Entrevista en profundidadAlberto Pérez "Catof": "Exponerme es algo vital para demostrar cómo enfoco los torneos"

Entrevistamos en profundidad a Alberto Pérez "Catof" para tratar varios temas de rabiosa actualidad. El malagueño no evita ninguno de ellos.

No vamos a descubrir nada nuevo si afirmamos que el poker español atraviesa un saludable estado de forma, no solo por los muchos y muy buenos jugadores que habitualmente nos representan en los mejores torneos celebrados por toda la geografía mundial, sino también por la existencia de un cambio generacional que, tomando el testigo de aquellos pioneros que tuvieron un papel destacado en hacer que el poker se convirtiera en lo que es hoy en día en nuestro país, han sabido dar una vuelta de tuerca a este deporte mental y adecuarlo a los tiempos por los que atravesamos.

Hoy en día son muchos los personajes que, utilizando las herramientas que Internet pone a nuestro alcance, crean contenido de calidad para poner en común los conocimientos adquiridos y que otros van buscando. Uno de esos ejemplos por lo que a nuestro poker se refiere, es Alberto Pérez “Catof.

El malagueño ha hecho de su canal de Twitch un lugar de peregrinación constante para todos aquellos que: 1) quieren pasar un rato divertido; 2) quieren aprender algo sobre poker; 3) quieren comprobar como a base de dedicación y esfuerzo, los resultados acaban siendo una realidad. Todo eso es lo que Alberto muestra a sus seguidores y suscriptores en su ya concluido “Bankroll Challenge”.

En tiempo récord, Alberto se propuso demostrar al grueso de Internet cómo era capaz de convertir 100€ en 10.000€. El reto quedó ya atrás, en un tiempo mucho menor al que cabía esperar y (confiesa) con cierta dosis de suerte. Sea como fuere, lo que “Catof” (como todos le conocemos) ha conseguido está al alcance de pocos, motivo más que merecido para pedirle una cita y plantarle algunas preguntas sobre la mesa.

Nuestro encuentro en las redes se produjo sin ninguna preparación previa, “a pelo” y sin ayuda de guión alguno, al fin y al cabo fue más una conversación entre amigos que una entrevista como tal. Lo que sí me sirvió bastante fue un recuerdo que me vino a la cabeza pocos minutos antes de que la llamada de Skype se produjera. Recuerdo cómo allá por marzo de 2014 ya le hicimos algunas preguntas en aquella saga de artículos que bautizamos en Poker-Red como “Chequeo Generacional al Poker Español”, y que podéis recuperar en este enlace.

La cita de Alberto que utilizamos para titular aquel artículo fue: “No soporto ver a regulares insultando a recreacionales”, una cita casi premonitoria y que va muy en el hilo de lo que manifestó muy recientemente Javier Garcirreynaldos “Tsunamy” sobre el papel de los jugadores regulares para con los recreacionales que suelen frecuentar los torneos en vivo de nuestro país. Lo del madrileño fue todo un alegato en favor de las buenas prácticas en las mesas, algo cada vez ocurre menos en los torneos nacionales (puedes refrescar la memoria en este enlace).

Alberto, no sé si compartes lo que hace unas cuantas semanas comentaba “Tsunamy” a través de las redes, eso de que el ambiente en las mesas presenciales se ha vuelto insoportable quejándose del comportamiento de ciertos jugadores regulares…

Estoy súper de acuerdo con lo que comentaba “Tsunamy”. El maltrato al “fish” es un error gravísimo, sobre todo por las lecciones que se intentan dar. Eso es lo que yo más condenaría, querer dar lecciones a un jugador que a priori comete errores al final es muy contraproducente. Mejor déjale que haga su juego, que disfrute haciendo su juego, y gracias a ese “mal juego” el buen jugador se acabará beneficiando.

Al final, el que da lecciones lo hace fruto del tilt o fruto de la frustración, no por el simple hecho de decirle que es malo. Lo primero que ese jugador debe hacer es mejorar el “mindset”. Tienes que conocerte a ti mismo y tienes que entender mejor el poker, lo que es la varianza para que al final no pasen esas cosas. Muchos de esos tilts y de esas críticas que se lanzan contra los malos jugadores vienen dados sobre todo por dos cosas: 1) porque un jugador está jugando fuera de banca o está en una mala racha muy grande (lo cual son dos cosas muy unidas en muchos casos) y 2) de no entender el juego, de no entender de dónde viene el dinero en el poker. Cuando no lo entiendes es cuando afloran esas frustraciones, motivo por el cual yo no considero a esos jugadores como “regs” (regulares). Para mí un reg es aquel que sabe de dónde viene el dinero y sabe la importancia que tiene no dar lecciones a un fish, o a un jugador recreacional (que es lo que ahora está de moda decir). En realidad, el reg está ahí para rebañar esos errores que el fish está cometiendo, ni más ni menos.

