Las transacciones en el juego online durante el confinamiento descendieron un 3,2%

La CNMC ha publicado un estudio con el que ha quedado demostrado que pese a que el gobierno aseguró que el confinamiento iba a provocar un incremento en el volumen del juego online, este no se produjo.

Los datos son los que son, le guste a quien le guste. Alberto Garzón aseguraba en marzo que la población se encontraba ante una gran amenaza con el confinamiento en el horizonte, y es que según aseguró el ministro, que la gente estuviera en casa confianada iba a provocar un peligroso incremento en el volumen del juego online.

La realidad fue bien diferente. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha publicado un estudio en el que ha detallado cómo las transacciones en el juego online descendieron de un 6,7% a un 3,4% del primero al segundo trimestre de 2020.

El supuesto trasvase de jugadores que se iba a producir hacia el juego online proveniente del cierre de los establecimientos físicos no se produjo. La realidad es que, como es obvio, dado que prácticamente todas las competiciones deportivas del mundo quedaron suspendidas, el consumo del juego online descendió.

Aunque parte de los consumidores sí que cambiaron las apuestas deportivas por el poker o por los juegos de casino online, la realidad es que la mayor parte de apostadores y los clientes habituales de los establecimientos físicos dejaron de jugar.  

Resulta curioso que el gobierno pregonara por todos los medios de comunicación que la sociedad se encontraba frente a una gran amenaza al estar confinada, cuando era obvio que sin apuestas deportivas el sector iba a ver reducido su volumen de negocio. Sin embargo, esta alarma infundada que crearon fue suficiente para terminar bloqueando casi por completo la publicidad en el sector durante meses y finalmente de forma permanente a través de una nueva Ley.

Resumiendo los datos del estudio, el juego online supuso un 3,7% del volumen de negocio del comercio electrónico durante el confinamiento, ocupando así la sexta posición en el ranking por detrás de las prendas de vestir, la suscripción a canales de televisión o los electrodomésticos, imagen y sonido entre otros. Este volumen fue de negocio fue un 3,2% inferior al volumen de negocio del primer trimestre y esto ha demostrado que el confinamiento no derivó en un incremento del juego online.

Comentarios