La situación actual del poker en Estados Unidos

Esta semana repasamos la salud del poker en los Estados Unidos. Desde el duro golpe que supuso el Black Friday para el juego en el país que más jugadores aportaba al mercado mundial, hasta la actualidad, en la que unos pocos estados lideran el difícil proceso de volver a ofertar poker online dentro, y entre sus fronteras.

La industria del poker online de Estados Unidos todavía sufre las consecuencias del Black Friday y la Ley de Aplicación ilegal de los juegos de azar en Internet (UIGEA).

Puedes refrescar este oscuro episodio de la historia del poker online en el artículo que escribió la semana pasada nuestro compañero Adrián Sevillano "Baturro"

Lejos quedan los años gloriosos de poker online, en los que el gigante norteamericano era el principal proveedor de jugadores al tráfico de poker mundial.

Tras aquel famoso 15 de abril de 2011, el poker en Estados Unidos comenzó un lento y difícil camino para poder ofrecer poker online en su territorio. Un pequeño grupo de estados han liderado el proceso de intentar "hacer el poker grande otra vez".

La UIGEA impidió las operaciones de sitios no regulados que ofrecían juegos en EE.UU. Desde entonces, algunos estados han reconstruido industrias reguladas de poker online desde cero. En todos los casos, al igual que sucedió en España, los territorios pasaron por mercados cerrados antes de poder expandirse a través de acuerdos multiestado.

Como vemos en el mapa, en la actualidad son seis los estados que ofrecen poker en su territorio o han iniciado el proceso para poder ofertarlo. 

Delaware fue el primer estado en regular el poker online en 2012 y Nevada le siguió poco después. Los dos mercados comenzaron independientemente el uno del otro.

Asociarse con otros estados era necesario para un estado de menos de un millón de habitantes, como es el caso de Delaware (897.934 hab.), por lo que firmó un acuerdo de intercambio de liquidez compartida con Nevada. Los tres sitios del Estado operan sus propias skins en una red compartida de 888poker.

En el caso de Nevada, se trata del segundo estado en regular el poker online en EEUU, ocupando el tercer lugar en importancia entre los 4 estados que ofrecen poker en la actualidad. En Nevada solo pueden ofrecerse apuestas deportivas y poker online, que se limita a un único operador, WSOP Nevada.

Un año más tarde, en noviembre de 2013, se unía Nueva Jersey. Se trata del mercado regulado más importante de los Estados Unidos. Desde sus fronteras se puede jugar en hasta siete sitios de poker, repartidos en cuatro redes:

Borgata 1: partypoker NJ / Borgata / BetMGM
Borgata 2: Pala Poker
Caesars: WSOP NJ / 888 poker NJ
Resorts: PokerStars NJ

En el año 2017, después de cuatro años sin avances en la expansión del poker por el país norteamericano, llegó la sorpresa después de que Pensilvania decidiera aprobar un paquete de leyes que permitía la llegada del juego online al Estado. PokerStars PA aterrizó en noviembre de 2019.

La plataforma opera en un mercado independiente y solo acepta jugadores de Pensilvania, por tanto, los jugadores de PokerStars PA no comparten liquidez con los jugadores de PokerStars NJ.

La carrera por la liquidez compartida

Como hemos comentado, al tratarse de uno de los estados más pequeños del país, desde el inicio del proceso legislativo, Delaware se posicionó como epicentro de los juegos interestatales.

En marzo de 2015, los gobernadores del estado firmaron un acuerdo que permitía compartir la liquidez en el poker online. Los ingresos estatales se conservan en función de la ubicación de los jugadores, pero los jugadores comparten mercado. El Acuerdo Multiestado de Juegos de Azar por Internet (MSIGA) fue el primero de este tipo en los Estados Unidos.

La MSIGA creó un conjunto normas comunes, tiene membresía abierta y cada estado que se une al acuerdo recibe un asiento en la junta directiva del grupo.

Aunque el acuerdo no tuvo impacto en los ingresos de los estados, sentó las bases para una posible mayor expansión interestatal en el futuro.

En octubre de 2017, Nueva Jersey se unió a la MSIGA, creando un pacto de tres estados.

Como tal, el estado contaba con la liquidez suficiente para ofertar su propia industria de varias licencias, sin embargo, el poker online no ha crecido al ritmo esperado en un Estado en el que se encuentra Atlantic City.

La pregunta en la mente de todos es si Pensilvania se unirá a la MSIGA. Pensilvania es el 6º Estado más poblado del país con 12.702.379 habitantes y la adición de los posibles jugadores haría que el mercado estadounidense gozase de mejor salud.