Para mí un reg es aquel que sabe de dónde viene el dinero y de la importancia de no dar lecciones a un recreacional

Yo lo que sí hago es algo distinto. Tengamos en cuenta que de un tiempo a esta parte, he frecuentado una modalidad como son los Spin&Go que es muy frustrante, por lo que cuando les ganas te acaban diciendo auténticas barbaridades por el chat. He escuchado cosas de todo tipo. No soy de devolver el insulto, pero sí hay muchas veces que decido “trolearle” o contestar de una forma completamente distinta al tono con el que me dirigen ese insulto, amenaza de muerte o cualquier otra lindeza que me hayan llegado a dedicar.

Alguna vez, incluso cuando estaba comentando el EPT, me han llegado comentarios de gente criticando mi trabajo o mis puntos de vista. A mí eso nunca me puede ofender, al fin y al cabo no me conocen con la suficiencia como para opinar de mí. Lo que simplemente suelo hacer es contestar argumentando mis puntos de vista y anotando que tal vez mi opinión se basa en una serie de conocimientos que los que me critican no tengan previamente. Normalmente, cuando respondes con respeto, te encuentras una contra respuesta con el mismo respeto, aunque hay veces que simplemente no te entienden o no te quieren entender.

¿Es esto algo que sueles tratar con los alumnos que se apoyan en ti para dar coach o dejas este tipo de asuntos a otros profesionales como los coach mentales?

Yo no soy experto en coach mental, pero sí soy experto en que llevo 10 años dedicándome a esto sin haber sufrido ningún altibajo emocional. ¿Con esto qué quiero decir? Que cualquiera que vea mis streaming o me vea en una mesa final puede ver que me da completamente igual el factor suerte. Hay veces que eres tú el que conectas el “2 outter” y hay veces que te lo conectan a ti y ni me inmuto en ninguno de los casos. ¿Por qué? Porque tengo tan asimilado el juego que entiendo perfectamente cómo funciona esto.

Una de las cosas en las que más hago hincapié no es tanto en el aspecto mental, para lo cual ya hay expertos especializados, pero sí les intento hacer entender que vean en mí el reflejo de lo que ellos quieren ser, tanto a nivel mental como a nivel de control de emociones a la hora de tomar decisiones. Les hago entender que se quiten la presión ya que trabajan conmigo perfiles diversos: unos son profesionales que quieren dar un paso adelante y otros son amateurs que quieren aprender y mejorar, que quieren profesionalizar una afición.

Muchos de los que llevamos años en esto empezamos en su día fruto de la casualidad, pero otros llegan con intención de convertirse en profesionales en tiempo récord, lo cual me parece un error porque te generas una presión añadida que no ayuda en lo absoluto. Hay que disfrutar del proceso y eso es algo que intento trabajar mucho, entender de dónde viene el dinero, cuáles son los spots rentables.

Cuando miro un poco dentro de mi retrospectiva me doy cuenta que los que llevamos algo así como 6 años (o más) en esto, lo hemos hecho casi por casualidad, aunque llegó un momento en el que tuvimos que tomar una serie de decisiones: dejar los estudios, dejar la carrera y dedicarnos a esto. Procuro que los jugadores con los que trabajo se quiten lo que yo llamo el síndrome de la prisa, me parece muy necesario. Haciendo un símil, podríamos decir que un Messi o un Cristiano Ronaldo, no pensaban cuando eran pequeños que acabarían jugando en los equipos más importantes. Un buen día despuntaron y alguien se fijó en ellos, pero hasta llegar a ese momento, disfrutaron del proceso de mejorar, aprender y convertirse en lo que son hoy en día. Pues eso es lo que intento transmitir a mis alumnos: la paciencia y el disfrute.

En estos momentos, ya que tú los mencionabas anteriormente, estás muy de actualidad debido a los streamings que haces vía Twitch y cómo muestras a la comunidad cómo de una cantidad de dinero muy pequeña se puede llegar a construir algo grande, el Bankroll Challenge. ¿Cómo llegas a tomar la decisión de llevar a cabo esa iniciativa y cuáles son tus motivaciones?

A raíz de tener un grupito pequeño, mucha gente me decía que tenía una forma de transmitir que gustaba mucho, que me hacía entender muy bien y me sabía explicar y transmitir. Mucha gente me decía que soy buen comunicador, yo la verdad es que también lo considero, me sé hacer entender vamos. Con el “boca a boca” la gente me decía que tenía gracia y me invitaban a crear un canal de YouTube y compartir mi contenido, pero eso me parecía que me iba a generar una gran cantidad de trabajo añadido editando vídeos y tal bastante grande, algo que yo no contemplaba. Así que pensé que la mejor forma de poder compartir mis conocimientos era a través de esta plataforma, Twitch.

