Biografías de Poker

Amarillo Slim: Gambler, campeón del Main Event y miembro del Salón de la Fama

Esquiu | 06/10/23
Amarillo Slim: Gambler, campeón del Main Event y miembro del Salón de la Fama
Santiago García repasa la vida de uno de los ilustres e históricos del poker, desde sus inicios en las mesas de billar a su ingreso en el HOF, pasando por la instauración del Hold'em en Las Vegas.

En esta nueva biografía hablaremos de una leyenda: Amarillo Slim. El apostador comenzó con el billar y cuando conoció a Doyle Brunson se pasó al poker, donde ganó 4 brazaletes, incluyendo el Main Event de 1972.

En 1992 ingresó al “Salón de la Fama” y falleció en el 2012 a los 83 años. Te invitamos a conocer su increíble vida. 

Infancia, billar y ejército

Thomas Austin Preston Jr. Nació el 31 de diciembre de 1928 en la ciudad de Johnson en Arkansas. Con tan solo 9 meses su familia se mudó a Turkey en Texas y cuando tenía 11 años se mudaron definitivamente a Amarillo.   

En la escuela le iba muy bien y destacaba en matemáticas. A los 15 años empezó a jugar de forma regular en la mesa de billar de la escuela y se volvió un experto. Su habilidad llamó la atención de los apostadores John Kuykendall y Elmer Huneke, quienes le ofrecieron a Thomas hacer un viaje de apuestas por Texas. 

Ese primer viaje le mostró una nueva vida de apostador que no conocía y quedó fascinado. Sus dos mentores ponían el capital inicial para las apuestas y Thomas podía quedarse con un tercio de las ganancias. Empezó a tener dinero propio a los 16 años y nació así su apodo combinando su ciudad y su aspecto físico delgado.

En 1945 el ejército de los Estados Unidos estaba buscando nuevos miembros y con tan solo 17 años Slim decidió unirse para servir a su patria. Aprovechó su habilidad con el billar y fue uno de los encargados de entretener a las tropas con exhibiciones y duelos contra soldados. Estuvo en el ejército hasta finales de 1947. 

Los road gamblers de Texas

En 1959 nació el segundo hijo de Slim y ese año conoció en Texas a dos personas que cambiarían su vida para siempre: Doyle Brunson y Sailor Roberts. Así recuerda Doyle cuando conoció a Slim en su biografía “Godfather of Poker”: 

“Slim tenía un terreno de más de tres mil acres en las afueras de Amarillo, donde criaba ganado y caballos. Sin embargo, sería un error pensar que Slim pasaba largos días y semanas trabajando con ganado en esos años. Era un apostador como yo y ansiaba acción dondequiera que pudiera conseguirla. Sailor y yo nos llevábamos bien con Slim y nuestra asociación rápidamente creció hasta convertirse en un trío bastante exitoso. Éramos buenos amigos, todos nosotros, y me recordaba a mis compañeros de infancia. Con tipos como Sailor y Slim, los momentos aburridos no existían. Eran dos de los tipos más pintorescos que he conocido. Todo el mundo sabía que Sailor, Slim y yo éramos socios. Jugamos con los mismos fondos y también compartimos victorias, pérdidas y gastos”. 

Compartir los viajes también los ayudaba a sentirse más seguros y así lo cuenta Doyle: 

“Fue agradable tener a alguien con quien viajar, pero por razones más importantes que la simple camaradería: nos cuidábamos el uno al otro. Había mucho peligro en el camino; y los tres juntos estábamos más protegidos que si íbamos solos. En los días de Texas de las décadas de 1950 y 1960 cuando había mucho dinero en juego, alguien intentaba conseguirlo. Asesinos, estafadores, tramposos y ladrones eran parte integrante del panorama del juego cuando Slim, Sailor y yo viajábamos por Texas y el sur. La principal amenaza era ser secuestrado, lo que normalmente significaba que te robaran a punta de pistola. Fue divertido en cierto modo, aunque diabólico puede estar más cerca de la verdad. Tenías que preocuparte por ganar el dinero, tenías que preocuparte por que te engañaran mientras intentabas ganarlo, tenías que preocuparte por que te pagaran después de ganarlo y tenías que preocuparte por que te arrestaran antes, durante y después”. 

Una noche Slim estaba descansando en su Hotel luego de una larga partida cuando cuatro personas entraron a la fuerza en su habitación para robarle. Lo ataron con alambre, taparon su boca con cinta y lo dejaron en la bañera del baño. Lo encontró a la mañana siguiente el personal de limpieza del Hotel. 

10 reglas para ser ganador en el poker

En su biografía Amarillo brinda 10 consejos para tener éxito en las mesas de poker:

    1. Jugar más los jugadores que las cartas. 

    2. Elegir bien a tus oponentes. Si no ves a un mal jugadores es porque tú lo eres

    3. Nunca juegues con dinero que no puedes perder. 

    4. Usa un estilo tight y agresivo: no juegues muchas manos, pero cuando lo hagas debes estar dispuesto a ir all-in. 

    5. Siempre debes observar a tus rivales en la mesa. Desde el momento en que te sientas estás trabajando. 

    6. Busca tells en tus rivales antes de ver tus cartas. 

    7. Varía tu juego para que tus oponentes no puedan leerte. 

    8. Elije tu velocidad de juego según la partida: juega lento en un juego rápido y rápido en un juego lento. 

    9. Debes ser capaz de retirarte cuando estés perdiendo y seguir jugando cuando estás ganando. 

    10. Actúa de forma honorable para que siempre puedas ser invitado nuevamente. 

Primeros viajes a Las Vegas

El trío viajó por primera vez a Las Vegas en 1964 y llevaron entre los tres una banca de $100K. Se jugaba la modalidad Kansas City Lowball y el casino con los límites más altos en esa época era el Dunes. Perdieron toda su banca y tuvieron que regresar a Texas derrotados. 

En Sin City todavía no se jugaba al Texas Hold’em y los vaqueros tenían que adaptarse a modalidades que no eran expertos. En su segundo viaje Slim le ofreció a Bill Boyd, el director del Poker Room del Golden Nugget, un duelo de head’s-up freezeout de $100K. A pesar de ser con modalidad Stud Amarillo pudo vencerlo. 

Allí Slim tenía muchas oportunidades para apostar, pero nunca quiso mudarse a la ciudad que nunca duerme:

“Simplemente parecía que había demasiadas personas por ahí dispuestas a orinarse en la pierna y jurar que estaba lloviendo. Para mí, Amarillo siempre será mi hogar, aunque solo sea porque no me gustaría pasar por la molestia de tener que cambiar mi nombre. Aparte de eso, vivir aquí me permite mantener la cabeza despejada y me hace mucho más alerta cuando viajo a Las Vegas, lo que era frecuente entonces y sigue siendo frecuente ahora. Y el poker en esa ciudad apenas estaba comenzando”. 

Luego de varios viajes, en 1967, los vaqueros lograron instalar su modalidad favorita de juego en Las Vegas y el Golden Nugget fue el primer Casino en ofrecerla. Sería el puntapié inicial de una modalidad que crecería con el paso de los años y hoy es la más jugada del mundo.