WSOPE Main Event: Elio Fox "smokrokbyflock" se corona

Chris Moorman cae en el heads-up y Moritz Kranich cierra tercero su intento de ganar la Triple Corona.

La mesa final del Main Event de las World Series of Poker Europe respondió a las expectativas y proporcionó emoción a raudales. Al final fue el americano Elio Fox el que se llevó el brazalete y los 1.400.000 euros reservados para el campeón.

Fox disfrazado de "smokrokbyflock"
Fox disfrazado de "smokrokbyflock"

El primer choque de trenes de la final dejaba ya la primera víctima en el camino. Todo el stack de Max Silver entraba preflop tras hacer 5bet all-in a Chris Moorman, que aceptó el envite con JJ. Silver enseñó AK y las comunitarias no le ayudaban, saliendo en octava posición.

Jake Cody se dedicaba a 3betear a toda la mesa y la agresividad preflop se acabó por contagiar. El mayor damnificado fue Brian Roberts. Kranich, que había llevado al showdown JJ tras hacer call preflop a Jake Cody manos atrás, le puso la cuarta a Roberts; dos manos después fue Elio Fox el que resubió el 3bet de Brian Roberts. Para seguir hurgando en la herida, Elio Fox acabó metiendo una inusual 5bet preflop a una mano que abría Cody y resubía Moorman ¿Adivinas quién se había atrevido a meter la cuarta por detrás de esos dos jugadores? Sólo con lo que había foldeado a las resubidas preflop, Roberts había perdido cerca de 700.000 puntos en 16 manos.

El primer nivel terminaba tras 29 manos y una eliminación. Elio Fox dominaba la mesa con 4.885.000 puntos, Moorman había subido hasta los 3.225.000 y Shawn Buchanan era el shortstack de la mesa con 22 ciegas.

Se reanudó el torneo y en la mano 34, Brian Roberts hacía call a una subida de Chris Moorman desde UTG. Elio Fox hacía un squeeze, resubiendo a 260.000 puntos. Chris Moorman resubió de nuevo, a 585.000, probablemente para poner a prueba a Fox. La sorpresa le llegó en forma de all-in de Brian Roberts, unos 1.2 millones más. Moorman decidió tener odds para pagar y enseñó K9. Roberts enseñó ases y se dobló hasta los 3 millones de puntos.

Las cosas parecieron calmarse y se empezaron a ver flops. Moorman lograba sacarle un millón de puntos en tres apuestas a Dermot Blain en una mesa QJ978 con tres diamantes, precisamente el palo de las cartas de mano del jugador inglés.

Dermot Blain no dejaba de meterse en fregados y esta vez doblaba a un jugador muy peligroso, Shawn Buchanan. Y no es que el irlandés tuviera culpa alguna. De hecho iba muy por delante con JJ contra A8o. El flop emparejaba el 8 y le daba dos outs más a Buchanan, que completó dobles parejas en el river.

Moritz Kranich se vio envuelto de nuevo en un bote que llegaba al 5bet preflop. El alemán abría la mano en el botón y las ciegas respondieron raiseando en orden, primero Moorman y luego Brian Roberts. Kranich se plantó y metió sus más de dos millones en el bote. Si queréis jugar, que sea por todo el stack. No encontró respuesta.

Jake Cody tomó el protagonismo hasta el segundo descanso. El chipleader seguía siendo Elio Fox, que había bajado a 4 millones de puntos. Había 3 jugadores rondando los tres millones -Jack Cody, Moritz Kranich y Chris Moorman-, Brian Roberts estaba en 2.35 millones y Dermot Blain sobrevivía con 550.000 puntos, perdiendo fichas en las últimas manos.

Las ciegas subían a 25K/50K/5K.

Hubo que esperar diez manos para ver el siguiente flop. Y vino acompañado del turn y el river, ya que Blain estaba all-in preflop contra Fox. El chipleader enseñó KQ y el Blain ases, que aguantaron perfectamente. Dermot Blain se doblaba.

El juego se seguía desarrollando preflop y ya tardaba en producirse una desgracia. Elio Fox abría el bote desde posiciones medias y Jake Cody subía a 260.000 desde el botón. El chipleader resubía a 600.000 y Cody decidía terminar la mano en ese momento. Metió todas sus fichas al centro y Fox instantáneamente hizo call, creándose un bote de siete millones de puntos.

Las manos no eran excesivamente espectaculares para el bote que se estaba jugando, TT para Fox y JJ para Cody, pero las comunitarias contribuyeron a llevar el espectáculo al límite. Tras el flop, 678, cayó el 9 que completaba la escalera de Fox. El river no era el T que necesitaba Cody y el ganador de la Triple Corona quedaba eliminado en séptima posición.

El torneo, que tan igualado estaba en el segundo descanso del día, se había roto para el tercero. Fox doblaba a Moorman con 7.6 millones por 3.8 del inglés. Kranich y Roberts habían perdido comba y rondaban los 2 millones. Blain había remontado hasta 1.3 millones y Buchanan era el shortstack con un millón.

Kranich y Moorman nos dejaron una mano muy interesante. Chris Moorman abría UTG y Kranich completaba en ciega grande. Moorman hacía apuesta de continuación en un flop 872 y Kranich aguantaba. El turn era la J de diamantes, que abría proyecto de color y provocaba que Kranich apostara 275.000 puntos de cara. Moorman hacía call y se enfrentaba a una nueva apuesta de 505.000 puntos tras el river, el T de trébol. Moorman hizo un gran call con 84o, mejor que el KQ de diamantes del alemán, lo que habla muy a las claras de su calidad como jugador y de la basura que abre desde UTG.