Empecé a hacer los streamings y en una cantidad de tiempo muy pequeña la gente se empezó a interesar y recibí un montón de solicitudes de alumnos. Eso me hizo pensar que era momento de crear una plataforma (la cual está ahora mismo en construcción)  y que esa plataforma se pueda sentir identificada con ella, orientándola exclusivamente a los torneos, que es la modalidad que realmente gusta, por mucho que algunos profesionales los desprecien debido al gran esfuerzo que suponen en cuanto a tiempo y en cuanto -a veces- a poca recompensa.

Decidí que había que hacer eso, para lo cual no se me ocurrió una mejor campaña de marketing posible que mostrar a mi audiencia que empezando con una cantidad de dinero pequeña, la cual casi todo el mundo se puede permitir , se podían conseguir grandes resultados. Para mí exponerme era algo vital y necesario. No me parecía justo vivir del nombre que en estos años me haya podido crear, sino que era necesario demostrarlo, demostrar cómo enfoco los torneos, cómo aplico aquello que quiero mostrar y hacer entender. A partir de ahí, los que me vean de forma gratuita, que decidan si yo les puedo ayudar o no. Por eso decidí hacer el Bankroll Challenge.

Exponerme era algo vital y necesario para demostrar cómo enfoco los torneos

Me parece que es una campaña de marketing muy potente, algo que nunca me voy a esconder de decirlo. Me parece muy potente y por eso fue mi decisión #1. Mi decisión #2 fue demostrar mi motivación y transmitirla, por eso tengo incluso habilitados los mensajes directos en Twitter, para que todo el mundo pueda interactuar conmigo, algo que me encanta. Recibía muchos mensajes de gente diciendo que les había despertado de nuevo muchas ganas de jugar, de mejorar, de aprender. ¿Quién no tiene 100€ para empezar? Como todo el mundo los tiene, todo el mundo se puede ver identificado conmigo, reflejado en mí.  Pero antes de estas dos decisiones, vino la que comentaba anteriormente. Tuve claro desde el primer minuto que si quería dar coach, tenía que exponerme, no podía mantenerme escondido y que nadie supiera nada de mí. Había que exponerse y mostrarse. Que la gente vea tus logros, tus fallos, tu forma de explicar, de afrontar las situaciones. Una vez tengamos eso claro, se llevan a cabo otras acciones. No busco con este reto que la gente me emule o me copie, sino que la gente se motive y se de cuenta de lo que es posible alcanzar con sacrificio y dedicación. Motivación.

Yo soy profesional, y estoy jugando torneos muy pequeños, de 5€, de 2€, de 1€. Para mí eso puede llegar a ser muy sencillo por el perfil de jugadores que te encuentras…

Puede ser sencillo en lo técnico, pero ¿no te genera un desgaste pensando que podrías estar jugando los torneos más caros del lobby y en cambio estás jugando torneos de muy poco dinero?

Esa es una pregunta muy recurrente, que todo el mundo me formula. Todo el mundo me pregunta cómo me motivo para jugar al 100% torneos donde a lo mejor hay 25€ para el ganador igual que si fuera un EPT, a lo cual mi respuesta siempre es la misma: como la base del Bankroll Challenge no es tanto el dinero que se gane sino mostrar mis conocimientos y cómo los aplico. Me parecería una falta de respeto no emplearme al 100%. Piensa que cuando juego, suelo jugar Spins de 100€ y 250€. Muchas veces me quedaba hasta las 3 de la madrugada para acabar ganando ni siquiera la mitad de un buy-in. Pero es mucho más importante el hecho de transmitir que hay que buscar la motivación de debajo de las piedras para jugar al máximo nivel.

Encontraba muchos ejemplos de jugadores que en una sesión dominguera, lo busteaban todo y se quedaban con el típico torneo baratito y no lo jugaban al 100%, lo acababan regando. Mi fin es inculcar que eso no se puede hacer, que hay que jugar al máximo cada uno de los torneos que juguemos, que cada toma de decisiones cuenta y que cada torneo cuenta.

Aunque en un principio el Bankroll Challenge no tenía un objetivo claro, una vez te fijaste el objetivo de alcanzar los 10.000€, ¿esperabas alcanzarlo en tan poco tiempo o ha sido algo que incluso a ti te ha sorprendido?

La verdad es que haberlo hecho en 30 días de juego es muy sick, ni siquiera yo me lo esperaba, pero hay que tener en cuenta que he ganado dos torneos que han supuesto 4.000€ cada uno, lo cual ha sido el 80% del challenge. Para mí el objetivo inicialmente era algo a muy largo plazo, pero  incluso no pinchando esos torneos, mi ROI hubiera sido altísimo, porque estaba jugando con ganancias torneos muy pequeñitos. Yo siempre cuento que lo importante no ha sido el dinero en si, sino el % de veces que he entrado en premios, lo cual ha sido el 40% que es una barbaridad, o el enfoque que he hecho siempre en las mesas finales y las adaptaciones tan bestias que he tenido que llevar a cabo. Me ha llamado gente o me ha escrito gente diciendo que les ha sorprendido mucho esas adaptaciones y tal. Es lógico. El nivel que podemos tener los que llevamos ya muchos años en esto no puede ser el mismo que jugadores que están empezando o que llevan uno o dos años.

