Mikel Arana defiende la nueva regulación y afirma que la amenaza del juego ilegal "no se sostiene"

El nuevo presidente de la DGOJ atendió a periodistas de eldiario.es para responder a las preguntas suscitadas por el borrador que publicaron la semana pasada y que tanto revuelo ha levantado en el sector.

Un par de meses atrás, cuando todo el país estaba confinado en su casa, el ministro de economía, Alberto Garzón, y su equipo, modificaron los requisitos para el nombramiento del director de la DGOJ para que en el futuro este no necesitara ser funcionario del Estado. Tan solo unos días después, Juan Espinosa anunció que dejaba la presidencia de la Dirección General de Ordenación del Juego de forma voluntaria.

La marcha de Espinosa dio paso al nombramiento de Mikel Arana como nuevo presidente de la DGOJ, un nombramiento de un perfil más político y con recorrido en el partido, ya que había ejercido como portavoz de Izquierda Unida en el Parlamento Vasco en el pasado.

Su nombramiento generó muchas dudas sobre las posibles consecuencias que este podría acarrear. Juan Espinosa fue el padre de la liquidez compartida y conocía muy bien el sector del juego, de hecho había sido el encargado del primer borrador de la ley de publicidad publicado en Enero.

La incertidumbre invadió al sector convirtiéndose en el pan de cada día durante los últimos meses. La semana pasada, Garzón presentaba en Bruselas un borrador para la nueva Ley del Juego en el que se restringía la publicidad del sector casi en su totalidad a excepción de la franja horario de 1 a 5 de la mañana entre otras muchas medidas.

Mikel Arana ha atendido a los periodistas de elDiario .es para realizarle una extensa entrevista en la que tratar diversos temas.

La entrevista en sí no nos ha dejado ningún titular demasiado interesante, pero sin embargo hace referencia a un par de cuestiones que detallamos a continuación. Por un lado, esta fue su respuesta cuando le preguntaron por qué estaba tratando de forma diferente a las empresas privadas y a las públicas como la ONCE y LAE en el borrador respecto a las restricciones publicitarias:

No es una cuestión de trato de favor. Es un trato distinto porque son cosas distintas. Así de sencillo. Este decreto lo que hace es desarrollar una ley, la Ley del Juego, que define diferentes tratamientos para diferentes tipos de juegos y operadores. Está la reserva de ley, destinada exclusivamente a ONCE y SELAE, y el título habilitante, para los operadores con ánimo de lucro. Lo que hace es distinguir sobre la base de dos elementos: que haya o no ánimo de lucro, que yo creo que es fundamental de cara a ver cuál es el tratamiento; y que la obtención de premios sea algo diferido o instantáneo.

A cualquiera se le puede explicar de manera muy sencilla que los problemas que pueda generar un premio diferido a efectos de consumo problemático no son los mismos que los de un premio instantáneo. Si alguien compra lotería o el cuponazo en septiembre y tiene que esperar hasta diciembre para saber si le ha tocado o no, generar un consumo problemático ahí es mucho más complicado que si no hay un tránsito temporal entre la adquisición y el premio, de manera que las compensaciones, etcétera, funcionan y pueden generar consumos problemáticos. Yo creo que la propia ley también se basa en ese elemento para hacer esa distinción entre operadores. A partir de ahí, hemos hecho eso, desarrollar la ley con las mismas distinciones que tiene la propia ley. Es así de sencillo. Por lo tanto, discriminación, ninguna. ¿Trato diferente? Claro. Es que la ley nos obliga a hacer un trato diferente. Y yo creo que la ausencia de ánimo de lucro también genera un trato diferente, incluso desde el punto de vista social. La percepción no es la misma.

Arana justifica esa diferencia de trato apoyándose en la obtención de premios en diferido haciendo referencia al tiempo que pasa entre que compras la Lotería de Navidad y llega el sorteo. La cantidad de sorteos que estas empresas públicas realizan de forma diaria, semanal y mensual, además de los sistemas de premio directo como los conocidos "rascas" no parecen suponer un problema para la actual dirección.

Por otro lado, al ser preguntado respecto al juego ilegal y un posible aumento, Arana ha declarado lo siguiente:

Aumento de juego ilegal significativo, dentro de un orden, es algo que hemos empezado a percibir desde hace dos años aproximadamente. Pero estamos hablando de un 2-3% del mercado total online, que supone el 7% del mercado del juego. ¿Ha habido un aumento significativo en el periodo de pandemia de juego ilegal? No. Ha mantenido el aumento que venía teniendo de los períodos anteriores. La DGOJ está muy empeñada y ocupada en combatir el mercado ilegal. En el último trimestre cerramos más de cuatrocientas webs. Nos dedicamos a eso y también combatimos y sancionamos al mercado ilegal.

