Crónica del Spanish Poker Tour Castellón por Simón Muñoz

El pasado fin de semana, aprovechando que caía cerca de casa, tuve el placer de asistir como miembro del Equipo Unibet a la última parada del Spanish Poker Tour de ^Everest Poker, celebrada en el recién inaugurado Gran Casino de Castellón. La oportunidad era doble, por una parte disputar un torneo con una estructura magnífica, y de paso evaluar como Castellón organizaba su primer gran torneo de póquer. También jugar un torneo rodeado de amigos, ya que el clan valenciano, nos desplazamos casi en bloque a jugarlo.

Así que allí estaba Simón un viernes cualquiera de Septiembre, registrándose para participar en el mostrador del Casino. El Casino de Castellón, perteneciente al Grupo Orenes debo decir que tiene un aspecto magnífico, se podría decir que todavía huele a nuevo, como toda la zona del Grau de Castellón dónde está emplazado. Se trata de una zona estilo puerto olímpico de Barcelona con terrazitas de verano, restaurantes, centro comercial, cines, etc... muy agradable la verdad. Además, toda la zona está sobre un parking gigante ideal para dejar el coche si te acercas al casino (de la salida del parking al casino hay 25m).

Dentro del casino, como os he dicho, todavía huele a nuevo. La zona de juego no es de las más amplias que hay en España, pero imagino que cumplirá perfectamente con las exigencias de la zona. Como siempre tanto la atención de los gerentes y el personal del casino, como de la organización del evento hizo que todo fuera rodado. Tan sólo una queja por mi parte, con difícil solución todo sea dicho. El tabaco.

En la zona reservada para el torneo no se podía fumar, naturalmente, pero en el resto del casino sí. De hecho, se dio la casualidad de que me tocó jugar de espaldas al público (tenía detrás a los espectadores) con la mala suerte de que alguno que otro me "fumo encima". En fin, un putadón para los no fumadores, pero seguro que agradecen los fumadores. Si por mi fuera no se debería permitir fumar en ningún sitio público, que es como debería haber salido la ley antitabaco en este país, pero somos como somos y pasan estas cosas (tampoco lo diré muy alto porque en países tan aparentemente civilizados como Alemania ni siquiera tienen ley antitabaco, o eso, o en Dortmund se la pasaban todos por el forro).

Sobre el torneo en sí, como siempre que está TK Events y Gerard Serra detrás, fue perfecto. Fueron 84 jugadores inscritos, que pueden parecer pocos, pero viendo como había caído en el calendario (justo detrás del EPT Barcelona) y para ser por primera vez en Castellón me parece todo un éxito (en mis previsiones, todo lo que superase los 80 jugadores ya lo era). También se superó la barrera de los 80 en el satélite, lo que habla muy bien del interés por el póquer y los torneos de buy in relativamente bajo en la zona.

El resultado del torneo, ya lo sabéis, lo ganó el gran Javier Martinez "elflacokanu", líder de la actual clasificación del Campeonato de España de Póquer, en casi sin duda la mesa final más rápida que se recuerda en años. Buena parte de ello la debió tener el hecho de que 6 de los 9 jugadores de la misma eran del Equipo Unibet (broma privada :P), quedando Diego Pérez (4º en el EPT Dortmund) el mejor de todos ellos, 3º en esta ocasión tras forzar a Javier a hacer un gran call en una jugada decisiva.

Ya por último, vamos a lo que motiva que me curre estas crónicas, que no es otra que narrar mi participación (ya saben señores de las WSOP, si quieren que les haga una crónica la mar de chula portada de Póquer Red no tienen más que invitarme :P). Esta vez será breve, ya que me centraré exclusivamente en una mano, la de mi eliminación, y a la que he denominado amistosamente...

La primada

Previamente querría haceros una confesión... creo que tengo un tremendo leak en mi juego de torneos al que voy a llamar "terror a venir pa ná" y que se concentra en el último nivel, últimos minutos de cada día de torneo. Por alguna extraña razón, al acercarse el final de cada día en mi mente surge la idea de que si me elimina ahora me evito venir al día siguiente. Esto, reforzado por la convicción de que el resto de la mesa está cansada, deseando que acabe el día, me impulsa a robar y hacer animaladas como la que siguen. Afortunadamente tiene remedio la cosa... el próximo torneo al que llegue bien de fichas en los últimos 20 minutos me voy al bar a tomar birras hasta que acabe... ¡decidido!

Antecedentes de hecho: Media en 22-23 fichas, yo 38K. Me acaban de mover a la mesa del infierno donde hay 3 stacks todavía más grandes que el mío, así que imaginaros la acción que ha habido.

La mano de la discordia comienza repartiéndome 92o en el hijack (dos posiciones a la derecha del botón). Acababa de robar una mano sin muchos problemas en una mesa muy dura en la que apenas me había movido desde que me sentaron, y quería testar el estado de la misma para ver si me podía comenzar a mover en las últimas manos del día. Subo a 1200 (ciegas 200-400, ante 50) y cutoff, dealer y ciega pequeña se tiran. Conejoloko en ciega grande, y siendo el deep stack de la mesa completa.