Más que el resultado en si, que es muy satisfactorio, con lo que verdaderamente me quedo es con haber jugado siempre al 100%, y con haberme expuesto jugando al máximo de mis capacidades sin importar cuál era el dinero que podía llegar a ganar. Eso ha molado mucho. ¿Que ha sido rápido? Sí, pero como digo eso es también producto de dos pinchazos gordos, lo cual es la excepción. Eso en cash, que es más lineal, no es posible. Pero como digo, me quedo con otros aspectos más allá del dinero: 40% de ITM, haber ganado a más de 30bb/100 (que es una barbaridad)… Son muchos factores que me hacen concluir a que el reto ha sido alcanzado de forma muy satisfactoria para mí, no solo por el resultado, sino por cómo se ha alcanzado. También diría que he ganado 16 torneos de esos 500 que he jugado, gracias a las adaptaciones que he ido haciendo. Eso realmente es lo que me parece más interesante.

¿Crees que esta iniciativa la podrías haber llevado a cabo antes de que llegase la liquidez compartida y por lo tanto la oferta y el tráfico de jugadores fuera más alta o hubiera sido imposible?

Creo que sí, e incluso diría que antes de la liquidez compartida hubiera sido más fácil. Para mí ha sido fácil porque he tenido dos pinchazos, pero si no hubiera tenido esos pinchazos hubiera sido más difícil, me explico.

Antes de la liquidez compartida, los fields eran más reducidos y por tanto la varianza es mucho menor. Hubiera sido más lento pero más fácil, más lineal. En cambio en fields tan grandes la varianza es brutal. En las Galactic Series o las Winamax Series, el trompazo que se puede llevar tu banca es brutal. Puedes pegar un pinchazo grande increíble y completar el reto de un plumazo, pero esa no es la tónica general. Lo que trae la liquidez compartida es fields más grandes entre los que hay más recreacionales, por lo tanto nuestro ROI sube, pero a su vez atrae a más gente y por lo tanto estemos más expuestos a la varianza. Es un arma de doble filo.

Tú que eres un jugador ya curtido en este sector, ¿qué valoración haces de estos primeros meses que llevamos de liquidez compartida con la aparición de nuevos actores y de una oferta más variada?

Yo creo que es muy positivo. Desde mi punto de vista es un poco como volver a la época del Efecto Moneymaker y la revolución en la industria que eso supuso. Yo no veía el poker “en las calles” desde entonces. Yo no lo veía de tanta actualidad como en aquella época de explosión total. Igual que hoy en día se habla mucho de Fortnite, pues en aquella época se hablaba de poker. No voy a decir que el poker pasa por un momento tan saludable como entonces, porque esa época no volverá pero sí creo que se ha vuelto a recuperar las ganas de jugar, se ha vuelto a recuperar la motivación, lo cual es normal. No es lo mismo jugar un torneo donde hay 1.500.000€ Garantizado que un torneo en el que hay 100.000€ Garantizados, es normal.

Eso siempre va a ser positivo. Está atrayendo y va a seguir atrayendo a jugadores que antes no existían. Al final, lo que hace que los torneos sean atractivos es la posibilidad potencial de conseguir un gran premio, y ¿quién no quiere pegar un pinchazo gordo en una noche? Eso atrae a mucha gente. En cambio si me quedo hasta las 5 de la mañana para ganar como máximo 10.000€, pues no atrae. Prefiero meterle 200€ a una apuesta deportiva combinada, que quedarme hasta la tantas para al final ganar muy poco. En cambio quedarte hasta las tantas para aspirar a 150.000€ o 200.000€, motiva mucho al jugador recreacional y también al regular. Esta liquidez compartida ha provocado esto y ha provocado también que sea el momento de volver a tomar el poker con más ganas, de reciclarse o de iniciarse con unos cimientos sólidos.

La liquidez compartida ha vuelto a poner el poker de actualidad y la ha dotado de mucha vida, aunque pareciera durante algunos momentos que el poker online podía estar en decadencia, yo le estimo muchos años de vida todavía, y ya no hablemos del poker en vivo, lo cual creo que siempre va a existir.

La liquidez compartida ha vuelto a poner el poker de actualidad

Ya que lo mencionas… ¿Por qué no se te ve en torneos en vivo?

Ten en cuenta que a mí el poker me encanta, lo disfruto mucho tanto estudiándolo como practicándolo, pero siempre lo he visto como mi trabajo, como la forma con la que me gano la vida. Al verlo como mi trabajo, siempre lo he visto desde el punto de vista de maximizar mi trabajo y por lo tanto, mi tiempo. Tal vez un EPT podría tener sentido porque el impacto del rake indirecto (alojamiento, dietas, etc) puede ser menor en relación a los buy-ins que voy a jugar, pero pongamos un torneo cuyo Evento Principal sea de 1.100€. Si ves el poker como algo que es tu trabajo, como es mi caso, lo que menos me gusta es tener que viajar para trabajar. Si a eso le sumamos que al final pagas un 100% de rake (incluyendo los gastos) se convierte en un coste imposible de batir y que tampoco me atrae tanto como para dejar de lado esos gastos por vivir una experiencia que tampoco me llena tanto.

