¿Dónde están los límites de un apuesta absurda?

Rory Young y Rich Alati han cruzado la apuesta más bizarra que recordamos entre dos jugadores de poker, algo que nos lleva a cuestionarnos dónde están sus límites.

En una época en la que el debate sobre dónde están los límites del humor se encuentra tan de actualidad (y en el que por cierto, no pretendemos entrar), hoy nos planteamos una pregunta al hilo de esta: ¿Dónde están los límites de una apuesta? Nos explicamos:

Rory Young (Izquierda) y Rich Alati (derecha) / PocketFives
Rory Young (Izquierda) y Rich Alati (derecha) / PocketFives

Recientemente, redes y foros se han hecho eco de una apuesta que han protagonizado Rory Young y Rich Alati y que a nuestro entender, sobrepasa de largo todas las absurdeces que hemos podido leer y escuchar hasta la fecha con dos (o más) jugadores de poker como protagonistas. Disfrazarse de cualquier cosa absurda para jugar un torneo, bañarse en agua helada, recorrer distancias kilométricas en bici o a pie, adelgazar un gran número de kilos en tiempo récord... Paparruchas y lo comparamos con lo que recientemente se estaba planteando y que de hecho, a día de hoy es ya una realidad en curso.

Rory Young y Rich Alati han puesto 100.000$ encima de la mesa en un reto que diríamos no tiene precedentes (¡y menos mal!). ¿La apuesta? Alati debe pasar 30 días encerrado en un baño, a oscuras y sin ningún tipo de comunicación con el mundo exterior. Si completa los 30 días, gana 100.000$, si se retira, Young será quien se lleve esa cifra. 

Los detalles de cómo se gestó la apuesta los conoce Lance Bradley, quien los describe en PocketFives.com. Rory Young fue quien comenzó narrando lo sucedido:

Un día estaba yo en el Bellagio y vi que un chico estaba sentado en una mesa con unos 40.000$ delante de él y esperando a que alguien le diera acción. Me senté y empezamos a jugar. El tipo me cayó tan bien y tuvimos conversaciones tan interesantes, que seguimos jugando durante dos días. En un momento dado, le solté una pregunta que suelo hacer a menudo: '¿Cuánto tiempo crees que podrías estar en una habitación oscura sin interacción humana?'

Al parecer, en su tiempo como jugador de poker y dada las veces que ha lanzado esa misma pregunta, Young ha escuchado infinidad de teorías, yendo siempre el rango de respuestas entre 20 y 25 días, sin embargo, cuando Rory Young le soltó esa pregunta a Rich Alati, éste le sorprendió con una respuesta que superaba los 30 días. 

Esa respuesta de Alati me resultó interesante, así que le pregunté si se había planteado apostar al respecto". 

Sí, pero tendría que ser una gran cantidad para que me merezca la pena".

Pronto Young constató que esa gran cantidad significaba algo entre 50.000$ y 100.000$. Poco después de media hora de conversación, la apuesta se encontraba en curso.

Al parecer, como la naturaleza de la misma es tan particular, se dieron un tiempo de margen. Cada uno de ellos depositó 5.000$ en manos de un jugador de la confianza de ambos. Si cualquiera de los dos se echaba atrás, el otro se llevaría los 10.000$. Si por el contrario, pasaba el tiempo estipulado y ambos mantenían su palabra, la apuesta con 100.000$ por cabeza echaría a rodar.

Y así ha sido. La apuesta ya está en funcionamiento y estas son las condiciones (extremas a nuestro entender). 

  • Oscuridad total
  • No hay electrónica ni ningún dispositivo que emita luz
  • No se permiten las drogas, alcohol ni tabaco
  • Se permite cualquier tipo de comida que quiera
  • El equipamiento consiste en una cama, una ducha y una bañera
  • Se permiten artículos de higiene

El restaurante encargado de proporcionar la comida de Alati es Flower Child, un restaurante ecológico de Las Vegas. Alati cuenta en su habitáculo con una nevera, donde tiene permitido almacenar fruta cortada, leche de almendras, cereales y algunos otros items para su consumo cotidiano. Por lo que a la comida respecta, los protagonistas de esta apuesta convinieron en que se entregara cada tres a seis días, de forma aleatoria, y a horas aleatorias, para que así Alati pierda la noción del tiempo y no sepa tampoco la hora que es.

El tema de la seguridad y la integridad de la apuesta tampoco ha escapado a Rory Young. Se han instalado cinco cámaras de de visión noctura las cuales permiten tanto a Young como a los familiares de Alati seguir su evolución, dejando solo a su intimidad el cubículo en el  que el encerrado hace sus necesidades más íntimas. Por si existiera cualquier deseo de enturbiar la apuesta con algo de contrabando o similar, Rory Young exigió que Alati se sometiera de forma diaria a análisis de orina en busca de cualquier tipo de sustancia prohibida, a lo que Alati accedió. 

Por si todo esto no fuera poco, otra de las cosas que llama la atención es que se hayan jugado esta apuesta con odds 1:1. Rory Young sabe que en ese aspecto, su ventaja es enorme:

No creo que siquiera haya pensado en ello, simplemente tuve la sensación de que quería hacerlo y ya está. Supongo que tuve suerte en ese sentido. Seguramente las verdaderas probabilidades sean de entre 5 y 10:1. Si lo paras a pensar, en caso de que Alati gane su hourly sería de 140$/h. Es un bun hourly, pero no si lo comparamos con el esfuerzo al que se tendrá que someter.

Dicho todo lo anterior, la apuesta a día de hoy ya está en marcha. Una de las personas que está siguiendo de cerca la evolución de Rich Alati es su hermana, quien intentó convencer a su hermano para que no llevara a cabo esta apuesta:

Trató por todos los medios que no lo hiciera, pero Alati no escucha a nadie".

Con todo lo anterior expuesto, Rory Young sabe que Rich Alati se expone a serios problemas de salud, tanto durante como después de la apuesta, pero ni eso ni nada de lo anterior hace que se cuestione la moralidad de la apuesta:

Creo firmemente que aquí hay dos adultos en pleno uso de sus capacidades mentales llevando a cabo una serie de decisiones voluntariamente, sin hacer daño a un tercero, por lo que moralmente no encuentro totalmente justificado. No tengo ningún problema con el lado ético de esto. Lo tendría si estuviéramos hablando de un freeroll. Ahí sí podría encontrar problemas morales, pero no en este caso.

Con el anuncio de esta apuesta cuyo reloj ya ha empezado a correr, aparecieron otros jugadores interesados en conocer las condiciones. Huck Seed fue uno de ellos, aunque él manifestó que podría también hacerlo aunque por mucho más dinero (un millón) y en unas condiciones más extremas, aunque del dicho a los hechos, seguro que habría un trecho.

Expuesto todo lo anterior gracias al testimonio de Rory Young viene cuando nos preguntamos dónde están los límites de las apuestas. A nuestro entender, la apuesta es totalmente extrema y si bien hay una conformidad por ambas partes, la esencia de la apuesta roza el atentado contra los derechos humanos, al fin y al cabo no dista mucho de lo que puede sufrir un reo en aislamiento máximo. 

¿Qué opináis?

Comentarios