada por Jan-Peter Jachtmann en el Sans Souci Hotel. ¿Puedes al mismo tiempo concentrarte en un torneo de 5.000€ de buy-in?

Si, sin problema. Siempre he estado acostumbrado a participar en torneos y partidas de límites altos al mismo tiempo. Procuro siempre dormir alrededor de seis horas al día, suficiente como para mantener mi nivel de concentración. Lo malo es que he perdido bastante en las últimas noches, como si de golpe alguien me estuviera haciendo vudú.

Anoche estuve perdiendo durante cuatro horas. No gané ni una de las 60 veces que fue all-in. No me gusta hablar de cifras concretas, pero vamos, las pérdidas hace tiempo que se cuentan con cinco dígitos.

¿Qué más jugadores han estado participando? ¿Cómo conseguiste entrar en la partida?

La mayoría de los que allí estaban eran alemanes y austriacos. También Ronny Kaiser, Florian Langmann o Noah Boeken estaban por allí.

Siempre que vengo por aquí, procuro dar acción en las salas más populares, por lo que algunos directores de éstas contactan conmigo para invitarme cuando saben que estoy en la ciudad. Esta vez fue Gregor Reichardt, director del Montesino, quien me invitó.

Eres un jugador acostumbrado a enfrentarse a los mejores jugadores alemanes del momento. ¿Qué crees de esta nueva generación de jugadores teutones?

No me sorprende que se encuentren en semejante momento de forma. De media, son mejores jugadores que el resto de los que participa en los torneos high-roller. Se entrenan casi todos los días jugando entre ellos, y eso se nota.

Quoss, Gruissem, Reinkemeier y Kurganov. Cuatro jugadores, cuatro estilos distintos.

Gruissem es de los mejores. Es un jugador muy creativo en su juego post-flop, y tiene la capacidad de hacer grandes lecturas y encontrar muchos spots en los que se le estaba faroleando. Otra cosa que marca las diferencias en este tipo de torneos, es el “pot-control”. Él es capaz de montar botes enormes, algo muy valioso.

Por su parte, Reinkemeier es un jugador que casi nunca comete errores. Juega mucho más “straight-forward”, pero tiene la capacidad de explotar tus debilidades sea cual sea la fase del torneo en la que te encuentres.

Volviendo a los high stakes, tenemos entendido que te prohibieron la entrada en las mesas más altas de Macao. ¿Significa eso que eres demasiado bueno para poder jugar allí?

Solía jugar en las mesas de high stakes más duras que allí había. Diría que por entonces, Tom Dwan y yo fuimos los primeros y los únicos pros que decidimos pasar allí temporadas largas. Pero entonces, la acción se frenó un poco.

Cuando volvió a haber movimiento, los locales más adinerados decidieron no volver a dejarnos jugar, así que me dediqué a vivir allí y esperar que una invitación cayera del cielo, pero ésta no llegó.

Ahora parece ser que han invitado a Dwan a jugar allí de nuevo, así que espero que no tarde en llegar mi oportunidad de volver.

Comentarios