Jeremy Ausmus, el padre de familia de los October Nine

El shortstack de los October Nine no responde al perfil sociológico del grinder típico, y no quiere un reloj caro.

Jeremy Ausmus partirá el 28 de octubre con el stack más corto de la mesa final del Main Event WSOP 2012. Pero el short stack de este torneo con una estructura tan profunda aún puede dar mucha guerra ya que sus 9.805.000 puntos se convierten en 32bb.

El perfil de Aumus es bastante singular dentro del mundo de los profesionales del poker. Tiene 32 años y vive en Las Vegas donde grindea a diario en el Bellagio. Pero ahí se acaba para Jeremy el mundo del poker.

Tras sus sesiones diarias, regresa al hogar donde vive con su mujer y su hija de casi dos años. Además, otro bebé está en camino. Ausmus es un auténtico padre de familia (solo hay que ver la foto de su perfil en Twitter)... Padre de familia grinder.

Regular del cash, solo suele jugar torneos en las WSOP. Este año ha conseguido nueve cajas.

Os dejamos con la entrevista que las WSOP le realizaron el día después de llegar a la mesa final.

¿Desde cuándo eres profesional?

Me mudé a Las Vegas en 2005 para dedicarme a ello a tiempo completo. El poker ha sido mi única fuente de ingresos desde 2004.

¿Y qué hacías antes?

Estaba en la universidad. Trabajaba en una tienda de armarios. Cosas de madera. También me dediqué a eso durante la secundaria.

¿Te gustaría volver a eso algún día?

Quizás. A mí mujer sí que le gustaría que lo hiciera, y así le haría todas las cosas de la casa.

Tienes dos hijos, ¿verdad?

En realidad, uno y otro en camino. Sale de cuentas el 3 de noviembre pero puede que se adelante. Quizás sea durante los días de la mesa final.

¿Cuál es el plan si tu mujer se pone de parto durante la mesa final?

Supongo que ella querrá que siga jugando. Esto seguro.

No es una mesa final cualquiera. Vaya situación extraña...

Sí, es una locura. Va a ser una semana muy ajetreada, puede que un día muy ajetreado. ¿Quién sabe? Ya veremos.

Es un poco abrumador que todos estos grandes acontecimientos de tu vida te ocurran al mismo tiempo, ¿verdad?

Supongo que sí. Pero estoy tranquilo. Puede ser un poco estresante pero, ¿qué le vas a hacer? Además, son todo cosas buenas.

Con un bebé en camino, ¿vas a pasar la mayor parte del tiempo hasta la final preparándote en casa?

Sí. Normalmente juego a tiempo completo. Probablemente voy al Bellagio a jugar cash cuatro veces a la semana. Ahora, con todo esto, creo que me voy a relajar. Tengo un viaje previsto a las costa este para ver a unos amigos. Pero seguro que acabo jugando, aunque quizás no 30 o 40 horas a la semana como suelo hacer normalmente. Probablemente habré jugado unas 300 horas en estas Series Mundiales así que me merezco un descanso.

¿Viajas mucho para jugar o lo haces principalmente en Las Vegas?

Con la familia no viajo demasiado. Juego cash en el Bellagio. Antes jugaba principalmente online pero desde el Black Friday juego cash en vivo. Rara vez viajo para jugar torneos. Juego todo lo que puedo de las WSOP y también voy al LA Poker Classic en Los Angeles.

¿Cuántos eventos has jugado en las WSOP este año?

Muchos... 28 o 30.

Has hecho caja en nueve eventos este año. ¿Crees que has jugado bien o has runeado bien?

Probablemente un poco de ambas. No es que sea el mejor jugador del mundo por haber hecho nueve cajas pero tampoco creo que cualquiera pueda hacerlo, así que creo que ha sido un poco de todo.

¿Cómo viste el Main Event? ¿Pensaste en algún momento que no ibas a conseguirlo?

Pues sí. Estuve corto unos cuantos días. Bajé a 20-30 ciegas unas cuantas veces y en varios días, pero me mantuve positivo y busqué las oportunidades para volver a engancharme. Tuve situaciones set over set contra tres jugadores en este torneo. En el día 4 o 5 fui all-in en el turn con damas, el tipo tenía trío de ochos y cogí una dama en el river, así que, si cuentas esa, tuve set over set cuatro veces, lo cual es bastante ridículo.

¿Cómo comenzaste a jugar al poker?

En la universidad. Es bastante divertido. Vi “Rounders” y me dio que pensar. Siempre me han gustado los juegos, los videojuegos, el ajedrez, los juegos de estrategia, y el poker. Así que cuando vi “Rounders” me pregunté si podría ser capaz de vivir de esto. Ni siquiera sabía si era cuestión de suerte o de habilidad. Fui a Barnes & Nobel, me compré un libro y me dije: seguro que puedes ganarte la vida con esto. Estaba realmente intrigado y me compré más libros sobre el tema. Fue un hallazgo enorme. Después conocí a más personas a las que les gustaba jugar y comencé a ir a algunas partidas en mi ciudad. Empecé a ir los fines de semana al casino Black Hawk en Colorado, donde vivía. Así empecé a escalar más y más, a jugar mucho, ganar y mejorar.

¿Tuviste éxito desde el principio? ¿Fue algo natural?

Pues sí. Me fue bien desde que empecé. No en Internet, pero podía ganar en las partidas que frecuentaba en mi ciudad.

La historia de un profesional del poker no suele tener mucho que ver con la de un padre de familia, algo bastante inusual en este trabajo.

Sí, seguro. Aunque creo que esto es algo bueno. Tengo un buen equilibrio. Muchos de esos chicos viven, respiran y se alimentan de poker, así que acaban siendo muy buenos. Eso les lleva a lo más alto. Pero también está bien salir de eso en algún momento. Mi mujer y mi hija me dan una vida más allá del poker y es bueno tener ese descanso. Sigo teniendo amigos del poker claro. He trabajado con ellos durante años hasta llegar aquí. Pero la verdad es que sí; ser padre de familia en el poker me convierte en una minoría. 

Si acabas en la novena posición, ¿vas a darte algún capricho?

Pues probablemente no. Quizás pague mi casa o alguna otra cosa de responsabilidad. No creo que me compre un reloj bonito o algo así. Ya hay demasiados jugadores de poker con relojes bonitos. Yo llevo años con este y aquí estoy. No soy el tipo de tío que se compra un reloj caro. Pagaré alguna deuda y añadiré el dinero a mi bankroll. Hemos pensado también en remodelar un poco la casa.

Al final vas a tener esos armarios de madera.

Sí.

Comentarios