¡La visión del reportero! Víctor Martinez "Vuchuu" sobre el CEP Sevilla 2008

La quinta etapa del Campeonato de España de Póquer nos llevó a Sevilla, capital de Andalucía, y mi segunda casa en España (aunque fuese por muy corto periodo de tiempo). Volver a disfrutar de Triana, pasear por la calle Betis y ver terminadas por fin las obras del tranvía que tanto estropearon mis visitas de antaño, son en sí motivos de sobra para disfrutar de este viaje, además hay que añadir el descubrimiento de Latino, un lugar situado al lado de mi hotel, pegado al río, que se convierte en visita obligada de servidor desde ya; y el tener la visita de alguien muy especial después de un día duro.

Todo parecía pues indicar que sería un torneo excepcional a nivel personal cuando llegaba al Gran Casino Aljarafe, pero las sensaciones eran bastante contrarias. Posteriormente todo se concretaría en forma de cámara sin cargador y, sobretodo de agua sobre el teclado del portátil con que trabajo.

Esto hizo que, a pesar de la ayuda y el apoyo total de Camilo Vercesi, a quien no puedo agradecer lo suficiente todo su apoyo, llegando a dejarme su propio portátil para que pudiese trabajar; no me sienta para nada satisfecho con mi trabajo.

Éste era el primer torneo que se celebraba en el casino, pero gracias al empeño del personal y a la ayuda desde Cataluña, el torneo fue en cuanto a organización prácticamente perfecto. Seguramente el más puntual de todos los CEPs hasta la fecha, con información muy actualizada y todas las facilidades para la prensa. Un gran cambio a mejor, con los únicos peros del humo y la climatización, que hizo que más de una garganta se resintiera.

El torneo tuvo 121 participantes, una cifra tremenda para una primera edición de un torneo, la mayoría de los cuales eran los habituales del circuito, que parecen no querer perder ni una sola oportunidad de hacer caja a la vez que consiguen puntos de cara a la clasificación final del campeonato. Clasificación que ahora ha cambiado de líder, dando Juan García paso a Alberto Boal, jugador de Los Pelayos Póquer, a quien conocí en Valladolid, y con el que he tenido el placer de hablar algún que otro rato en esta ocasión; que tras su tercer puesto ha llegado a los (si no calculo mal) 28 puntos, cuatro por delante de Ángel Manso y tres del líder anterior.


En el primer día de torneo, el ritmo de eliminación fue vertiginoso. Mientras servidor se peleaba con el ordenador de Camilo, tratando de instalar todo el software necesario para llegar hasta vosotros, los jugadores se pegaban sin fin en una batalla que al término del sexto nivel había dejado en la mitad a los 121 contendientes. Los Armando Muñoz-Calero, Raúl Paez, Rivichico o Ibón Rodrigues no estaban vivos ya a la hora de la cena; y antes de empezar el séptimo nivel se les unirían SobraoBoy, Conejoloko, Krusty y Finitofl.

Posteriormente el juego se pausaría hasta llegar al final del día uno con Tomeu Gomila Amatos como líder muy destacado y otros 20 jugadores todavía en competición. Y hablando de Amatos, que es una persona a la que todo el mundo interesado en este mundillo debería poder oír analizar una mano alguna vez, porque es un fiera haciéndolo; el jugador balear no tuvo suerte esta vez, y es que, aún acabando en la mesa final, dentro de los premios, no ganó la gran mayoría de los botes grandes que se jugó, y así es difícil ganar un torneo.

Entre los 21 jugadores que pasaron al segundo día se pudieron apreciar muchas caras jóvenes. Algunas de ellas quizás desconocidas hasta hace poco y que dejarán de serlo sin duda. Dos de estas caras son las de los que hasta hace poco quizás figuraban como “amigos de” dentro del mundo del vivo. Por un lado está Dani Gómez (amigo de Pedro Pellicer, tercero en Valladolid) y por el otro Mel Pardo, flamante segundo puesto en este torneo y amigo de la infancia de Javier Etayo. Quizás ambos jugadores merecieron más suerte en el torneo, si cabe, pero sin duda que esta misma suerte que merecieron estará de su parte en un más que prometedor futuro.

La otra joven conocida es la catalana Leo Margets, una gran jugadora, y si no basta con sus números para creer esto, venid a verla jugar, y lo comprobareis vosotros mismos. Además que parece que son muchos los jugadores de esta región que rebosan simpatía, y eso es un plus muy importante para quien les escribe.

Y para el final me dejo al campeón, que dejó a todos los jóvenes en el camino para hacerse con los más de 20.000 euros del primer premio. Se trata de Manuel Sevilla, hermano gemelo de Agustín, que me creo una gran confusión a lo largo del día uno. Manuel, bastante más sosegado en las mesas realizó un juego serio que le resultó muy efectivo, especialmente desde el final del primer día, dónde empezó a acumular fichas que le acabarían dando como vencedor.

Comentarios