¿Podría de vez en cuando hacerlo? Sí, evidentemente, pero porque debería cambiar mi perspectiva y tomármelo como una forma de socializar, de conocer gente, de echar unas risas, pero como siempre he visto el poker como mi trabajo, jamás me he planteado viajar para trabajar. Prefiero ese dinero invertirlo en otras cosas que me atraigan más como hacer un viaje con mi novia y disfrutar, a jugar un torneo de poker. Creo que el poker ocupa demasiadas horas de mi vida, como para necesitar vivir experiencias que deberían ser “off-poker” y convertirlas completamente en relacionadas con el poker.

¿No tienes ni siquiera el festichismo de querer jugarte alguna vez un Main Event de las WSOP o un EPT Barcelona? ¿Torneos icónicos de ese tipo?

Jamás he tenido la sensación de querer jugar ese tipo de torneos. Por ejemplo, para que me entiendas: alguna vez he hecho una lista de esos 15 o 20 destinos que quiero visitar alguna vez en mi vida, y Las Vegas no se encuentra entre ellos. Tal vez me verías antes jugando un EPT de Praga, pero por la sencilla razón que Praga es una ciudad que sí quisiera visitar y de rebote podría jugarme el torneo, pero por ejemplo, Las Vegas es un destino que no me motiva y no me llama la atención.

Igual que te digo una cosa, te digo otra. Probablemente jugar el Main Event de las WSOP será algo que haga en algún punto de mi vida, pero posiblemente cuando esté completamente jubilado, cuando haya dejado el poker, que haya dejado la enseñanza, etc. Cuando económicamente me sienta jubilado y fuera de este mundillo, tal vez sí decida jugar ese torneo, pero más desde el punto de vista de vivir una experiencia que desde el punto de vista de la rentabilidad y lo económico.

Además, tampoco me resultaría atractivo hoy en día jugar un torneo de ese tipo, porque resido en España y ya sabemos el tipo de impuestos que tenemos que pagar aquí caso de lograr un pinchazo importante. Ya he pagado mucho dinero a Hacienda y me han quitado muchos derechos (por estar en los tramos más altos de contribución) por lo que ni me planteo jugar hoy en día un torneo como ese.

Ya que mencionas Hacienda y la situación a la que os exponéis los jugadores que residís en España, permíteme preguntarte por tu decisión de quedarte a vivir aquí y no haber marchado a otros destinos como Reino Unido o México como han hecho tantos. Lo hiciste durante una temporada, pero decidiste volver y establecerte en Málaga. ¿Cuál es tu proceso mental para llegar a esa decisión? ¿Qué factores pones en la balanza?

Pues te diré que mucha parte de culpa, si se puede decir así, la tiene mi novia. De hecho, la semana que viene hace 8 años que estamos juntos. Ella es una persona que, cualquier decisión de irme, quedarme o lo que sea, siempre me ha apoyado. De hecho, la temporada que me fui a Reino Unido, estábamos juntos y evidentemente me apoyó. El hecho de estar con ella, que ella aquí tenga un negocio físico, que le ha costado mucho esfuerzo crear, levantar, llevarlo a cabo y que funcione, me parecería una postura egoísta plantearle que se viniera conmigo y que viviera de un trabajo que tendría que buscar, o que directamente viviera de mis ingresos, algo que no compartimos ninguno de los dos.

Me parecería una postura injusta y egoísta plantearle a mi pareja que viniera conmigo cuando mi actividad la puedo seguir desarrollando desde Málaga

Cuando estás allí, te das cuenta que haces dinero y tal, pero al mismo tiempo -aunque esto pueda parecer mentira- no te sientes pleno, o por lo menos yo no me sentía. Yo soy una persona familiar, quedar con mis padres, con mi hermano, con mis amigos. Vivo en Málaga, y para mí es un placer que me de el Sol en la cara mientras me tomo una cerveza. Eso allí lo podías hacer, pero yo no lo disfrutaba igual.

El hecho de yo estar allí, tener aquí a mi pareja, una pareja con la que yo me veía que podía estar el resto de mi vida (aunque tal vez al final la cosa no funcione), formar una familia, etc, me parecía justo convivir con ella, máxime teniendo en cuenta que yo sí podía seguir ejerciendo mi profesión viviendo en Málaga, porque pensemos una cosa: al final yo lo único que perdía era dinero, pero ganaba un montón de cosas más. Tal vez soltero hubiera podido plantear las cosas de otra manera, pero con una pareja con la que te ves para el resto de tu vida, y que además jamás ha protestado y jamás ha puesto en duda mi toma de decisiones, consideraba que lo justo era vivir con ella e intentar llevar a cabo nuestros planes de futuro.

