El 45% de las jugadoras se han sentido intimidadas por hombres en una mesa de poker

Una encuesta realizada por 888Poker en Reino Unido revela que un 45% de las mujeres se han sentido intimidadas por un hombre en la mesa y un 52% encuentran los casinos intimidatorios para ellas.

Aunque el poker es cada vez menos un juego de hombres y la presencia de mujeres en la mesa es mucho más habitual que años atrás, la paridad de género en los fields sigue estando muy lejos.

888poker ha querido indagar más sobre esta cuestión y por ello ha realizado una encuesta a 2.000 mujeres en el Reino Unido que ha revelado algunos datos curiosos.

De las 2.000 mujeres encuestadas, un 56% no ha jugado al poker ni una sola vez en su vida. En lo que respecta al 44% restante, un 81% aseguraron haber disfrutado del juego, pero solo el 7% sigue jugando hoy en día.

¿A qué puede deberse que a pesar de que a la mayoría de mujeres que han jugado el poker les ha gustado, solo un 7% sigue jugando?

El estudio no indaga demasiado en este dato, pero sí que centra una parte del mismo en la relación de las mujeres con los hombres en la mesa.

Un 45% de las mujeres que han jugado al poker asegura haber sentido intimidación por parte de un hombre durante la partida. En cualquier caso, solo un 15% asegura que es algo que haya ocurrido con regularidad ya que el 30% restante asegura que solo les ha ocurrido una o dos veces. Por otro lado, cabe destacar también que el 52% de las jugadoras encuestadas asegura que jamás se han sentido intimidadas por un hombre en la mesa.  

Podemos deducir según estos datos que la intimidación está lejos de ser algo habitual, aunque no nos cabe duda de que un 30% puntual y un 15% de forma regular siguen siendo porcentajes de intimidación completamente inaceptables.

De hecho, este sentimiento parece ser uno de los motivos por los que las mujeres deciden no acercarse a una mesa de poker. El 86% de las jugadoras que se sintieron intimidadas en algún momento asegura que prefiere no jugar si en la mesa hay más hombres que mujeres. Además, su orden de preferencia para jugar sería: su propia casa (27%), la casa de un amigo (22%), online (8%) y, por último, el casino (5%).

En cualquier caso, indagando un poco más sobre lo que consideran intimidación en este estudio, las encuestas muestran que los comportamientos más intimidatorios para las mujeres son los sexistas (55%), las agresiones verbales (51%) y la conducta ruidosa (42%). De estas tres categorías solo la primera es una cuestión relativa al género ya que las otras dos pueden resultar también intimidatorias entre hombres.

El estudio simplemente arroja datos, pero no esgrime ninguna conclusión a raíz de ellos. Si nos tuviéramos que mojar un poco al respecto, diríamos que, que el poker haya sido tradicionalmente un entorno en el que predominan los hombres ha penalizado y sigue penalizando el acceso de las mujeres. Además, si sentarse a una mesa de poker para tratar de ganarle dinero al resto de jugadores ya es, de por sí, un entorno hostil, es comprensible que muchas de ellas se sientan algo más intimidadas en este entorno en el que predomina el sexo opuesto. Es deber de todos los jugadores hacer que las mujeres perciban el jugar al poker como una gran experiencia y, al mismo tiempo, es deber de todos recriminar actitudes sexistas en los tapetes. More women is better.

Comentarios