Campeonato de España de Poker El Main Event del CEP volvió a brillar en Casino Barcelona

Un total de 158 entradas se contabilizaron en los primeros 8 niveles de un torneo que alcanzó registros superiores a los del año 2020.

Algo más de un año y siete meses ha tardado el Campeonato de España de Poker en recuperar la sonrisa para dar paso a una nueva temporada. Fue un 17 de febrero de 2020 cuando, ajenos a lo que ocurriría solo unos días después, celebrábamos la flamante victoria del vasco Iñaki Aguirre en la primera etapa del recién comenzado año. Mucho ha llovido desde entonces, pero ya se sabe que no hay mal que cien años dure. 

Kreri Mohamed relajando la mano de atizar
Kreri Mohamed relajando la mano de atizar

Ayer, el Main Event del decano de los circuitos españoles de poker retornaba a las mesas con un calendario que incluirá cuatro días 1 y dos días posteriores. Para sorpresa de todos, ese inicio fue espectacular y permitió al torneo registrar números mejores a los contabilizados en las últimas temporadas en esta misma parada. Había ganas de poker y eso se notó en el ambiente. Los jugadores, que han sabido adaptarse a la perfección a las normas impuestas por las restricciones actuales, fueron llegando con cuentagotas e impregnando el ambiente de un buen rollo descomunal. Había ganas de poker, pero también de abrazar, aunque solo fuese con la mirada, a la gente del mundillo. 

Fueron solo 57 jugadores los que se presentaron puntuales a la cita, pero ese número fue creciendo hasta el cierre del registro, que llegó con el final del nivel 8. Las pantallas marcaban 158 entradas totales, entre las que estaban las realizadas por habituales de esta parada como Josito Bordas, Iñaki Barreiro, Leo Margets, Carlos Ávila, Younesse Oualgassi o Luis Mata, que por desgracia para ellos no corrieron la misma suerte. De hecho, de ese grupo solo dos primeros y el último lograron pasar el corte. Mata lo hizo con unos escasos 59.000 puntos, Bordas con 60.000 y Barreiro un poco más holgado con 157.000. 

Muchos de los que fueron llegando con el evento principal empezado venían rebotados del High Roller, que disputaba el Día 2 tras haber registrado 143 entradas y que hoy mismo volverá a la acción con solo 18 supervivientes. El viaje lo hizo el ya mencionado Iñaki Aguirre y le salió bien, ya que cerró su bolsa con 170.500 puntos en el Main Event, pero también lo intentaron otros como Ignacio Molina o el profesor de EducaPoker Edgar Cabacas, que en su caso mordieron el polvo tanto en las altas estacas como en el "torneo del pueblo".  

El field se redujo rápido superado el nivel 8. Tanto, que a la cena, que el field degustó en dos turnos diferentes durante el nivel 10, llegamos con solo 58 supervivientes, es decir, con 100 víctimas del primer toque de corneta. Si sobrevivieron a esa vorágine, y a la que estaba por venir en los dos siguientes niveles, jugadores como Diego Cardona (83.500), Aitor Pallarés (87.500), Pablo Navarro (103.000), Oliver Paz (227.000) o Manuel Chico López (233.500). 

Sin embargo, ninguno de ellos logró estar a la altura del líder absoluto de esta primera jornada, Kreri Mohamed, que sin llamar demasiado la atención acumuló 370.500 puntos, o lo que es lo mismo, más de 12 stacks iniciales en 12 niveles de 50 minutos. Solo el siempre divertido Ariel Faskowicz pudo acercarse un poco, aunque se quedó lejos con 285.000 puntos

El día, que había comenzado a las 12 de la mañana, algo inaudito en una etapa del CEP, tuvo también otro alicientes. Por ejemplo, el de ver qué jugador domaba a los caballos del High Roller, que fueron muchos y muy buenos. Por ahí se dejaron ver Toni Sáez, Juan Maceiras, Jon Gurrutxaga, Albert GranéDani Rueda, pero ninguno logró estar a la altura de lo conseguido por el jugador local Samuel Hernández, que acumuló 598.000 puntos que le dan muchas opciones de pelear por los 35.000€ que va a recibir el campeón. 

Los jugadores de este evento volverán al juego a las 13:00, pero por el momento lo harán para pelear por el dinero, ya que solo 16 de los 18 supervivientes van a poder pasar por caja. 

La guinda del pastel a este primer día de Main Event la puso una jugadora que es historia pura del poker nacional, Margarita González "Marga". La gallega no era favorita en las apuestas para ganar el Mini CEP, un torneo que registró 377 entradas, tras pasar el corte del primer día de juego con 172.000 puntos, pero se abrió paso entre los supervivientes y demostró que la experiencia es un grado. Suya fue la victoria final y los 13.000€ mondos y lirondos que se habían reservado para el que alcanzase la primera posición. 

El poker en vivo está brillando de nuevo esta semana en Barcelona, pero lo mejor de todo es que todavía nos quedan muchos días por delante para disfrutar. La acción volverá a las mesas a las 12 de la mañana de hoy miércoles, 22 de septiembre, y será entonces cuando tengamos otra historia que contar. Quién sabe, con un poco de suerte quizá sean más. 

Antes de finalizar la jornada tuvimos la oportunidad de charlar con Salva Suriol, nuevo responsable del Campeonato de España de Poker, para que nos contase cómo está arrancando esta para del CEP. 

Despedimos con la crónica en vídeo creado por Eloi Cabacas, que para los que no gustan de leer viene muy bien.

Comentarios