Super High Roller Bowl 2017Jake Schindler partirá con amplia ventaja respecto a los alemanes Vogelsang y Schillhabel

El americano es favorito a llevarse los seis millones que esperan un ganador. Vogelsang será su principal escollo con permiso de un Schillhabel muy corto en fichas.

Maratoniana jornada la que se ha vivido esta pasada madrugada desde el Convention Center del Aria Hotel & Casino con motivo del cuarto y penúltimo día de las $300k Super High Roller Bowl, una jornada que reunía a ocho jugadores con la burbuja de premios como principal objetivo.

De aquí saldrá el ganador.
De aquí saldrá el ganador.

Estrictamente hablando, la burbuja ya había explotado, pues los 60.000$ en depósitos de los dos jugadores que no participaron quedaron reservados a la octava posición, sin embargo ese premio no saciaba las necesidades de los jugadores que habían abonado 300.000$ por cabeza, por lo que se buscaba por lo menos un premio que doblara la inversión inicial.

Los stacks al comenzar la jornada eran los siguientes:

Mesa Final $300k Super High Roller Bowl 2017
Jugador Puntuación
1. Leon Tsoukernik 1.780.000
2. Jason Koon 685.000
3. Jake Schindler 4.080.000
4. Byron Kaverman 2.200.000
5. Pratyush Buddiga 1.780.000
6. Christoph Vogelsang 2.650.000
7. Justin Bonomo 1.735.000
8. Stefan Schilhabel 1.890.000

Semejante burbuja se esperaba que se hiciera de rogar, pero tal vez no tanto como hubo que esperarla. Costó más de cinco horas conocer el nombre del “bubble-boy”. Esta amarga posición acabó yendo a parar a Jason Koon, quien partía con el stack más corto de los aspirantes y quien en ningún momento pudo abandonar el farolillo rojo. 

Jason Koon perdía aquí la oportunidad de ganar un buen dinero pero se ganaba el afecto de la comunidad al realizar unas declaraciones muy correctas una vez eliminado, como también hizo a través de Twitter. 

Gracias a todos por vuestras muestras de cariño. Caer en burbuja duele pero seamos honestos: soy una persona sumamente privilegiada, un chico americano que ha perdido dinero jugando un torneo de poker”.

Esta fue la mano que todo el mundo quería que sucediese, pero la que verdaderamente tuvo un impacto fuerte en el devenir del torneo fue una que midió a Jake Schindler y Pratyush Buddiga cuando ambos tenían stacks casi idénticos y ocupaban la segunda y primera posición respectivamente.

Todavía quedaban siete jugadores sobre la mesa, Vogelsang abría la mano a 90.000 puntos (en 20k/40k-40k) dessde MP, Schindler pagaba con  8d 8c en el botón y Buddiga lanzaba un squeeze a 400.000 con  As Ad desde la ciega grande. Solo Schindler le pagaría para conectar un flop  8h 7c Qh . Buddiga jugó al check/call en las tres calles. Le pagó a Schindler 400.000 en flop, 750.000 en turn y todo su resto en el river después de mucho pensar. Buddiga bajaba a la última posición en ese momento con apenas 600.000 puntos mientras Schindler se disparaba por encima de los 8 millones. A partir de aquí ya nadie bajó al americano de la primera posición.

La siguiente eliminación llevó el nombre de Justin Bonomo a manos de Vogelsang cuando este conectó una escalera runner-runner desde la ciega pequeña limpeada mientras Bonomo con  4s 2h en la grande había conectado trips en  2s 9h 2d . Bonomo se despedía en séptima posición, inmediatamente antes de que lo hiciera Buddiga en la sexta, eliminado a manos de Leon Tsoukernik.

El siguiente en despedirse fue Byron Kaverman, de nuevo en un enfrentamiento de  As Ah contra  8d 8c . Esta vez los ases de Schindler se mantuvieron fuertes contra los ochos de Kaverman, que de esta forma caía eliminado en quinta posición con un premio de 1.400.000$. El día se quedaba así pendiente de una eliminación más para llegar a su final.

No hizo falta esperar mucho más tiempo. Leon Tsoukernik fue el siguiente en besar la lona a manos de Vogelsang. El  Ad Td del empresario checo se topó con los  As Ac del alemán. Tsoukernik se llevaba 1.800.000$ poniendo así punto final a una jornada que se alargó mucho más de lo que hubiera cabido esperar.

El gran beneficiado de este fuego cruzado fue el alemán Stefan Schillhabel, quien sin hacer demasiado ruido fue escalando posiciones en la tabla de cobros, garantizándose 2.400.000$ con un stack de apenas 12 ciegas. Así quedaron las cuentas una vez se puso punto final al día 4.

Día 5 $300k Super High Roller Bowl
Jugador Puntuación
1. Jake Schindler 10.670.000
2. Christoph Vogelsang 5.245.000
3. Stefan Schillhabel 885.000

Como decíamos, los tres aspirantes tienen 2.400.000$ garantizados. Ese será el premio que se llevará el tercer clasificado, 3.600.000$ están reservados al runner-up y 6.000.000$ esperan al ganador. Schindler parte con ventaja, pero los germanos seguro venderán cara su derrota. ¿Quién ganará? La próxima madrugada lo sabremos.

Comentarios