Y en referencia a todos estos proyectos que estás llevando a cabo, los cuales también te consumen mucho tiempo, ¿qué dice tu pareja al respecto?

Pues la verdad es que no lo lleva bien del todo, me explico. Yo antes era muy flexible en mis horarios, y era yo quien decidía cada día el tiempo que le iba a dedicar al poker, etc. Sin embargo, hoy en día trabajo en base a una agenda, la cual procuro tener muy bien estructurada y seguir a rajatabla, al fin y al cabo hay gente detrás que depende de tu tiempo. El hecho de ver que ya no tengo tanto tiempo libre es cierto que le choca, le gusta, pero le choca.

Fuiste en su día uno de los jugadores más exitosos en las mesas de cash de las salas “.es”, sin embargo hoy en día le dedicas más tiempo a los MTT cuando te vemos en tus streamings y a los Spins cuando juegas “para ti”. Cuéntanos un poco cómo fue esa transición y qué te llevó a ello.

Para mí, una de las cualidades más importantes que debe reunir un buen jugador de poker es la capacidad de adaptación. Hay muchos jugadores que -en mi opinión- cometen el error de no querer salir de su zona de confort por miedo a tener que adaptarse. Como decía antes, siempre he visto el poker desde un punto de vista de rentabilidad, aunque me guste mucho, pero al fin y al cabo es mi trabajo. En aquella época, me di cuenta que el cash empezaba a morir. No había suficiente tráfico por un lado, el poco tráfico que había lo conseguían jugadores que utilizaban scripts de auto-sentado (muy presentes en aquella época) y además empezaban a no darme acción, por lo que tuve  que tomar una decisión.

Paralelamente a esto, me empecé a dar cuenta que todas las campañas publicitarias que llevaban a cabo las salas, iban enfocadas a vender los Spin&Go y los torneos. De hecho, diría que los torneos es la modalidad a la que más tiempo he dedicado de estudio fuera de las mesas y a su vez es la modalidad más atractiva. Tiene tantos matices y hay que dominar tantas facetas del poker para ser un buen jugador… Hay que dominar la fase Deep, la fase Mid, la mesa final, el juego con 100 ciegas, con 50 ciegas, con 10 ciegas. Tiene muchos matices y requiere muchas adaptaciones. Como me apasionaba, pero me mataba mucho el tema de los horarios, le dediqué más tiempo a estudiarlos que a jugarlos. Los jugué durante un tiempo, pero decidí aparcarlos porque me estaba consumiendo mucho y trastocando el estilo de vida que quería llevar.

Los Spins, en cambio, me permitían algo parecido al cash en cuento a la gestión de mi tiempo. Cuando quería abrir sesión, la abría y cuando quería dejar de jugar, paraba, además que me ofreció el tráfico que me empezaba a faltar en las mesas de cash. Si a esto le sumamos las campañas de marketing, la posibilidad de pinchar premios importantes en poco tiempo, etc, fue lo que finalmente me hizo decantar por los Spins, dedicarles más tiempo a jugarlos y a estudiarlos.

Hay que tener en cuenta que el 95% de mi formación la he adquirido de forma autodidacta, y el 5% restante se podría decir que son conclusiones a las que he llegado después de mantener muchas conversaciones con jugadores a los que considero mejores que yo. Nunca he tomado un coach, lo que sí he hecho ha sido hablar mucho de poker con buenos jugadores. Por ejemplo, me he visto muy influenciado por Pablo (Pablo Fernández “Pablotenisis”) y por “Cejas” (José Ángel Latorre “Cejakas14”), porque me enseñaron a cómo debía estudiar los torneos y en qué me debía centrar. A partir de ahí, prueba y error y sacar mis propias conclusiones. Me fue muy bien durante un tiempo, luego tuve un “down” muy gordo en Spins después de dejar los torneos por la poca calidad de vida que me daban y por quitarme demasiado tiempo. Bajé niveles en los Spins y afortunadamente resurgí muy pronto, alcanzando los niveles más altos, aunque a día de hoy juego muy poco. Adaptarse o morir, en resumidas cuentas.

¿Ha habido algún jugador que te haya influido especialmente? Tal vez no como jugador, tal vez como coach, como autodidacta, como comunicador. ¿Alguien en que te hayas querido ver reflejado en algún momento o que te haya inspirado?