Aunque los reguladores no han adoptado una postura pública sobre el tema, la expectativa es que Pensilvania se una al acuerdo interestatal. De hecho, sus funcionarios ya han estado trabajando estrechamente con Nueva Jersey en el pasado.

Además, Pensilvania reguló iPoker, que podría convertirse en la primera sala a cuatro bandas.

Este nuevo marco de acuerdos entre estados permitió que en abril de 2018 la organización de las WSOP anunciara el lanzamiento de sus plataformas multiestatales. Lo que supuso un momento clave, ya que permitió a los jugadores de Nueva Jersey competir en cuatro eventos de las series, con la entrega de sus correspondientes pulseras.

Virginia Occidental y Michigan

En 2019, Virginia Occidental y Michigan se convirtieron en los estados número cinco y seis en regular el poker online. Virginia Occidental lo hizo a finales de marzo y Michigan en diciembre, justo antes de fin de año.

PokerStars entró en Michigan el 29 de enero de 2021. En marzo se unió BetMGM Poker. Por ahora, el estado está solo, sin liquidez compartida, aunque una ley aprobada en diciembre de 2020 allana el camino para que Michigan se una próximamente al acuerdo MSIGA.

En el caso de Virginia Occidental, todavía no dispone de salas de poker online. El Estado de la Montaña cuenta en activo con apuestas deportivas y casinos online. La esperanza de que comparta liquidez es positiva, ya que al igual que sucede con Delaware, no esta clara la viabilidad del mercado en un territorio con menos de dos millones de habitantes.

En 2021, pueden unirse Connecticut e Illinois. Ambos estados parecen interesados en aprobar la legislación de juegos de azar en línea este mismo año, aunque habrá que esperar al lento proceso de entrega de licencias para ver el lanzamiento de las primeras salas de poker.

Si los suficientes estados regulasen el poker online, se podría soñar con una la pequeña posibilidad real, aunque difícil, de ver una red común que nos recuerde un poco a la escena previa al Black Friday en los Estados Unidos.

Mirando al futuro, PokerStars (que ya opera en Nueva Jersey y Pensilvania) ha llegado a un acuerdo con el operador de casinos estadounidense Eldorado Resorts, Inc., con la intención de operar en otros 11 estados (Colorado, Florida, Illinois, Indiana, Iowa, Luisiana, Mississippi, Missouri, Nevada, Ohio y Virginia Occidental).

De esos 11 estados, sólo Nevada y Virginia Occidental han regulado el poker online, por lo que los otros nueve estados tendrían que pasar por el arduo proceso de regulación antes de poder soñar con una hipotética red PokerStars USA.

Nueva Jersey mira a los mercados nacionales e internacionales

En términos de liquidez internacional, el primer paso lo dio en noviembre de 2017 el senador de Nueva Jersey Raymond Lesniak, que presentó un proyecto de ley que facilitaría el proceso de ampliación de acuerdos a través de las fronteras.

Lesniak tenía como objetivo derogar la parte del código de juego de Nueva Jersey que requiere que los servidores se encuentren en Atlantic City. Al eliminar ese obstáculo, el Estado estaría en condiciones de asociarse con operadores fuera del Estado e internacionales

Desafortunadamente, Lesniak se retiró al final de la sesión legislativa de 2017 sin que el proyecto de ley ganara ningún movimiento.

Más piedras en el camino

A principios de 2019, el gobierno federal se movió para interferir en la liquidez compartida de los juegos de azar interestatales.

La Oficina del Abogado del Departamento de Justicia revirtió su interpretación permanente de la Ley de Comunicaciones por Cable de 1961, volviendo a una postura más restrictiva en lo que respecta a los juegos de azar online. Si la interpretación revisada se aplicara en la máxima medida, se prohibiría la liquidez interestatal. Esto dañaría seriamente la viabilidad del poker online en los estados menos poblados, como Delaware y Virginia Occidental, además del duro revés que supondría para el crecimiento y la posible expansión del poker en EEUU.

La buena noticia es que antes de que llegara el plazo de cumplimiento el verano pasado, la Comisión de Lotería de New Hampshire (NHLC) presentó una demanda contra el Departamento de Justicia. Su temor era que la nueva opinión hiciera ilegales las loterías con botes interestatales. El resultado del caso fue que el juez de la Corte de Distrito de los Estados Unidos Paul Barbadoro se puso del lado de la lotería, y el dictamen fue anulado.

A la espera de nuevas noticias y de la adhesión de futuros estados, este es el panorama actual del poker en los Estados Unidos, un país clave para la salud del juego a nivel global. 

Comentarios