Los mercados estatales en peligro en USA: Pennsylvania

A pocos días de la primera audiencia de la RAWA, Pennsylvania salta a la palestra representando a los estados que ven en el juego la solución a sus déficits.

A lo largo de los últimos días, hemos venido señalando todo el trabajo que los estados han puesto en la legalización del juego online y que la aprobación de la Restoration of America's Wire Act echaría por tierra.

Hemos estudiado el caso de Nueva Jersey, un mercado cerrado que gestiona el 90% del tráfico actual en Estados Unidos; el de Nevada y Delaware, que exploran el juego interestatal; y el de California, como pieza clave a la hora de convencer a Washington de que el juego estatal no tiene vuelta atrás.

Pero faltaba un capítulo, el de los estados que ve el juego online como uno de los recursos recaudatorios para equilibrar un déficit galopante, y que vamos a poder personalizar en Pennsylvania, el sexto estado más poblado de la Unión.

​El nuevo proyecto de ley, HB649, fue publicado durante el fin de semana, lo que ha contribuido a generar cierta confusión entre los medios. Ahora que avanzan los días, se va aclarando el panorama y parece que las características principales del texto son que la regularización afectaría principalmente al poker online, que se abriría la puerta a la liquidez interestatal y que la famosa cláusula del mal actor brilla por su ausencia.

La razón básica para buscar una aprobación rápida, sin involucrar en principio a los juegos de casino, y de abrir las licencias a todos los operadores es la necesidad de tapar un agujero en los presupuestos que se estima en 2.000.000.000$.

Pennsylvania podría ser el territorio ideal en el que formalizar el nuevo entendimiento entre Caesars y PokerStars. Caesars gestiona el Harrah's Philadelphia y Cardschat considera que una asociación en este estado signifcaría un empujón importante para el gigante del juego tanto en el vivo como online.

Por último, y por particularizar un poco el caso de este estado, hay que indicar que tiene fronteras tanto con Delaware como con Nueva Jersey, lo que podría ser un aliciente extra para dar un alas a un entente interestatal entre todos los mercados activos en Estados Unidos

Comentarios