Así pues, Shawn Buchanan, Dermot Blain y Moritz Kranich se encontraban a la cola de la clasificación. Si antes se veían pocos flops, ahora la mitad de la mesa se quedaba con dos movimientos, el all-in de cara y el rerrobo.

En un momento dado, Blain decidió que era su momento de robar unas ciegas y resubió all-in a una subida mínima de Fox. Buchanan se encontró con dieces en la ciega grande y se apuntó a la fiesta, muy por delante del A4 del pelirrojo irlandés. El flop fue monocolor, del palo del as de Blain, lo que convertía la mano en prácticamente un flip. Otra vez el as en el river era el que sellaba el destino de un jugador en esta mesa final y Buchanan salía en sexta posición.

El torneo se había roto definitivamente en dos grupos, con Moorman subiendo hasta los 5 millones de puntos y a 2.5 millones de Fox, que tenía 7 millones. Blain tenía 2.4 millones, Roberts 1.9 y Kranich 1.2 millones, 20 ciegas.

Moorman estaba en racha y entraba a todos los botes. Las cosas se le torcieron y perdió varios botes pequeños hasta terminar doblando al alemán Kranich yendo muy por delante con KQ contra QJ. El river completaba escalera para Moritz, que subía a 2.4 millones de puntos.

La acción se fue muriendo hasta el siguiente descanso.

En este descanso, las cosas parecían aún más de cara para Elio Fox. Mantenía los 7 millones de puntos, Brian Roberts y Chris Moorman estaban en torno a 3.5 millones y Moritz Kranich y Dermot Blain eran los shortstacks por encima de las 20 ciegas.

El irlandés Blain no se sentía confiado en esta mesa y decidió que si entraba en un bote sería all-in. Lo hizo dos veces consecutivas, desde botón y cutoff. La tercera mano, con las ciegas robadas, decidió simplemente abrirla desde UTG y el 3bet que tanto parecía temer le vino desde la ciega pequeña de Brian Roberts. Blain respondió con un all-in y Roberts, después de muchas dudas, hizo call con AJ. Blain mostró KQ y el flop, AQ2, aún empeoraba su situación. No consiguió mejorar y caía en quinta posición.

Moorman y Roberts se encontraron con un flop monocolor de diamantes que le gustó a ambos. Roberts fue el agresor con posición y Moorman el pagador. El turn fue un cuarto diamante y Moorman pegó de cara 675.000 puntos. Roberts confirmó que tenía un diamante pagando. En el river, Moorman apostó el resto de su stack, 1.915.000. Roberts hizo call con KQs, un color flopeado que se vio superado en el turn por el A de diamantes de Moorman, que subía a 6.5 millones de puntos. Roberts se quedaba con 1.2 millones.

Moorman atacó la ciega del shortstack dos veces seguidas desde la ciega pequeña, con una apuesta que ponía all-in a Roberts ambas veces. A la segunda, Roberts no quiso seguir perdiendo fichas sin pelea e hizo call con J8. Moorman tenía Q4.

Hoy las protagonistas del juego querían ser las cartas comunitarias y salió un nuevo flop juguetón, 867. Roberts se ponía por delante pero Moorman tenía proyecto de escalera a dos puntas y una overcard. Como en las anteriores ocasiones a lo largo de la jornada, se completó la escalera y Roberts era eliminado en 4ª posición.

Con tres jugadores en la mesa, Fox puso a trabajar su enorme stack y amenazaba con arrasar a la competencia. Moritz Kranich fue el primero en intentar oponer resistencia y resubió all-in al inglés. Fox llevaba mano, 99, y el call fue automático. Kranich estaba en muy mala situación con 54s, pero... De nuevo el flop, 267 esta vez, le daba proyecto de escalera y backdoor de color al alemán. Esta vez no hubo remontada y Kranich caía eliminado.

La ventaja de Fox al arrancar el heads-up era de 11 millones de puntos a 6.7 millones de Chris Moorman.

El heads-up duró más de 30 manos, pero en ningún momento Moorman logró tomar las riendas.

Empezó extraordinariamente agresivo preflop. A la segunda vez que 4beteó a Fox, le cayó el all-in y perdió todo lo recuperado al verse obligado a foldear.

Después de los fuegos artificiales se empezaron a ver flops, en los que normalmente la apuesta de continuación era suficiente para terminar la mano.

El primer bote importante se generó alrededor de un flop monocolor de tréboles J65. Fox apostó con iniciativa y posición y Moorman puso el precio del check-raise en 625.000. Fox hizo call y el A del turn desencadenó una apuesta de 950.000 puntos por parte de Moorman. Fox seguía queriendo llegar al showdown. El river fue un nuevo trébol y la acción murió de repente. En el showdown, Fox enseñó J2 con el 2 de tréboles. Moorman no enseñó.

Elio Fox decidió tomar las riendas del heads-up con la ventaja recién ganada y contestó todos los 3bets de Moorman yendo all-in. Moorman foldeó varias veces hasta que A7 le pareció suficiente, ya muy por detrás en fichas. Fox tenía AT y el Main Event de las WSOPE 2011 se despidió con otro flop emocionante, 346. Esa es toda la emoción que quedaba. El turn y el river no cambiaron nada y Elio Fox se llevaba el torneo.

Al final, este fue el reparto de premios.

  1. Elio Fox  1.400.000€
  2. Chris Moorman  800.000€
  3. Moritz Kranich  550.000€
  4. Brian Roberts  400.000€
  5. Dermot Blain  275.000€
  6. Shawn Buchanan  200.000€
  7. Jake Cody  150.000€
  8. Max Silver  115.000€
     

Comentarios