YouTube inicia una cruzada contra los contenidos sobre poker

La plataforma líder en entretenimiento audiovisual ha comenzado una guerra abierta contra los creadores de contenido de poker. Los jugadores están viendo cómo desde este pasado fin de semana YouTube ha comenzado a borrar gran parte de sus vídeos.

Este pasado fin de semana saltaron todas las alarmas dentro de la comunidad de poker en YouTube.

Jaime Staples, ex embajador de PokerStars y actual embajador de partypoker, publicaba el sábado a través de Twitter en un primer mensaje que YouTube había comenzado a borrar algunos vídeos de su canal porque aparentemente rompían los Términos y Condiciones ya que enlazaban a una página relacionada con el juego.

Staples lanzaba una queja hacia el equipo de YouTube tratando de explicar que el poker no tiene nada que ver con otros juegos como la ruleta o el blackjack, pero el domingo volvía a publicar de nuevo que en esta ocasión habían sido 6 vídeos borrados en los últimos 20 minutos que se convirtieron en 16 vídeos borrados en pocos minutos más.

Finalmente se confirmó la catástrofe y le terminaron borrando 134 vídeos, de los cuales 24 eran vlogs y 110 eran de su canal de poker.

Sus quejas encontraron el eco de otros jugadores que también comenzaron a ver cómo sus vídeos desaparecían de sus canales. Uno de los que se mostró muy preocupado al respecto fue Elías Gutiérrez ‘Zeros’.

Los streamings y las plataformas de vídeos han sido una de las herramientas que más han impulsado el poker en los últimos años. Miles de jugadores alrededor del mundo han trabajado en sus canales durante mucho tiempo, poniendo esfuerzo e ilusión por acercar el poker a millones de hogares y mostrar al mismo tiempo que el poker es un juego de estrageia, no de azar.

El principal problema que surge con esta nueva política de YouTube es que no solo están baneando vídeos en los que se muestra el juego en sí mismo, sino también los relacionados con el poker que se publican en los canales afectados. YouTube está tirando por tierra el duro trabajo de muchos creadores de contenidos amparándose en unos argumentos que parecen propios del desconocimiento de tiempos pretéritos.

Los prejuicios que tiene la mayor parte de la población hacia el poker han sido creados en buena medida por películas o series de televisión en las que siempre se ha mostrado a los jugadores de poker como individuos de dudosa reputación. Sin embargo, con lo mediático que se ha vuelto el juego en los últimos años y toda la información que existe sobre él, no existe ninguna excusa razonable para justificar la prohibición de este tipo de contenidos en la plataforma líder en entretenimiento audiovisual. Menos aún cuando siguen permitiendo la publicidad de casas de apuestas y de salas de poker. En YouTube están haciendo uso de una doble moral propia de la más pura hipocresía.

Si esto sigue adelante, sin duda es un mazazo para la difusión y el crecimiento de nuestro querido juego. Esperamos que pisen el freno y recapaciten, y sobre todo que otras plataformas como Twitch no sigan el camino de YouTube.

Comentarios