El flop es 9(d)5(p)3(p), Conejo pasa, y con top pair sin kicker apuesto un poco más de la mitad del bote, 1500. Conejo resube a 5000. Por lo que le he visto jugar en la mesa a mi rival le va la marcha, y sin duda quiere aprovechar su stack para robar. Tras su call preflop y su check raise en el flop, estimo que su rango de manos puede ser parejas medias-pequeñas (88 hacia abajo), cartas altas a la mesa, estilo KJ, QJ, y algunos conectores ligados o sin ligar

Ante esta situación, tengo tres opciones, como casi siempre en el póquer:

  • Puedo tirarme, sacrificar las 2500 fichas que he metido en el bote y continuar felizmente en el torneo.
  • Puedo resubir a conejo. El problema de resubir es que los dos estamos muy, muy deep. Sería pasar de un bote de 7500 a 35000 (mi all in, cualquier raise me deja all in ya que no me puedo tirar ante un all in de conejo habiendo invertido más de la mitad de mi stack).
  • Puedo hacer call, y con la posición de mi lado, decidir que hacer en función de la carta del turn.

Si subo con 92 para robar, no es para tirarme cuando ligo top pair, así que decido descartar la opción de tirarme. Además, habiendo dentro de su rango muchísimas manos sobre las que voy por delante, decido hacer call y decidir en función del turn. En realidad, la decisión de la siguiente acción también la tomo en este momento. Si la carta del turn no es especialmente peligrosa, y Conejo apuesta voy a meter all in. Una apuesta de continuación estándar de conejo sería medio bote, 6500 fichas, y mi all in de 30000 en ese sería realmente caro de ver para conejo excepto con sus mejores manos. En el caso de que Conejo pasase, dependiendo de la carta del turn puedo hacer check, y ver el showdown relativamente barato, induciendo faroles en river de manos como 77, 66.

El turn trae un 10(d), Conejo pasa (sorprendentemente para mi, pero acotando su rango de manos hacia mid pair, overcards) y yo tomo el segundo camino pasando también. La opción de apostar en esta calle no la he contemplado por que me pondría en la situación concreta en la que yo quería ver a conejo. Apuesto medio bote, Conejo me sube all in, y difícilmente podría pagar.

Llega el river, donde despropósito tras despropósito, directamente regalo mis fichas por NO PENSAR. Todos mis planes y opciones en el torneo se van a la basura porque no me tomé 5 segundos para considerar la situación y evaluar la carta ni las acciones de mi rival en esa calle, pero dejemos de lamentarnos y vamos a ello.

La última carta es un 4(t), y Conejoloco abre haciendo una apuesta exageradamente alta, de casi el bote (10K en un bote de 12K). Como ya he dicho, me obnubilo, no pienso, y aplico el mismo plan que tenía para el turn, pero en el river, subir all in. Pero amigo... aquí las cosas han cambiado bastante. Para empezar, la apuesta de Conejo no es de medio bote, es de casi el bote, lo que hace que  mi raise all in no sea ni la mitad de amenazador que podría haber sido con una apuesta más pequeña.

Además, ¿a qué viene ese overbet en el river? Puede estar intentando tirarme del bote, nadie lo duda, pero ¿qué gano subiendo? ¿Voy a tirar alguna mano peor que mi nueve que haya hecho ese overbet? Obviamente no, mi raise all in se convierte en un raise por valor en el river, con second pair sin kicker... olé por mi!!!

Pero siguen los despropósitos. En el momento que hice el raise ya sabía que la había liado a lo grande, y me descentré por completo. Conejo no se lo piensa mucho para hacer call, y yo, totalmene desquiciado y sabiendo que mi 9 no va a llevarse ese bote, ¡tiro mis cartas boca abajo! Conejo enseña 44 para un set de 4s (deberían prohibir el river de verdad :P), pero luego comenta que era capaz de pagarme sólo con los 4s, con lo que hubiera convertido mi raise por valor en el river en bueno (qué escándalo) si el tete no hubiera tirado sus cartas boca abajo... Oficialmente, si me enseña 66, 77, manos plausibles, me pego un tiro...

En fin, como veis un desastre de última calle. No me voy a excusar en el 4 que pinchó en el river, porque no es excusa para la primada que hice. Si hubiera pensado sólo 5 segundos en el river, lo más probable es que hubiera tirado mi mano, y como mucho pagado. De perder entre un 15%-40% de mi stack, pasé a regalarlo entero... en fin... afortunadamente de los errores se aprende y para eso publico estas manos, para sacarlas de mi cabeza, analizarlas, y que cualquiera que la lea no cometa mi mismo error.

Desde luego en esto de los torneos estoy aprendiendo a base de golpes, y realmente debo decir que es algo frustante. Salir a 2 outs en el EPT son cosas que pasan, esto es póquer, pero os aseguro que nada me quita más el sueño que hacer una primada de este calibre. La del EPT os aseguro que no me dolió ni la cuarta parte de lo que me ha dolido esta.

Resumiendo

Debo decir que me encanta el SPT. Es un circuito con una estructura envidiable, digna de un EPT, con una organización impecable y un esfuerzo considerable por parte de ^Everest Poker en que todo vaya hacia delante. ¡Ojalá dure!

Lo mejor

  • La organización por parte de TK y ^Everest Poker
  • El buen hacer de los responsables del Gran Casino de Castellón y el Grupo Orenes en apostar por el póquer (porque ahora mismo es lo que es, una apuesta de los casinos en España)
  • La estructura
  • Que caiga al lado de casa
  • La sensacional actuación del Equipo Unibet con 6 jugadores de 14 que participaron en la mesa final

Lo peor

  • El maldito tabaco
  • El river maldito (deberían prohibirlo, en serio... :P)
  • Lo primo que fui...

Comentarios