Por tanto, ¿va a haber un aumento del mercado ilegal? No debería. Porque entre otras cosas, el mercado ilegal al jugador no le ofrece ninguna garantía. Si un jugador decide acudir ahí, está asumiendo un riesgo y me da la sensación de que los jugadores no quieren asumir más riesgos que los del propio juego de azar. Es importante subrayar que una web de apuestas que sea ‘puntocom’ no tiene título habilitante de juego en España. No es lo mismo que una web ‘puntoes', que normalmente tendrá título habilitante. Me da la sensación de que hay jugadores que no conocen esto: cuando tú entras en una ‘puntocom’ de juego desde España, si te tocan 300.000 euros y no te los pagan, no puedes acudir a la DGOJ, porque estás en el mercado ilegal.

Esa amenaza de que todo lo que sea regular el mercado legal implica un aumento del juego ilegal no es real. Los datos dicen que no es real y no se sostiene. Los sectores hay que regularlos, independientemente de que puedan surgir sectores paralelos desde el punto de vista de la ilegalidad que nosotros combatimos, que la Policía combate y que al jugador no le ofrecen ninguna garantía.

Son declaraciones que están muy alejadas de la realidad, y entendemos que las hace por puro desconocimiento ya que solo hace falta remitirnos a 2012 cuando se reguló el juego en nuestro país. En aquel entonces asistimos a un trasvase masivo a operadores ilegales y vimos a un gobierno que fue incapaz de contener esa fuga a través de VPNs.

Respecto a esto, la asociación europea EGBA ha publicado un comunicado que han compartido los compañeros de SectordelJuego.com en el que aseguran que el reglamento de publicidad del ministro Garzón provocará un aumento del juego ilegal. Este es el comunicado completo:

"El Ministerio de Consumo de España ha propuesto cambios en las reglas de publicidad del país para los juegos de azar en línea que conducirán a una prohibición casi completa de la publicidad en el sector. La Asociación Europea de Juegos y Apuestas (EGBA) cree que las propuestas conducirán a que más jugadores en línea del país jueguen en sitios web no autorizados o regulados en España y perjudiquen gravemente a los clubes de fútbol del país que intentan recuperarse de las consecuencias financieras. de COVID-19.

Según las propuestas, la publicidad solo se permitirá entre 1: 00-5: 00 a.m., sin excepciones para eventos deportivos, una prohibición total del patrocinio de juegos en camisetas, kits y estadios deportivos, y una prohibición de bonos de bienvenida. Las loterías del país, que representan el 65% de los ingresos del mercado del juego, serán exceptuadas de los elementos principales de estas restricciones. Se espera que el gobierno finalice las propuestas en otoño de este año, con un período de implementación de 3 meses previsto para que las compañías de juego se adapten a los nuevos cambios.

El juego en línea no regulado podría empeorar aún más

La publicidad juega un papel esencial en dirigir a los consumidores a los sitios web de juegos de azar que están permitidos en España y su ausencia hará que los ciudadanos sean más susceptibles a jugar en sitios web de juegos de apuestas que no tienen licencia, regulación, no pagan impuestos y no aplican ninguna de las medidas de protección al consumidor que se requieren. El juego no regulado en España ya es un problema: 414 sitios web de juego no regulados fueron bloqueados por la autoridad de juego del país solo en abril-mayo de este año, más del doble del número total de sitios web no regulados (196) bloqueados por la autoridad en 2019.

Impactos financieros negativos en los clubes de fútbol

Las propuestas también tendrán un impacto negativo en 41 de los 42 clubes de fútbol de La Liga, que actualmente se están recuperando de las consecuencias financieras de COVID-19, lo que les costó hasta 80 millones de euros en ingresos publicitarios perdidos. Las apuestas deportivas son responsables del 56% de los ingresos del mercado de juegos de apuestas en línea de España y el desacoplamiento de la publicidad de juegos de apuestas del deporte reducirá estos ingresos y los impuestos pagados sobre ellos. Otro efecto contrario de las propuestas es que pueden obligar a algunas compañías de juego autorizadas a reducir las importantes tarifas de derechos que pagan a La Liga por la transmisión en vivo de fútbol.

Maarten Haijer, Secretario General, EGBA: “La publicidad tiene un papel crucial para informar a los consumidores qué sitios web están regulados y cuáles no. La prohibición de publicidad casi absoluta propuesta en España privará a los jugadores españoles de cualquier información donde puedan jugar en un entorno seguro y protegido. Esto es altamente contraproducente e instamos a las autoridades españolas a que reconsideren las propuestas y se centren en una regulación estricta de los contenidos de la publicidad. Estamos totalmente de acuerdo en que la publicidad debe ser responsable, tanto en términos de contenido como de diseño, y es por eso que recientemente publicamos un código de conducta sobre publicidad responsable. El código ofrece formas prácticas en las que la publicidad de juegos de apuestas se puede llevar a cabo de una manera socialmente responsable y como un conducto para informar a los ciudadanos sobre importantes medidas de protección al consumidor, como restricciones de edad y herramientas de juego más seguras. Finalmente, eximir a las loterías estatales, que representan dos tercios del mercado de juego de España, de las restricciones es injustificado, proteccionista y discriminatorio ".

Comentarios