Streaming PSC Barcelona
MOVER
  • Día 4
  • Nivel 32
  • Jugadores 1 / 763
  • Ciegas 100k / 200k
  • Ante 30k
  • Media 15M

Estrellas Poker Tour Marbella 2013

  • Día:

    4

    Ludovic Geilich, campeón del UKIPT Marbella (130.000€)

    El británico, de padre alemán y residente en Glasgow, ha conseguido que despidamos esta retransmisión de seis días bautizando por una vez al torneo como UKIPT Marbella.

    Su dominio en los últimos compases de la víspera y en el inicio de la mesa final fue incontestable y se postuló como gran favorito al triunfo cuando aún no se conocía el nombre de los finalistas.

    Le lanzamos lo mejor que teníamos: a Fernando Curto, habitual del Casino de Salamanca, al pamplonica Gorka Eguaras, al alumno de EducaPoker Asier Crespo, a un regular de las ".es" como Lucas Blanco y a todo un campeón del Estrellas Poker Tour, Pablo Rojas.

    Pero no pudimos impedir que fuera él el que se diera el gustazo de bautizar el torneo en esta despedida para orgullo de una hueste extranjera que nos superaba tres a uno al comienzo del torneo y se vio superada en número en la final.

    Te dejamos por hoy con los premios repartidos, que puedes consultar en su totalidad en la pestaña que está más arriba.

    EsPT/UKIPT Marbella
    1º. Ludovic Geilich 130.000€*
    2º. Pablo Rojas 98.000€*
    3º. Kamil Hrabia 95.000€*
    4º. Asier Crespo 48.520€
    5º. Lucas Blanco 35.710€
    6º. Per Soderstrom 23.800€
    7º. Gorka Eguaras 17.580€
    8º. Fernando Curto 12.820€

    Y te emplazamos para la próxima cita con las retransmisiones en directo de Poker-Red, que estará en el Casino Rio de Las Vegas para contarte el Main Event con mayor participación española que haya habido nunca. 

    Será dentro de tres semanas...¡Allí nos vemos!

    A la primera fue la vencida. Un flip elimina a Pablo Rojas (2º, 98.000€)

    El primer rerrobo all-in de Pableras encontró el call de Geilich, que llevaba 99.

    El granadino tenía muchas oportunidades de doblarse -con QJ-, y el flop abrió más aún, KTT; pero el 3 del turn y el 8 del river acabaron con las esperanzas de doblete de Pablo.

    Por mor del pacto entre los tres últimos jugadores, Geilich suma 14.000€ más a los 116.000€ que había acordado, y Pablo cobrará 98.000€.

    Un nuevo nivel le quita más ciegas a Pableras

    Las ciegas se van a poner en 100.000/200.000 cuando termine el descanso de 15 minutos, lo que va a colocar el stack efectivo, que es el de Pablo Rojas, en poco más de 20bb.

    Pablo nos comenta que el juego que se llevan entre ellos de no enseñarse las cartas ha provocado situaciones bastante curiosas, como un muck del británico cuando Pablo había llegado al river sin conectar su proyecto de color.

    Y lo que también nos ha dicho, que el 4betshove va a entrar definitivamente en su gama de movimientos para esta fase.

    Las cartas altas juegan

    Una mano importante ha disparado de nuevo a Geilich por encima de los 10 millones de puntos.

    El turn fue el que disparó la acción, un 4 que completaba proyecto de color en un flop 66J. Geilich lo atacó con 395.000 puntos.

    Pagó Pablo, diciendo "veremos si tu J es mejor que la mía". El que tenía una J en la mano era el croupier, que volvió a doblar la mesa con otro gancho en el river.

    Geilich separó 1.000.000 de puntos. Nuestro bombero tuvo los arrestos de pagar con K alta, pero el inglés ganaba el showdown con un A.

    La importancia de la mano residía en que gracias a esos puntos Geilich se ponía con 10.700.000, por los 4.500.000 de Pablo.

    Ya estamos ahí

    La marea está cambiando definitivamente. Los flops están ayudando al andaluz, que está poniendo también de su parte para que Geilich se deje casi siempre una apuesta de más.

    Pableras a subido hasta los 7 millones de puntos, y el británico está a solo 10 ciegas de distancia.

    El británico resiste el asalto de después de la comida

    El español volvió de la comida con fuerzas renovasa y se llevó los primeros botes. Por un momento fantaseó con superar los 6.000.000 de puntos, desde los 3.400.000 que dejó en la mesa al ir al descanso.

    Sin embargo, Geilich ha conseguido frenar al español y volver a aumentar la ventaja, adaptándose un poco mejor ahora a la estretegia que le ha presentado Pableras, que se limita a limpear desde el botón.

    El objeto del deseo

    Geilich decanta rápidamente el heads-up a su favor

    El británico no está necesitando llegar al showdown para robar la mayor parte del stack de Pablo, que ya ha perdido más de la mitad de los puntos con los que había empezado.

    Pableras no está renunciando a ningún bote, pero a la hora de intentar robarlo, el británico se está mostrando tremendamente agresivo y a Pablo le toca foldear.

    Para más inri, el par de manos en que se han llegado a comparar cartas al final también se las ha llevado Ludovic.

    Después del descanso de 45 minutos para comer, Pableras dispondrá de 3.400.000 de puntos frente a los 12.200.000 de su rival.

    Seguro que en alguna peor nos habremos visto

    El protagonista español de la final, Pablo Rojas

    Recuerda que hoy también hay freeroll en PokerStars.es. La contraseña es "flamenco".

    Pableras se mete en el heads-up eliminando a Kamil Hrabia (3º, 95.000€)

    Kamil Hrabia se había quedado muy corto y metió de cara el resto de su stack en el botón con KQ de tréboles. Pablo levantó el pico de sus cartas e inmediatamente anunció el call.

    La mano de Pablo eran dos ases y el polaco necesitaba mucha ayuda del crupier, siendo la manera más sencilla re reventar los cohetes llenar la mesa de tréboles. En el turn se abrió el proyecto, pero el river volvió a pasar inadevertido en esta mesa final.

    Hrabia foldeó de más ante Geilich

    No hay mano mala cuando el rival foldea

    Geilich es capaz de resubir con cualquier mano.

    Lo acaba de demostrar en un enfrentamiento contra  el polaco Kamil Hrabia, que aguantó la primera apuesta de continuación en una mesa 6Q38 con dos diamantes y pegó con posición ante el check de Geilich a un 3 que abría proyectode diamantes. La respuesta de Ludovic fue un all-in.

    El polaco se lo pensó durante una eternidad y acabó foldeando. El inglés estaba esperando el momento para enseñar un 72o que volvió loco a su ruidoso raíl.

    ¿Mago, yo? Que vaaaaa

  • Loading...
  • Loading...
  • Loading...
  • Loading...
  • Loading...