¿Gandía Shore te sabe a poco? Prepárate...

Johnny Chan conducirá un reality de poker en Las Vegas donde, aunque parezca imposible, hay más clichés que silicona.

El poker será el hilo conductor de un nuevo reality show llamado Full House, cuyo máximo atractivo para los aficionados es la presencia de las leyendas de las WSOP, Johnny Chan y Doyle Brunson.

Cinco supuestos jugadores profesionales de poker, shurmanos dignos de un casting tróspido para ocupar el trono de Gandía y viceversa, se establecerán en la mansión que tiene Johnny Chan en Las Vegas y nos regalarán emocionantes sesiones de poker y de meneo de cadera al ritmo de los DJs de Nevada, para nuestro solaz y recreo.

No contento con compartir techo con semejante cartel, Chan admite emocionado haber bancado con 200.000$ a cada uno de ellos. Sin saber muy bien cómo, dos elegidos intentarán cada día perder el dinero en una partida de full ring para, suponemos, dejar paso a otra recua de elementos de igual o peor catadura.

La presentación de los tópicos hechos carne es para mear y no echar gota. Uno tras otro, sin una pausa para reponerse de la impresión, desfilan por nuestra pantalla el supuesto euro-playboy, el juerguista, el matemático, el abusón y la jamonaza, dispuestos a darlo todo en las pistas de baile y hacer como que en la agencia de actores les explicaron medianamente cómo se juega a esto mientras escuchan las conferencias de estrategia de un Chan metido a telepredicador.

Nuestra labor es informar y por eso nos lo hemos tenido que tragar. A partir de aquí, nos lavamos las manos. Las quejas, al maestro armero y al oftalmólogo, que esto para los ojos tiene que ser malísimo. 

Comentarios