Sebastian Pauli roba todos los titulares en el EPT Londres

El alemán, amparado en un bigstcak bien manejado, echó por tierra las esperanzas de Pablo Gordillo y de dos ex-campeones Jake Cody y Kevin MacPhee.

Sebastian Pauli supo hacer buenos los pronósticos y consiguió convertir su amplia ventaja en fichas al principio de la mesa final en una resonante victoria en el European Poker Tour Londres.

Nos conformaremos con el enésimo campeón alemán. / PokerStars.
Nos conformaremos con el enésimo campeón alemán. / PokerStars.

El titular que nos hubiera gustado poner en portada era, sin duda, “Pablo Gordillo gana el European Poker Tour Londres para España”. Pero no pudo ser.

El leonés obtuvo una rápida inyección de moral al abandonar la condición de shortstack en las primeras manos, pero no desentonó en el ritmo cansino del inicio de la partida y redujo sus movimientos al mínimo imprescindible.

Así discurrió el primer nivel y medio de la mesa final, con mínimos sobresaltos y el paso del tiempo como arma principal para empezar a poner a jugadores en aprietos. Por desgracia, el primer susto que sufriría Pablo sería el definitivo.

El irlandés Kevin Killen, que le cubría por menos de una ciega, atacó la apuesta obligatoria de Pablo desde el cutoff, con  3s
3c
. “g0rd0nk” miró sus cartas y levantó  Ah
Tc
. Por un lado estaba el elvadísimo coste de confrontación, y por otro, Killeen llevaba tres días mostrándose muy agresivo. A Pablo le llevó varios minutos conciliar esas ideas y decidirse por el call. Mucho menos tiempo tardó la mano en decidirse, con un 3 en el flop.

Hay que ser educado y saludar, aunque te eche con ese gorro en la cabeza. / PokerStars.

Una pena no poder sacar siquiera un saltito de premios, pues dos manos después llegó el primer cooler de la noche, un AQ del francés Jonathan Bensadoun que no mejoraría contra los KK de Koren.

Con Pablo fuera, también nos hubiéramos conformado con poner en primera plana un “Jake Cody completa una pareja de bicampeones muy británica”, o un “Kevin MacPhee encuentra el camino hacia el doblete en Londres”, pero tampoco pudimos usar estos.

Jake Cody había dado muestras de ser quizá el jugador más entonado de la mesa, y recibió como premio una doblada ante Koren que le situaba en segunda posición. El otro campeón, MacPhee, también duplicaba su stack, y la posibilidad de un segundo título para cualquiera de ellos se hizo de nuevo palpable.

Como al principio, todos menos Pauli se movían en el mismo stack, una incertidumbre que obligaba a ser muy cuidadosos en todas las situaciones de juego en el que el bote se pudiera desmandar.

Finalmente llegó el all-in y call que definiría el sexto puesto. El polaco Jakub Mroczec intentó robar una ciega pusheando  As
8s
antes de que le tocara poner la suya en la siguiente mano y Killeen se aisló con  Th
Tc
en la SB. Ni rastro del as en las comunitarias.

En el terreno minado en el que se desenvolvían los perseguidores del chipleader, Jake Cody pagó muy caro el descolgarse pagando con  Qc
Jc
un rerrobo de MacPhee con  Ah
8h
y doblando al canadiense.

En la misma órbita, acabó dos veces más all-in contra MacPhee. La primera, un flip que tenía ganado en el flop  2h
Jh
Th
con KJ contra 66, acabó en bote repartido por culpa de otros dos corazones. Aún lamentándose por su mala suerte, Cody ligó trío de reyes en un flop  Kc
Ks
Jh
y se stackeó contra  Qs
Qc
. El duelo a muerte por el bicampeonato quedó saldado con una Q en el turn.

Pauli siguió sin participar de las eliminaciones, viendo la pelea desde su atalaya de puntos. La siguiente fue la de su compatriota Artur Koren, que indujo una resubida en guerra de ciegas con  8s
8c
y perdió el flip contra el  Qc
Jd
de Killeen.

Con solo tres jugadores con vida se sacó el tema de un posible pacto, pero Sebastian Pauli lo descartó porque las cifras del ICM no reflejaban a su gusto la superioridad de su stack.

La despedida de Killeen llegó en un movimiento muy extendido hoy en día, el push directo de 20 ciegas desde el botón. MacPhee hizo el call con  Ah
Qs
, dominando con holgura al  Ad
7d
del irlandés.

En el heads-up, MacPhee nunca llegó a adelantar a Pauli, pero sí le hizo sudar un poco después de remontar un bache que le llevó a estar en desventaja de 8:1 en fichas. El alemán cortó la remontada a tiempo y volvía a estar muy por encima de su rival cuando los dos acabaron all-in con ases en la mano. Los kickers entraron en juego y Pauli llevaba la  Qc
, por un  Tc
en manos de Kevin.

EPT Londres 2014
Jugador Premio (libras)
1. Sebastian Pauli 499.700
2. Kevin MacPhee 308.500
3. Kevin Killeen 220.500
4. Artur Koren 168.900
5. Jake Cody 133.800
6. Jakub Mroczek 104.200
7. Jonathan Besandoun 75.900
8. Pablo Gordillo 51.900

El próximo EPT compartirá la atención de los habitantes de Praga con el tradicional mercado navideño de la capital checa. Empezará con la segunda semana de diciembre, del 7 al 17, y esperamos una buena representación hispana en una de las paradas favoritas del circuito por su relación calidad /precio.

Comentarios