Las prop bets más curiosas de los jugadores de poker: Vol. 2

Segunda entrega de las apuestas más locas entre los jugadores de poker. Esta semana con Phil Ivey, Phil Hellmuth, Tom Dwan o John Juanda, entre los protagonistas. No te pierdas las calentadas más curiosas de algunos de los jugadores más reputados de poker.

Como os contamos en la primera parte de esta saga de apuesta curiosas, algunos jugadores de poker tienen un pequeño gambler incontrolable dentro de sí mismos, por lo que la cantidad de apuestas curiosas relacionadas con el sector son incontables. 

En esta segunda entrega, os traemos otra remesa de prop bets macabras entre jugadores de poker. En esta selección, tenemos a algunos de los jugadores más reputados de la historia del poker, dando rienda suelta a su imaginación. 

Tom Dwan riega 50.000$ al ajedrez

La apuesta por convertirse en Gran Maestro de ajedrez que se está planteando Mike McDonald no es la primera prop bet que relaciona ambas disciplinas, Tom Dwan ya fue participe de una apuesta relacionada con el ajedrez. 

El mítico jugador de High Stakes apostó 50.000$ a que podía derrotar a un maestro de ajedrez si le daba ventaja de una pieza, concretamente, una de las torres. Tom fracasó estrepitosamente. 

Su rival, Greg Sahade, hermano de la jugadora profesional de poker y maestra de ajedrez, Jen Sahade, le dio una paliza para regocijo de Phil Galfond, testigo del duelo: "¡Perdió ... decisivamente!"

Phil Ivey se hace vegetariano

Phil Ivey, uno de los mejores jugadores de poker de todos los tiempos se enzarzó, precisamente con Tom Dwan, en una divertida apuesta. 

Mientras compartían mesa en una partida de televisión en vivo, Dwan le sugirió a Ivey una apuesta por valor de 1.000.000$ que no podía estar un año entero sin comer carne

Phil, que estaba intentando mejorar sus hábitos de vida en ese momento, pensó que la apuesta sería una motivación extra para alcanzar su objetivo y aceptó.

Ivey no duró mucho. Después de aguantar sus ansias de carne... nueve días, se acercó a Dwan y terminó comprando la apuesta por 150.000$. Easy money.

Dan Bilzerian, de LA a Las Vegas en bicicleta en 48 horas

Un clásico. El empresario Bill Perkins, uno de los más activos a la hora de involucrarse en apuestas de este estilo, desafió a Dan Bilzerian a pedalear en bicicleta desde Los Ángeles hasta Las Vegas en menos de 48 horas. La distancia entre ambas ciudades es de 263 millas, eso sí, la recompensa merecía la pena, 600,000$, así que Bilzerian aceptó.

No muchos confiaban en que pudiese lograrlo, pero Bilzerian se tomó las cosas en serio. Se gastó 150.000$ en su preparación y trabajó con Lance Armstrong para aumentar su resistencia.

Al final logró completar el desafío en 33 horas, aunque se generó cierta controversia, ya que supuestamente, según algunos apostantes, se aprovecho de ir detrás de la camioneta que estaba filmando el evento.

Ted Forrest se pone a dieta

Una de las categorías de apuestas más típicas son las que involucran el peso. En este caso, os traemos una que genero su correspondiente ración de salsa.

El jugador profesional estadounidense Mike Matusow "The Mouth", apodado así por sus salidas de tono, apostó 2.000.000$ en 2010 contra Ted Forrest a perder peso y pasar de 181 libras a 140 libras en poco tiempo .

A Forrest no se le permitía usar ningún producto diurético, ni amputar ninguna parte de su cuerpo para pesar menos. Hay que atar bien todos los cabos.

Anteriormente, en el año 2008, Forrest había desafiado a Matusow, que pesaba 250 libras, a llegar a 181 libras por $ 100,000. Matusow aceptó y lo logró.

Entonces, cuando llegó el turno de Forrest, decidió contratar un entrenador físico y trabajó muy duro para perder peso. Lo consiguió, pero Matusow solo terminó pagando 70.500$. Forrest no estaba contento y reclamó públicamente en Twitter en el año 2014 que le pagase, pero parece ser que aún no ha recibido el dinero. 

John Juanda se pone fuerte

Otro ejemplo de apuestas relacionadas con el peso es John Juanda, quien consiguió una transformación física espectacular, gracias a pequeñas prop bets con un amigo.
 

Según cuenta John"un amigo y yo nos tomamos unas copas de más y comenzamos a hacer estas delirantes prop-bets y side bets en cosas como correr, hacer pull-ups (dominadas) y demás. Me apostó que no podría hacer más de 20 pull-ups en seis meses, lo que fue una mala apuesta en retrospectiva porque en el momento solo podía hacer 6. Cuando vi que no había tanto progreso, decidí ir a fondo. Incluso hicimos una carrera donde él hacía 50 metros con una pierna y yo 100 corriendo. Pensé, si era más lento que él con una pierna, estaba en problemas. Todo esto generó en unos meses de duro entrenamiento y dedicación” . Parece que no le sentó nada mal.


 

John Hennigan y sus vacaciones fallidas en Iowa

Segun Howard Lederer, al jugador de poker John Hennigan le ofrecieron una apuesta que consistía en que no era capaz de pasar seis semanas tranquilo en Iowa, sin pisar un casino. No está clara la cantidad de la apuesta, algunas fuentes afirman que fueron 50.000$, mientras que otras hablan de 100.000$.

Sea como fuere, lo que parecía una apuesta sencilla, se terminó complicando, ya que Hennigan, tras pasar tan solo 2 días en Iowa compró la apuesta y regreso tímidamente a Las Vegas.

Hellmuth gana un punto profesional de tenis por 23.000$

Una de las apuestas que acaparó noticias en los principales medios del sector en su día, fue la que realizó Phil Hellmuth, el jugador, que cuenta con el mejor palmares en las WSOP y que últimamente se ha visto de nuevo en el centro de los focos por las críticas y defensas sobre su juego, apostó que era capaz de restar un saque de un jugador profesional de tenis.

En el caso de lograrlo en 20 intentos, Phil Hellmuth se llevaba 7.000$, y los servicios por encima de las 80 millas por hora, no contaban. Además, si conseguía realizar un punto, se llevaba otros 16.000$. Phil devolvió el saque y además, consiguió el punto. Cosas de Phil.

El arte de las paletas de ping-pong

Una leyenda de las apuestas, para muchos el mejor apostante de la historia. Una de sus apuestas más famosa fue cuando desafió a Bobby Riggs , un ex campeón de tenis, a un partido de tenis de mesa. La única condición de Slim era que podía elegir las paletas que usarían en el partido. Apareció con dos sartenes, tras haber practicado en secreto con ellas durante meses. Ganó el partido.

Años después, repitió con éxito el truco contra un campeón taiwanés de ping-pong. Está vez, mientras el campeón taiwanés había estado practicando con sartenes, pensando que sería la herramienta elegida por Slim, este apareció con dos botellas de cristal de Coca Cola, para ganar de nuevo la apuesta.

Comentarios