La verdad es que nunca he sido consumidor de otros streamings. No veo los de ningún jugador porque no tengo tiempo, y el tiempo que me queda procuro dedicarlo a cosas alejadas del poker. No diría que tenga ningún referente, pero sí que puedo decir (y mucha gente no lo hace) o mejor dicho, agradecer a Raúl Mestre que haya introducido de una manera tan sana el poker en España. Para todo el que hoy en día consuma algún tipo de contenido de poker en español, de una forma u otra está influenciado por EducaPoker. No voy a decir que el contenido que yo pueda crear sea una copia de lo que se puede encontrar en EducaPoker, pero es inevitable que cuando escuchas a Raúl hablar en su videoblog, o en una clase, etc, algunos conceptos o formas de enfocar una argumentación se te van quedando. Luego, tú esos conceptos, los aplicas y los intentas enseñar de una forma propia, pero inevitablemente existe una influencia muy fuerte de Raúl que fue capaz de crear una comunidad e incluso una familia a su alrededor.

Puede parecer contradictorio, porque me encuentro en un proceso de crear una plataforma que algunos podrían considerar competencia de EducaPoker, pero lo primero que hago al plantearme tal cosa, es alabar lo que ha conseguido Raúl Mestre y el papel tan fundamental que ha tenido para que el poker sea en España lo que es hoy en día, y eso que apenas le conozco personalmente, pero sí lo he escuchado mucho.

Raúl Mestre

Me parece justo agradecer a la figura de Raúl Mestre todo lo que nos ha dado, ya que, aunque nunca he recibido ningún coach suyo, estoy seguro que muchos de los conocimientos que he adquirido a lo largo de los años, de forma indirecta provienen de él, pues sí me han influido mucho jugadores que en un momento u otro de sus carreras han estado muy cerca de él: “Cejas”, por ejemplo, me enseñó la importancia de prestar atención a todos los detalles por pequeños que puedan parecer.  Pablo, por su parte, me transmitió el rigor y el análisis de cada situación. Quiero decir con esto que de cada persona con la que he tenido la oportunidad de hablar, me ha aportado algo distinto y yo lo he ido aplicando en mi juego.

Menciono a estos tres porque me parecen muy importantes. Si los juntaras, saldría el jugador perfecto. Cada uno de ellos ha dicho en algún momento un comentario o una frase que he sabido aplicarla y utilizarla para mí. Por eso tal vez no haya necesitado nunca un coach. Tal vez porque (no sé si usar esta palabra) he sido lo suficientemente inteligente para coger ese matiz o esa frase, y explotarla y maximizarla a muerte. Raúl ha dado infinidad de frases increíbles, como también me las han dicho “Cejas” o Pablo, aunque ellos tal vez ni lo sepan.

Has mencionado a tres jugadores, dos de los cuales de un tiempo a esta parte apenas juegan o están pseudo-retirados como son Raúl y “Cejas”. Raúl sí le dedica tiempo al poker pero desde un punto de vista más empresarial / docente / educativo, y el soriano está más retirado. Pablo es tal vez el único de los tres que sí continua jugando online, juega los grandes eventos en vivo, etc. Llegados a este punto, ¿te has planteado cuánto tiempo le queda a “Catof” en el poker?

Pues la verdad es que me queda cuerda para rato, es decir, me veo con el paso de los años vinculado al mundo del poker, aunque sea ayudando a amigos a mejorar incluso de forma gratuita, pero me veo muy “Doyle Brunson”. Tengo la suerte de que todo lo que significa el poker me gratifica mucho.

Sí es cierto que cuando estoy fuera de las mesas y de mi ámbito de estudio quiero hablar de otras cosas que no sean poker, pero al mismo tiempo, he sido muy cuidadoso de tener otras cosas de las que hablar u otras preocupaciones cuando estoy en un ámbito “off-poker”, que esa buena saludo que he procurado darme creo me permitirá estar vinculado al poker toda la vida de una forma u otra.

Sinceramente, si ahora mismo me pusieran 100 millones de euros en el banco, seguiría jugando a poker, tal vez no por el beneficio económico, pero sí por un beneficio motivacional, que al fin y al cabo fue lo que me llevó a iniciarme y a querer mejorar y crecer.

El poker ha contribuido a forjar tantos aspectos de mi personalidad, que me sería imposible desecharlo de mi vida tan fácilmente. Es un poco como el que ha estudiado medicina, que ejerza o no siempre seguirá siendo médico. Yo me intento comparar a esos médicos que, pese a llevar años ejerciendo, siguen reciclándose, estudiando y aprendiendo. Yo, tal vez hoy en día, estudie más poker que en mis inicios, porque cuando has de conseguir explicar algo, debes entenderlo mucho mejor para poder transmitirlo, sino no lo puedes explicar.

Como jugador, podríamos decir que ahora mismo no estoy jugando (lo hago por echar un ratito) pero dedico y pienso seguir dedicando muchos esfuerzos al poker.

¿Y cuánto tiempo crees que le queda al poker como industria?

Sinceramente, creo que al poker desde un punto de vista de la industria, le queda tanto tiempo como se permita en términos de prohibiciones. Es decir, al online no lo sé, puede que le quede menos, pero la parte del poker en vivo es algo que siempre ha existido. El juego (de forma global) es algo que nunca va a interesar que se acabe. Hay demasiado intereses económicos como para que eso acabe en un sistema capitalista como en el que vivimos. Nunca se prohibirán los casinos.

Como el poker (injustamente) está catalogado como un juego de azar y por eso se debe practicar en los casinos, nunca se va a acabar. De una forma u otra, siempre habrá gente que podrá seguir viviendo del poker, aunque tal vez tendremos que readaptarnos. Al poker online, todavía creo que le queda, pero el poker en vivo creo que es para siempre.

El poker en vivo creo que es para siempre

Además, los últimos acontecimientos me hacen ser optimista. Estamos viviendo cómo algunas salas empiezan a plantar cara al gigante online como es PokerStars. Winamax ha llegado con fuerza, partypoker está dando pasos en el camino correcto, lo que me invita a pensar que si estas salas todavía consideran que hay margen para cuidar e incentivar al jugador regular, significa que la industria del poker online todavía tiene mucho margen de seguir viva.

¿Crees que alguna vez nuestra sociedad podrá ver un torneo de poker televisado con los mismos ojos que -tal vez en el fútbol, eso sería apuntar demasiado alto- que pudiera vez un torneo de dardos o de billar?

Yo creo que sí. A mí, gente profana en la materia, muchas veces me vienen diciendo que han visto varios torneos televisados a horas intempestivas y me comentan: “Este siempre está ahí. A este ya lo he visto muchas veces”. Quiero decir con esto, que los espectadores, aunque no sean expertos, se dan cuenta que hay algo detrás del poker más que el simple factor suerte. Nosotros lo sabemos, obviamente, pero poco a poco creo que va cambiando la percepción y creo que gente como tú, que has normalizado el poker desde un punto de vista informativo, o nosotros, los que hemos comentado alguna vez una mesa final importante, tenemos mucho que decir al respecto.

Yo sí espero que llegue el día en que podamos ver el poker, de forma global, como un deporte más, aunque no sea tan mayoritario como los grandes eventos deportivos, porque se pueden vivir momentos realmente emocionantes y que atrapen al espectador.

Te hilo esta pregunta porque, no sé si recuerdas, en aquella entrevista que te hice en marzo de 2014, te pregunté que me dieras seis nombres de jugadores españoles que sentarías en una mesa de High Stakes televisada. Me gustaría que me volvieras a contestar a esta pregunta cuatro años después.

No recuerdo lo que contesté en aquella ocasión ya que hace mucho que no leo aquella entrevista, pero a día de hoy sí que te diría que buscaría un equilibrio entre “el juego” y “el juego”, me explico: el juego desde un punto de vista estratégico y el juego desde el punto de vista de “el juego que puede dar un personaje en concreto”.

Dicho esto, yo me sentaría en esa mesa porque me apetecería verme jugar en ella, porque creo que podría estar al nivel de “juego” en los dos significados que le hemos dado a la palabra.

Luego sentaría en esa mesa a Álvaro Marino “Drácula. Ese es un tío que tiene que estar ahí, porque está loco y a los locos tenemos que tenerlos siempre en esa mesa. Te diré que no lo conozco como jugador, que no sé cómo juega ni si tiene calidad o no la tiene, pero sé que hay que tenerlo ahí por los buenos ratos que nos podría dar.

Lo siguiente que haría sería buscar a alguna celebridad internacional para darle un poco de “hipe” a la mesa. Por ejemplo, podríamos sentar a “OtB_RedBaron”. Aunque ahora no esté jugando mucho, por una cuestión de calidad y prestigio, hay que ponerlo. Con el simple hecho de decir: “Tenemos en la mesa a “RedBaron”, la mesa ya gana un enorme caché, ahí ya estaríamos ganando dinero.

Ahora estoy pensando, y no sé a quién más sentaría a día de hoy, porque varios de los que me vienen a la mente están hoy en día retirados. Sentaría a Raúl, sentaría  “Bedo”, sentaría a Mario (Sánchez “losttoriver”), pero todos ellos no juegan a día de hoy. Al que sí sentaría en esa mesa es a “Pableras” (Pablo Rojas), porque siempre tiene que haber un fish en la mesa para que sea rentable [risas].

Vamos a hacer la mesa de nueve jugadores, que no me caben… Sentaría también a “Malaka” (Juan Pardo) a “Amadi” (Adrián Mateos) y a “Petgaming” (Sergio Aido), que son hoy en día nuestros jugadores insignia, y sentaría también a David Broncano, que está muy de actualidad últimamente, así tendríamos a “Pableras” de fish y a Broncano de semi-fish [Risas].

No se me ocurre mejor colofón a esta entrevista que esta alineación. ¿Algo más que añadir?

No, nada más. Solo enfatizar una vez más que los jugadores que ahora estén empezando, no se presionen tanto. Que disfruten del proceso de aprender sin pensar en cantidades.

Dicho queda, Alberto. Muchas gracias por tu tiempo y mucha suerte.

A ti. Un saludo a todos.

Comentarios